Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Comparativa de Dying Light 2 en consolas

Las versiones para PlayStation 5 y Xbox Series, frente a frente con lo nuevo de Techland.

Los desarrolladores de Techland tienen una reputación por ser capaces de ofrecer gráficos excepcionales gracias a tu tecnología propia, el C-Engine que mueve el nuevo Dying Light 2. Con la doble intención de abarcar las dos últimas generaciones de consolas y presentar gráficos punteros en el hardware más moderno, el estudio promete una gran densidad en detalle, streaming sin cargas y mejoras en físicas, animación e inteligencia artificial. ¿Nuestras primera impresiones? Dying Light 2 puede verse estupendo, pero no es ningún secreto que es excepcionalmente exigente con la GPU.

En las consolas PlayStation 5 y Xbox Series X se ofrecen tres modos distintos de renderizado, todos ellos ofreciendo algo deseable, pero la potencia no es suficiente para ofrecer las tres cosas a la vez. Para ello necesitarás un PC de gama alta (donde Dying Light 2 ofrece incluso más características gráficas).

Ahora mismo la pregunta es simple: ¿cómo mueven el juego PlayStation 5 y las consolas Xbox Series? ¿Son los modos a 30FPS o 60FPS los mejores para jugar, o deberías ir a por el modo con ray tracing? Sin duda, Dying Light 2 se ve genial en las tres consolas de actual generación. Las zonas de Woodland lucen estupendamente, con pocos signos de caídas de rendimiento. Incluso en Xbox Series S, las animaciones, la calidad de las texturas y la iluminación aguantan bien el tipo respecto a PlayStation 5 y Xbox Series X, siendo los grandes sacrificios la resolución y el frame-rate. Para quitarnos de encima primero las malas noticias, en Xbox Series S no hay varios modos de renderizado, teniendo como opción fija una resolución nativa de 1080p a 30FPS (un objetivo que también se han marcado los desarrolladores para las versiones de las consolas de anterior generación, las cuales probaremos en los próximos días). En Xbox Series S tampoco hay opciones ni características de ray tracing.

Es con PlayStation 5 y Xbox Series X donde las cosas se ponen más interesantes. Como estándar, ambas consolas inician el juego con el modo rendimiento, donde la resolución de renderizado está bloqueada a 1080p y el frame-rate es de 60FPS. La consistencia en este modo merece ser alabada, especialmente teniendo en cuenta que Techland no recurre a un escalado dinámico de resolución para obtener estos resultados. Sin embargo, la combinación de una resolución relativamente baja con una solución de anti-aliasing temporal produce una imagen que definitivamente es un poco borrosa. Incluso así, en cualquier caso, la mejora en el rendimiento saca lo mejor de la sensación de peso y movimiento en las secciones de parkour del juego, y el input lag también es más bajo. Se ha hablado de un modo con refresco variable exclusivo de Xbox Series X que desbloquea el frame-rate en pantallas de 120Hz, pero desgraciadamente esto no estaba disponible durante el periodo de análisis. Cuando esté activa esta función os explicaremos qué tal funciona.

Luego tenemos un modo de resolución que aumenta considerablemente la nitidez de la imagen, gracias al incremento de resolución hasta 3200x1800 en PlayStation 5 y 3456x1944 en Xbox Series X. Esto es una diferencia del 16.6% en la cantidad de pixeles en favor de Xbox Series X, tan solo un poco por debajo del diferencial de potencia de computación entre las GPUs de las dos consolas. Esto supone una ventaja para la máquina de Microsoft, pero en la práctica es algo limitada; hay algo más de nitidez, especialmente en los elementos transparentes, pero la verdad es que es difícil ver la diferencia cuando pones ambas versiones una al lado de la otra. En este modo obtienes un frame-rate bloqueado a 30FPS, con tan solo algunas pequeñas caídas cuando se muestran algunos efectos concretos (por ejemplo, al saltar al agua). En este aspecto, PlayStation 5 y Xbox Series X rinden de forma muy parecida. ¿Xbox Series S? Piensa en su modo a 30FPS como en una versión un poquito menos estable - muy consistente también, pero con una mayor tendencia a mostrar tearing en pantalla.

Finalmente tenemos en modo calidad, el cual mantiene los 30FPS del modo resolución, combinado con los 1080p del modo rendimiento. El excedente en recursos de la GPU se destina a mostrar sombras con ray tracing y oclusión ambiental, añadiendo mucha más profundidad y realismo, especialmente en las escenas en exteriores. La vida de la vegetación también se transforma con una capa extra de sombreado. Con las sombras por ray tracing activadas, las sombras de los personajes son también más difusas a medida que estos se alejan de las fuentes de luz. El rendimiento en este modo, tanto en PlayStation 5 como en Xbox Series X, se mantiene estable en 30FPS.

Xbox Series S
Xbox Series X (Modo Rendimiento)
PlayStation 5 (Modo Rendimiento)
Dying Light 2 ofrece tres modos en PS5 y Xbox Series X. El modo rendimiento usa resolución 1920x1080 nativa y 60FPS, con una calidad de imagen parecida a la de Xbox Series S a 1080p y 30 FPS.
Xbox Series S
Xbox Series X (Modo Rendimiento)
PlayStation 5 (Modo Rendimiento)
Gráficamente las características gráficas son las mismas en las tres consolas con el modo rendimiento, a excepción de una curiosa diferencia en el sombreado de los árboles en PS5.
Xbox Series S
Xbox Series X (Modo Calidad)
PlayStation 5 (Modo Calidad)
Pasando al modo calidad de PS5 y Series X, el ray tracing mejora radicalmente la calidad de las sombras y la oclusión ambiental bajo la vegetación. Fijaos en los parches de hierba en la parte derecha de esta captura.
Xbox Series S
Xbox Series X (Modo Calidad)
PlayStation 5 (Modo Calidad)
Los interiores se ven menos afectados por el uso del trazado de rayos, con Xbox Series S ofreciendo un resultado comparable en el interior de la casa - pero uno muy distinto en el exterior.
Xbox Series S
Xbox Series X (Modo Resolución)
PlayStation 5 (Modo Resolución)
Respecto al modo resolución, PS5 renderiza a 1800p, mientras que Xbox Series X lo hace a 1944p. Ambas consolas mejoran notablemente respecto a la imagen estándar 1080p de Xbox Series S, especialmente en los detalles como la cesta de mimbre.
Xbox Series S
Xbox Series X (Modo Resolución)
PlayStation 5 (Modo Resolución)
Del mismo modo, los detalles de la ciudad son más nítidos a la distancia al mostrarse a casi 4K en las consolas más potentes.
Modo Resolución
Modo Rendimiento
Modo Calidad
Una comparativa de los tres modos en PlayStation 5. El ray tracing tiene un enorme impacto en el renderizado de la hierba en el modo calidad, añadiendo sombras con trazado de rayos y oclusión ambiental, así como más luces en los segmentos en interiores.
Modo Resolución
Modo Rendimiento
Modo Calidad
Las sombras son también más difusas con el ray tracing activado, en función de la distancia respecto a la fuente de luz y el objeto en el que se proyectan.
Modo Resolución
Modo Rendimiento
Modo Calidad
Pese a los beneficios que aporta el trazado de rayos, la nitidez se ve afectada al renderizarse solo a 1080p, una reducción notable respecto a los 1800p del modo resolución de PS5. Por desgracia, los reflejos son solo de tipo espacio en pantalla independientemente del modo utilizado.

Los efectos con ray tracing pueden resultar transformadores, pero el sacrificio tanto en términos de resolución como de rendimiento es pronunciado. Es realmente difícil qué modo vale la pena escoger: la mayor parte de mi partida la pasé utilizando el modo rendimiento porque los 60FPS son lo que más me importa, pero las sombras con ray tracing y la oclusión ambiental son un auténtico punto a destacar en consolas.

Visto en perspectiva, es un lujo que los usuarios de PlayStation 5 y Xbox Series X tengan tantas opciones en Dying Light 2: sombras con ray tracing, sesenta frames por segundo y compatibilidad con 4K son cosas que merece la pena probar. Sin embargo, es una pena que los tres modos tengan características destacables, pero al mismo tiempo también sacrificios. Para conseguir esto todo a la vez - junto con otras mejoras visuales - Dying Light 2 exige un PC de gama alta con una tarjeta RTX de Nvidia (porque sí, DLSS es también una característica crucial para ello). En cualquier caso, las posibilidades de elección que ofrece Techland muestran su compromiso con la nueva generación de hardware, poniendo en manos de los usuarios todas las opciones posibles - pese a que en Xbox Series S la cosa se queda con solo 1080p y 30FPS.

Lo que más me ha sorprendido es lo efectivas que son las sombras con trazado de rayos al usarse en el momento y en el lugar adecuados. Dying Light tiene montones de momentos apropiados para destacar esto, incluso nada más empezar con la luz del sol filtrándose entre los árboles del bosque. Es una gran mejora si se compara con el resto de modos, y algo a considerar por cualquiera que se vaya a sumergir en Dying Light 2 esta semana. Para otros, eso sí, será más difícil no jugar a 60FPS, pero al menos los usuarios tienen la opción de escoger lo que más les convenga según sus gustos.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Acerca del autor

Avatar de Thomas Morgan

Thomas Morgan

Senior Staff Writer, Digital Foundry

32-bit era nostalgic and gadget enthusiast Tom has been writing for Eurogamer and Digital Foundry since 2011. His favourite games include Gitaroo Man, F-Zero GX and StarCraft 2.

Comentarios