Avance de Dead by Daylight

Cazador o cazado.

Lo siento, Drew Barrymore.

Pensaba que eras rematadamente idiota cuando corrías para subir las escaleras mientras un intruso te perseguía con un cuchillo para asesinarte en la escena inicial de Scream. "¡No vayas arriba, tonta!", pensaba. "¡No podrás bajar después!".

Pero hace poco cometí ese mismo error al probar Dead by Daylight, un juego multijugador asimétrico de terror desarrollado por el estudio Behaviour Interactive. Para quienes no lo conozcáis, Dead by Deadlight propone a cuatro jugadores escapar de un quinto jugador que asume el papel de un villano que parece extraído de la típica película de miedo. En mi primer encuentro con el hijo ilegítimo de Leatherface durante la demo de la PAX East hice exactamente lo mismo que Barrymore, corriendo al piso de arriba para esconderme dentro de un armario, con un resultado mucho menos afortunado que el obtenido por Jamie Lee Curtis durante el clímax de Halloween.

En mi defensa debo decir que no tenía ni idea de hacia donde iba, aunque esa es parte de la gracia. Los mapas de Dead by Daylight se generan de forma procedural, así que no hay forma de saber de antemano si al correr hacia ese caserón abandonado conseguirás zafarte de tu perseguidor o bien te encontrarás ante un callejón sin salida. Si eres como yo, tu instinto te animará a intentar esconderte en cualquier sitio, tratando de romper la línea de visión del asesino. Un noble intento, aunque infructuoso.

En la siguiente ronda jugué como el asesino, y la experiencia fue muy diferente. El monstruo -uno de los que se presentan en esta demo- se mueve más rápido que sus presas. La pega es que su perspectiva es en primera persona, lo cual ofrece un campo de visión mucho más limitado que el de los supervivientes, los cuales utilizan una perspectiva en tercera persona y pueden agacharse para esconderse por el escenario. Además, los ojos del monstruo emiten una luz roja, la cual hace que sea más fácil verlo desde la distancia, y es un poco más lento al realizar ciertas acciones, como trepar por una ventana.

La partida con el asesino fue mucho más exitosa que la anterior, y logré matar a tres de los cuatro objetivos. Tardé un poco en encontrar a alguien en el tenebroso bosque, pero tras ello pude aterrorizar a mi víctima rasgándole la espalda, persiguiéndola y finalmente ponerla sobre mi hombro para empalarla en un gancho, mientras sus compañeros tratan de liberarlo. Eso es precisamente lo que intentaron un par de ellos, los cuales acabaron teniendo un destino similar mientras los esperaba entre las sombras.

El cuarto jugador, en cambio, supuso un reto mayor. Este no se preocupaba de sus compañeros, solo de garantizar su propia supervivencia. Para él el egoísmo es una virtud.

Lo cual, para mi, resulta ser un problema. Si corres por un mapa con cuatro mortales aterrorizados no es difícil acabar encontrándote con uno de ellos, como ocurrió en mi partida. Pero cuando solo queda una puede ser complicado seguirle la pista, y Dead by Deadlight se transforma en un tenso juego del gato y el ratón.

Porque los supervivientes no pueden matar al cazador. Lo mejor que pueden hacer es huir, y para ello deben desactivar varios generadores, desbloquear la salida y salir de la pantalla. Hay varios generadores más de los necesarios para escapar por las dos salidas, con lo cual esperar al lado de uno de ellos no es una estrategia efectiva para eliminar a los objetivos.

El asesino recibe una alerta cuando alguien trastea con uno de los generadores, con lo cual puede calcular sus movimientos. Un símbolo parece en el HUD avisándole de dónde proviene esa actividad. Los supervivientes, por su parte, puede realizar todas sus acciones (moverse, curar a un compañero, desactivar un generador) de dos maneras: una lenta y silenciosa y otra más rápida pero también más ruidosa.

Esto hace que Dead by Daylight se convierta, sobre todo, en un juego de sigilo. Jugar como uno de los supervivientes asusta -especialmente cuando tu perseguidor está cerca y los latidos de tu corazón son cada vez más audibles y rápidos, indicando que el peligro es inminente- pero si eres hábil puedes mantenerte oculto entre las sombras. Si te pillan te verás envuelto en una emocionante carrera por el bosque, dejando caer toda la madera que encuentres a tu paso para tratar que el asesino tropiece con ella. Con un poco de suerte tendrás más suerte que la mía al subir por las escaleras.

El cambio asimétrico entre la vista en primera y tercera persona es un truco muy efectivo que dota al sigilo de un toque competitivo. Los juegos de sigilo simétricos como Metal Gear Online hacen que sea demasiado fácil encontrar a los rivales al tener un número alto de jugadores, mientras que en los juegos para un jugador en los que te escondes de los monstruos, como Alien: Isolation o Amnesia: The Dark Descent, te encuentras a merced de una caótica y en ocasiones injusta IA. Dead by Daylight entiende que morir a manos de un monstruo es una experiencia más equilibrada cuando está controlado por otro jugador. Del mismo modo, al cambiar de papel te das cuenta que ponerte en la piel del cazador tampoco es un paseo por el parque, puesto que debe acechar sin descanso a su presa.

Uno de los mejores aspectos de Dead by Daylight es lo bien que se traslada esta premisa propia de las películas de serie B al modo espectador. Puede que mi tiempo como superviviente fuese breve, pero ver como mis compañeros trataban de sobrevivir era tan atractivo como esas cintas que han ejercido de influencia en el desarrollo. En cierto modo Dead by Deadlight es una emocionante película de terror, pese a que técnicamente ni siquiera es una película. Siendo así, puedo imaginarme que el juego se convierta en un gran éxito entre la comunidad de Let's Players.

Quedan muchas cosas por ver de Dead by Daylight. Behaviour mantiene en secreto al resto de asesinos, aunque nos han explicado que uno de los monstruos tendrá una habilidad para hacerse invisible. Basándonos en esta demo, está claro que los desarrolladores de Naughty Dog aman el material con el que están trabajando, y resultan obvias las razones por las cuales Starbreeze (PayDay 2) se han decidido a publicarlo. Dead by Daylight cumple con los estándares que se esperan del estudio sueco y tiene potencial para convertirse en un clásico de culto tras su publicación el próximo 14 de junio, con un precio de tan solo 19,99€.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Ir a los comentarios (1)

Acerca del autor

Jeffrey Matulef

Jeffrey Matulef

Colaborador  |  mrdurandpierre

Jeffrey Matulef is the best-dressed man in 1984.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

EA y Codemasters anuncian F1 2021

Llegará en julio a PC, PS4, PS5, Xbox One y Xbox Series X/S.

Days Gone llegará a PC en mayo

Incluirá soporte para monitores 21:9, framerate desbloqueado y más.

Apex Legends supera los 100 millones de jugadores

El battle royale de los creadores de Titanfall afianza su popularidad.

Comentarios (1)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos