2021 ha sido un año increíble para las traducciones fan

Sin fronteras.

La barrera del idioma ha sido, históricamente, uno de los elementos que más quebraderos de cabeza han dado a los jugadores desde el principio de los tiempos. No es de extrañar, teniendo en cuenta lo potente que es Japón dentro de la industria: un país con una cultura y un idioma radicalmente diferentes a los de Occidente, y una producción de videojuegos extensísima con muchísimos nichos de público distintos. Esto significa que, necesariamente, muchos títulos relevantes e incluso pivotales para sus respectivos géneros se han quedado dentro de las fronteras del país, y en el resto del mundo no han podido disfrutarse.

En los últimos años, muchas editoras se han dado cuenta del interés creciente de Occidente en géneros como el JRPG o la novela visual, y nos han hecho llegar títulos que llevaban, en algunas ocasiones, décadas fuera de nuestro alcance. The Silver Case, el juego debut de Suda51 que salió en PlayStation en 1999, no fue jugable en Occidente hasta el año 2016; la gran popularidad en Internet de la saga Danganronpa (PSP, 2010) hizo que Spike Chunsoft se hiciese cargo de su traducción al inglés en su versión de PlayStation Vita y de las posteriores secuelas en el año 2014. La duología Famicom Detective Club fue una de las primeras novelas visuales que se publicaron en consola, en la NES, pero aunque se lanzó en 1988, en Occidente no pudimos jugarla hasta el pasado año 2021, con la versión renovada de Nintendo Switch que salió el pasado mayo. Estos juegos vinieron, eso sí, en inglés. Pero también hay ejemplos más recientes y, de hecho, bastante notables dentro del ámbito hispanoparlante: Shin Megami Tensei 3: Nocturne, desarrollado por Atlus y publicado por Nintendo, fue la primera entrega de esta serie de juegos de rol en llegar a España en completo castellano, y unos meses más tarde le seguiría Shin Megami Tensei V. Algo similar sucedió con Judgment, Lost Judgment y Yakuza: Like a Dragon, títulos con los que, después de la creciente popularidad de la saga, el estudio Ryu Ga Gotoku probó suerte localizando al castellano.

Pero hay muchos, muchísimos otros juegos que se han perdido por el camino; títulos que no hemos podido disfrutar nunca de forma accesible debido a la ausencia de traducción. Cuando las grandes empresas fallan en localizar estos juegos, en muchas ocasiones, son los fans los que acuden al rescate. Y los dos últimos años, en concreto, ha sido un año excelente para las traducciones, con muchos títulos muy relevantes que podemos, por primera vez, experimentar de esta manera.

Quizás la traducción fan más relevante en este sentido ha sido la de la saga Goemon. Basada en el héroe mitológico japonés del mismo nombre, una suerte de Robin Hood que robaba a los ricos para ayudar a los pobres, la saga Ganbare Goemon es uno de los buques insignia de Konami en Japón, pero prácticamente desconocida para el resto del mundo. Hasta la fecha, sólo había sido posible jugar cinco de sus alrededor de cuarenta juegos en inglés. A pesar de que Ganbare Goemon: Yukihime Kyūshutsu Emaki, el primer título de la saga para Super Nintendo, sí se publicó en Europa y Norteamérica en 1994 - bajo el título The Legend of the Mystical Ninja -, sus tres secuelas para la misma consola nunca se habían publicado fuera del país nipón. Sin embargo, el año pasado el grupo DDS Translation terminó su labor de localizar los cinco juegos de Super Nintendo de la saga - Goemon 2, 3, 4 y el spin-off de puzles -, incluyendo una retraducción del primer título que mejora el texto original. De esta manera, es la primera vez que los títulos originales de la saga pueden disfrutarse al completo fuera de Japón.

Hay otras sagas que, si bien no son tan desconocidas en Europa y América como Goemon, sí han ido perdiendo algunas entregas por el camino para los fans occidentales. Recordamos, de manera notable, el caso de Fire Emblem: Thracia 776, una de las entregas de la saga de Nintendo que, por su código extremadamente complejo, había dado quebraderos de cabeza a los traductores aficionados durante décadas, y que finalmente se lanzó en 2019. De una manera similar a lo que sucede con la saga Fire Emblem, a día de hoy la publicación de los juegos de Shin Megami Tensei en Occidente son relativamente comunes, pero hay un gran número de juegos de los años noventa y principios de los dos mil que todavía no han alcanzado nuestras consolas. Ahora, el hueco se hace un poco menos amplio con la traducción fan de Shin Megami Tensei: Devil Children: Kuro no Sho, un título lanzado originalmente para la Game Boy en el año 2000 y que se tradujo por primera vez el pasado julio. El spin-off Devil Children fue la respuesta de Atlus a la popularidad de la saga Pokémon, y está pensado para hacer más accesible la serie a los niños y jóvenes. De sus cuatro entregas, solo la tercera, para Game Boy Advance, se había publicado en Norteamérica. Esta traducción cubre la primera versión - "Libro Negro", en castellano - del primer juego.

Este 2021 fue, también, el turno de la saga F-Zero. En concreto, de F-Zero Climax, sexto juego de la serie F-Zero y tercero de la plataforma Game Boy Advance, y también el único que no llegó a traducirse al inglés ni al castellano en su lanzamiento en el año 2004. El equipo tras la traducción explicaba que querían traer la última entrega de la saga a los fans de todos los países, para que pudieran disfrutar de ella.

