Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Microsoft acuerda llevar Call of Duty a consolas de Nintendo durante 10 años tras la compra de Activision-Blizzard

La saga seguirá llegando a Steam en el futuro.

Phil Spencer ha anunciado la firma de un acuerdo entre Microsoft y Nintendo para llevar Call of Duty a consolas de la compañía japonesa.

El jefe de la división Xbox ha comentado que, una vez se finalice el proceso de compra de Activision-Blizzard por parte de Microsoft, el compromiso es hacer accesibles los juegos de la franquicia de first-person shooters a las plataformas de Nintendo.

Como parte del mismo movimiento, Spencer se ha comprometido a continuar ofreciendo Call of Duty en Steam al mismo tiempo que en plataformas Xbox, aunque en esta ocasión no ha aclarado tiempos.

El anuncio trata de facilitar el proceso de compra, que actualmente está pendiente de la resolución de tres investigaciones de organizaciones anti-monopolio en Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea.

En los tres casos, la exclusividad de Call of Duty ha sido uno de los principales escollos a la hora de aprobar la operación y ha llevado a investigaciones más en profundidad.

Microsoft ofreció un acuerdo similar a PlayStation recientemente, pero algunas de las condiciones fueron consideradas "inaceptables" por Sony.

Actualmente no hay juegos de Call of Duty en plataformas de Nintendo, y el propio Spencer reconoce en una entrevista al New York Times que "hay trabajo que hacer" para llevar esta saga a Switch.

El último Call of Duty que llegó a una consola de sobremesa de Nintendo fue Ghosts para Wii U en el año 2013; Advanced Warfare ya no llegó a lanzarse en esta plataforma.

Acerca del autor
Avatar de Jaime San Simón

Jaime San Simón

Redactor

Jaime lleva en Eurogamer.es desde los inicios y es nuestro experto en juegos indie. Tú ponle ahí cuatro píxeles hechos con amor y ya le puedes dar megatones hiperpoligonizados, que él, se quedará con lo primero.

Comentarios