Hemos tenido la ocasión de asistir a una presentación de Anthem en el EA Play, aunque como suele ser habitual en estos casos ha sido un "hands-off", es decir, una demo en la que los desarrolladores juegan mientras nos van comentando el gameplay. Es una pena no haber podido probar uno de los juegos estrella de EA para los próximos meses, pero sí pudimos saber un poco más del juego. La demo es una versión ampliada (aunque con un corte en cierto momento) del gameplay que vimos durante la conferencia de EA.

Antes de comenzar la misión tenemos la posibilidad de editar las habilidades y armas, modificar la apariencia del personaje o escoger el tipo de armadura Javelin, que define la clase de personaje (Ranger, Colossus, Storm e Interceptor). Esto se realiza en una base de operaciones móvil en la que nos desplazamos en primera persona y en la que nos contaban un poco de historia, pero lo que pudimos escuchar no llamaba demasiado la atención. De hecho lo más preocupante de la demo fue lo poquito que se pudo ver del guion, que debería ser el punto fuerte de Bioware. Los comentarios a mitad de misión son particularmente malos y no aportan nada; esperemos que esto no tenga nada que ver con lo que presenciaremos en el juego completo.

Podemos formar un escuadrón de hasta cuatro jugadores con amigos antes de iniciar la misión, pero si no lo completamos es posible que otro jugador se una "en caliente" si nos lo cruzamos en el escenario, independientemente de su nivel. Cuando todos han decidido su clase podemos saltar al mundo de Anthem, que es justo lo que mejor pinta tiene de lo que pudimos ver. La fauna que corretea por el mundo hace que se sienta como un lugar más vivo que de costumbre (cuando una desarrolladora mató a una especie de conejo adorable se pudieron escuchar quejas en la sala), monstruos que se cuelan en nuestra partida aunque su nivel esté muy por encima del nuestro, terrenos modificados por las especies que habitan en ellos... Bioware dice que está diseñando multitud de eventos para que cada visita al mapa sea única, aunque de momento tenemos que fiarnos de su palabra porque el tramo mostrado era idéntico al de la conferencia.

1

Seguimos la partida desde la vista de una desarrolladora que llevaba la armadura Colossus, la clase con armamento más pesado pero también la más lenta. Cada clase puede escoger dos tipos de arma (arsenal que incluye lanzallamas, lanzamisiles y más) y tiene dos habilidades; en el caso del Colossus disponemos de un enjambre de misiles y de un ataque de área. Ambos son necesarios para eliminar a los Scars, los enemigos que parece que serán los más comunes en el mundo abierto del juego.

Además del mundo abierto hay unas instancias más peligrosas (y con mejores recompensas) que se llaman Strongholds; una vez descubiertas aparecen en el mapa para visitarlas de nuevo cuando queramos. Aquí es donde se realizó el corte que decíamos en el primer párrafo, ya que los Strongholds son, según nos dijeron, bastante largos. Primero se mostró un fragmento donde había que conseguir unos orbes acabando con enemigos que tenían varios tipos de defensa activada: torretas, multitud de soldados rasos, francotiradores...

Cada uno de estos encuentros se puede resolver de manera distinta en función de los Javelin que tengamos en el equipo. Para sacarle todo el partido a las clases de armadura hay que aprender a realizar Combos. Como se pudo ver en la conferencia de EA, si se activan las habilidades de diferentes clases en el orden correcto se crea un efecto que produce aún más daño a los enemigos. En este punto de la partida se mostraba el paso del día a la noche, y aquí fue cuando los desarrolladores nos dejaron caer que cuando se va la luz pueden aparecer unas criaturas más peligrosas que aún no han sido presentadas.

Tras el corte llegó una zona repleta de criaturas que salían de huevos al estilo Alien hasta que finalmente descubríamos al culpable; el jefe final de la demo, que en esta ocasión sí pudimos ver al completo. Además de ser una esponja de balas, el jefe tenía varias rutinas de ataques cercanos y a distancia, incluyendo una retirada temporal de la que volvía con una arrolladora carga. Aquí es donde aprovecharon para enseñarnos la ulti del Colossus, que adquiere una especie de lanzamisiles que provoca un daño enorme. Cada traje tendrá una ulti propia, pero solo pudimos ver esta.

Las influencias de Anthem en el tereno del gameplay están bastante claras, pero donde pudimos encontrar al más propio fue en el movimiento, donde parece que se quiere dar una gran importancia a la sensación de peso del Javelin (que también se traslada a los disparos) y al uso del jet pack. Este artefacto permite realizar saltos que sirven también como esquivas, propulsa al jugador para que vuele y se utiliza también para lanzarse contra el suelo y crear un potente golpe físico.

La presentación se centraba en las mecánicas, pero de cara al futuro queremos saber más del mundo del juego y de los personajes que lo habitan. Algunos de los rivales de Anthem han sido incapaces de darle un trasfondo a los lugares para que fuesen algo más que campos de tiro glorificados, pero esperamos mucho más de Bioware. De la misma manera, queremos saber quiénes acompañarán al protagonista de este viaje y con quién podremos establecer amistad (quizá incluso disparar unas latas de cerveza juntos). Aún queda tiempo para ello, ya que el juego llegará en febrero del próximo año.

Acerca del autor

Jaime San Simón

Jaime San Simón

Redactor

Jaime lleva en Eurogamer.es desde los inicios y es nuestro experto en juegos indie. Tú ponle ahí cuatro píxeles hechos con amor y ya le puedes dar megatones hiperpoligonizados, que él, se quedará con lo primero.

Más artículos de Jaime San Simón

Comentarios (3)

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos

Contenido relacionado