Skip to main content

Read Only Memories: Neurodiver es cyberpunk revestido de anime noventero

Sailor Funk.

No necesitáis haber jugado a 2064: Read Only Memories para disfrutar de este juego, pero si comenzáis a jugar Neurodiver conociendo ya el universo en el que se basa, esa Neo-San Francisco retrofuturista en la que conviven cíborgs y distintas especies de seres antropomórficos, os invadirá una sensación de confort bastante particular. Del juego original han pasado ya casi diez años, y en ese tiempo la idea y la calidad técnica han evolucionado mucho; pero de alguna manera conserva vivo ese espíritu de cyberpunk colorido y llamativo pero con un punto agrio.

Lo que tenemos delante es una novela visual con elementos de investigación point and click y una estética extra cuidada. Las animaciones, el detalle de los entornos, los diseños de personajes y la clara inspiración de las hechuras del anime noventero y el city pop crean un entorno muy particular en el que, si somos dados a eso, cada escena nos da ganas de sacar treinta y cinco capturas de pantalla. La influencia del anime no sólo está en la estética: los personajes hablan abiertamente de sus mangas favoritos y se prestan tomos de las series de moda; quizás lo más interesante es que Además, la construcción de personajes y de situaciones se beneficia enormemente de este mayor cuidado y personalidad. La demo que hemos podido probar apenas dura dos horas, pero la atmósfera se construye de manera sólida casi instantáneamente.

La protagonista de esta secuela es una esper, una joven capaz de utilizar habilidades de telepatía para restaurar los recuerdos borrosos o dañados de sus clientes. Para ello se ayuda del Neurodiver que da nombre al juego y que, lejos de ser un futurista aparato electrónico, es una especie de criatura acuática que llevamos con nosotros en una especie de pecera y que ha sido creada artificialmente para apoyar nuestras habilidades. La historia nos presenta un pequeño tutorial de las habilidades de este personaje en forma de flashback de cuando nuestra protagonista estaba obteniendo su licencia para ejercer como psíquica, y después nos sitúa rápidamente en el meollo de la acción, en una trama medio detectivesca en el que tenemos que ayudar a los miembros de MINERVA, una - por el momento - misteriosa y poderosa corporación, a resolver determinados casos relacionados con la pérdida de recuerdos.

Ver en YouTube

Algunos casos son cotidianos y hasta un poquito cómicos; por ejemplo, en una ocasión tenemos que ayudar a un científico a recordar la contraseña de su ordenador, que es total y absolutamente incapaz de recordar. Conforme avanzamos en la demo, se nos fueron planteando otros personajes a los que ayudar que tenían algo más que ver con lo que a todas luces parece la trama principal del juego, pero es mejor no desvelaros exactamente de qué trata de momento.

La dinámica general consiste en inmiscuirnos en los recuerdos de la persona que queramos ayudar. Cuando hagamos esto, podremos investigar la escena en cuestión como si la estuviésemos resolviendo nosotros. Al hacer esto, encontraremos pequeñas distorsiones que el sujeto no es capaz de recordar con precisión. Cuando esto pase, tendremos que investigar las habitaciones y tener conversaciones con los NPC que encontremos, buscando objetos o piezas de información que, al combinarlas, faciliten el poder “arreglar” estas corrupciones y hacer que la persona a la que queremos ayudar pueda volver a acordarse de la información que necesita. Si tuviera que sacar alguna pega a la experiencia de la demo, sería que, a pesar de que es difícil atascarse, en ocasiones he sentido que he acertado el razonamiento detrás de resolver estos pequeños puzzles más por casualidad que por entender realmente qué es lo que el juego me estaba pidiendo.

En cualquier caso, Read Only Memories: Neurodiver tiene toneladas de personalidad, y ya sólo en sus compases iniciales es capaz de atrapar nuestro interés mostrándonos sus pinceladas de lo que, entendemos, más adelante será el misterio principal del juego. Yo, por mi parte, me he quedado con ganas de saber más de sus personajes y, sobre todo, de volver a habitar Neo San Francisco. El juego completo saldrá el día 16 de mayo así que, si todavía no habéis jugado el título anterior, 2064: Read Only Memories, quizás esta es la oportunidad perfecta para subiros al carro.

Read this next