Hubo cierta emoción entre la comunidad cuando Blizzard anunció la implementación de compatibilidad con PlayStation 4 Pro en Overwatch. Pero poco después llegó la confusión, porque las supuestas mejoras resultaron ser mínimas, hasta el punto que el ojo poco entrenado no apreciaba ninguna durante la rápida acción que tiene lugar en el juego. Tras estudiar a fondo esta actualización hemos llegado a una conclusión: estamos, sin duda, ante una de las actualizaciones para Pro menos impresionantes hasta la fecha.

Haciendo el conteo de pixeles con una captura a 4K vemos que se sigue usando una resolución de 1080p, algo muy inferior a lo que esperábamos. Viendo la situación decidimos ponernos en contacto con la propia Blizzard para ver qué hace exactamente este parche para PlayStation 4 Pro, y un portavoz nos dijo lo siguiente:

"Los jugadores de Overwatch pueden esperar principalmente rendimiento mejorado a 1920x1080 en PlayStation 4 Pro. También hemos introducido pequeñas mejoras para aprovechar las capacidades de la consola, incluyendo un mejor filtrado de texturas y mejoras en la interfaz de usuario".

Eso es todo. Obviamente resulta decepcionante, dado que el juego ya funciona a 1080p en la Playstation 4 estándar. En ese caso se usa resolución dinámica, aunque rara vez el juego reduce ese framebuffer a 1080p. En términos de calidad de imagen es desalentador, y si esperabas que el juego aumentase la resolución a 1440p o incluso 1800p reescalado en tu televisor Ultra HD te llevarás un buen chasco. Del mismo modo, también teníamos esperanzas de que el juego mejorase hasta igualar la opción de detalle Epic de PC, y esto también ha supuesto un jarro de agua fría.

Aunque con la Pro se renderiza de forma nativa a 1080p, el comentario sobre la interfaz se refiere a que las barras de vida y los retratos se dibujan ahora a 4K. En otras palabras, el HUD a 4K se superpone sobre el gameplay a 1080p. Evidentemente esto no tiene implicación alguna a la hora de mejorar la calidad de la imagen de los elementos jugables, y el juego sigue mostrando el mismo nivel de pixel crawl que antes. La interfaz a 4K es un bonus poco útil, así que nos preguntamos si había alguna otra mejora gráfica en la versión de PlayStation 4 Pro.

Efectivamente, el filtrado de texturas ha mejorado, y con PlayStation 4 Pro se ve igual de bien que en PC funcionando con su opción más alta de filtrado anisotrópico. Sin embargo, todo el artwork se mantiene igual, y las mejoras en otros efectos son mínimas, por no decir que casi inexistentes.

La versión para PC ofrecía diversas ventajas con las opciones al máximo: sombras de mayor calidad, mapeado de reflejos más preciso y un efecto de profundidad de campo más suave. Al examinar la actualización de PlayStation 4 Pro para ver si mejoraba alguno de estos aspectos, el único en el que se apreciaba una leve mejora era la profundidad de campo. En la versión para PlayStation 4 estándar se usa el efecto de menor calidad de PC, añadiendo un fuerte blur detrás de los personajes en la pantalla de selección. En PlayStation 4 Pro el resultado está a medio camino entre la PlayStation 4 estándar y PC con el detalle al máximo.

Respecto al frame-rate, la situación es la habitual con PlayStation 4 Pro. No querrías jugar a menos de 60FPS estables, y eso es precisamente lo que obtienes, igualando el perfil de rendimiento del juego en la PlayStation 4 estándar. No había queja alguna entonces, y lo bueno que puede decirse de esta actualización es que, por lo menos, no ha hecho que el rendimiento sea peor.

Así pues, en PlayStation 4 Pro Overwatch funciona a 1080p nativo y a 60 frames por segundo. La imagen se embellece un poco con texto e interfaz a 4K, un filtrado de texturas de mayor calidad y un efecto de profundidad de campo mejorado. Lo que está claro es que PlayStation 4 Pro da para mucho más, y Blizzard quizás necesitaba más tiempo para optimizar los 60FPS a 1440p, o incluso para probar a usar checkerboarding. En PC el juego luce de maravilla a resoluciones más altas, pero ahora mismo eso es una quimera en consola.

Lo cual nos lleva a preguntarnos en qué pensaba Blizzard con este parche para PlayStation 4 Pro. Aunque el HUD a 4K y la mejora en el filtrado de texturas se agradecen, no parece que el esfuerzo haya valido la pena. Las mejoras cuando juegas son mínimas, por no decir que inapreciables. Siendo una desarrolladora famosa por su tendencia a publicar parches y mejoras para sus juegos tras el lanzamiento, quizás estemos ante la primera actualización de una serie de parches experimentales. Sea como fuere, de momento el resultado es decepcionante, y es una pena ver tan pocas mejoras en un juego tan bueno.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Acerca del autor

Thomas Morgan

Thomas Morgan

Senior Staff Writer, Digital Foundry

32-bit era nostalgic and gadget enthusiast Tom has been writing for Eurogamer and Digital Foundry since 2011. His favourite games include Gitaroo Man, F-Zero GX and StarCraft 2.