En ocasiones, hay títulos que no se traducen por formar parte de sagas no tan populares en Occidente, o por ser spin-off o entregas menores de series más prolíficas. Hay otras veces, sin embargo, en las que los juegos acaban por no llegar a causa de sus características, por ser considerados demasiado "de nicho" para el público general. Es el caso de Mizzurna Falls, que también obtuvo su primera traducción completa al inglés en marzo de 2021. También hay disponible, a fecha de hoy, una versión en castellano. Mizzurna Falls es uno de los primeros juegos de mundo abierto de la historia: salió en el año 1998 en Japón para la primera PlayStation, y nos traslada a una pequeña localización ficticia en las montañas de Colorado. Al estilo Twin Peaks, tenemos un misterio que resolver que involucra asesinatos y desapariciones, y siete días in-game para descubrir todos los secretos de la ciudad y alcanzar uno de sus finales.

La comunidad de España e Hispanoamérica quizás encuentre similarmente interesante la traducción al castellano de Baroque: un RPG con tintes roguelike y una estética muy particular que salió para Sega Saturn en 1988 sólo en Japón, y en 1999 para PlayStation. Posteriormente, tendría versiones localizadas al inglés en su remake del año 2007 para PlayStation 2. La versión original de PlayStation, sin embargo, nunca salió de su país de origen, y el pasado octubre de 2021 el usuario Mr. Nobody publicó la traducción completa al castellano de esta edición. Debido a las restricciones del propio código del juego, no tiene tildes ni signos de puntuación especiales - como la ñ o la interrogación de apertura - pero es la primera ocasión en la que el juego completo puede jugarse en un idioma que no sea el inglés.

Otros juegos que frecuentemente se quedan por el camino y nunca realizan el salto fuera de Japón son aquellos basados en licencias de anime. Una de las grandes sorpresas de 2021 fue que el creador HilltopWorks anunció, en marzo, que se encontraba trabajando en el parche al inglés del juego de Dr. Slump para PlayStation. Dr. Slump es la serie en la que Akira Toriyama, creador de Dragon Ball, trabajó antes del éxito de la historia de Goku y compañía. El parche terminó lanzándose sólo meses después, en mayo, y fue el primer intento exitoso de localizar este título del año 1999.

Algo similar sucedió con Hagane no Renkinjutsushi - Omoide no Sonata o, cómo seguramente os sonará mejor en nuestro país, Fullmetal Alchemist: Sonata of Memories. Este juego para la Game Boy Advance nos muestra algunas localizaciones exclusivas, y otras extraídas directamente de la propia serie. Por otro lado, Medarot 1 para Game Boy, que forma parte de la saga conocida en Occidente como Medabots, también ha recibido su primera traducción, veintitrés años después de su lanzamiento.

Por otro lado, uno de los casos más notables de los últimos meses fue la traducción al inglés de Bahamut Lagoon. Un RPG de Square para la Super Nintendo, con participación de Motomu Toriyama (Final Fantasy X) y Kazushige Nojima (Final Fantasy VII, VIII y X, entre otros), y que jamás había sido reeditado más allá de su lanzamiento original del año 1999. Near, una de las voces más importantes en la preservación digital de los juegos de SNES, publicó su traducción personal del título, un esfuerzo que había comenzado - y fallado - en realizar en cinco ocasiones. La versión definitiva del juego es, por tanto, no sólo una pieza de historia relevantísima dentro de los videojuegos de rol, sino un acto de amor genuino por parte de une fan de un título prácticamente desconocido para la mayoría.

Hay que aclarar, sin embargo, que no es la intención de este artículo defender las traducciones fan - actos altruistas y llenos de cariño, sí, pero en la inmensa mayoría de casos no están remunerados - como una alternativa viable a las traducciones oficiales, ni a los traductores profesionales. Pero sí es innegable que tienen una función importante en la preservación de ciertos videojuegos, especialmente en los casos en los que se trata de títulos de consolas tecnológicamente obsoletas o sagas económicamente poco viables. Podríamos mencionar muchos otros casos de traducciones fan relevantes durante este año: Berwick Saga (PlayStation 2, 2005), Shiren the Wanderer 2 (Nintendo 64, 2000), la entrega de GameCube de Super Robot Wars (2004), Galaxy Fraulein Yuna (PC Engine, 1992), Mobile Golf (Game Boy Color, 2001) o Tomato Adventure (Game Boy Advance, 2002).

El futuro de 2022, por otro lado, pinta similarmente brillante: no sólo se está trabajando, por primera vez en la historia, en una traducción al castellano del primer título de la saga Boku no Natsuyatsumi (2000), el particular slice of life dirigido por Kaz Ayabe, sino también de Tokimeki Memorial, uno de los títulos más idiosincráticos dentro del género de simulador de citas. Por otro lado, recientemente se confirmó una localización de la versión de PC de The Silver Case, la ópera prima de SUDA51, a cargo de Team Lunatics51, al español; el mismo equipo también se hará cargo del la traducción de Moonlight Syndrome, otro juego escrito por el mismo autor. Con esto, y con muchas otras sorpresas que vayan apareciendo, es más que probable que haya nuevos juegos que podamos experimentar por primera vez en los próximos meses. La perspectiva es, como mínimo, emocionante.

Ir a los comentarios (0)

Acerca del autor

Paula García

Paula García

Redactora  |  cecilos

Tirana de lo cuqui. Mi referente periodístico es la Rana Gustavo. Me gustan los cómics y las superheroínas. Fui a buscar el Nuclear Throne un día y todavía no he vuelto. Si me veis por ahí, enviad ayuda. No, en serio. Twitter: @cecilos

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (0)

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos