El gran anuncio de Blizzard durante la BlizzCon que se celebra este fin de semana en Anaheim es Overwatch, su primera nueva franquicia en diecisiete años.

Overwatch es un shooter multijugador en primera persona basado en equipos, con estética de ciencia-ficción y fantasía y basado en dos equipos de seis personas, inspirándose en el popular Team Fortress 2 de Valve.

Oficialmente se describe como que "en un tiempo de crisis global, un fuerza internacional de soldados, científicos, aventureros y extraños llamada Overwatch se unió para restaurar la paz en un mundo devastado por la guerra. Tras mucho años la influencia del grupo empezó a disminuir y eventualmente se separaron. Overwatch puede haber desaparecido... pero el mundo sigue necesitando héroes".

En el juego podremos escoger diversos personajes, entre los que se encuentran un gorila armado, una chica inglesa que puede teletransportarse, un ninja que trepa paredes, un ángel cibernético, un vikingo mecánico, una parca futurista y una chica gótica, por ejemplo. La variedad de escenarios también es considerable, habiendo desde antiguos palacios egipcios hasta jardines de loto japoneses, pasando por ciudades futuristas o callejuelas inglesas inspirada en la década de los treinta.

Para hacer el juego más accesible, uno de los principales objetivos de los desarrolladores, no habrá modo Deathmatch y todos los modos de juego estarán basados en objetivos. El trabajo en equipo será un factor esencial, y uno que Blizzard ha estudiado mucho tras varias iteraciones en las que también se probaron equipos más grandes antes de decantarse por el 6v6 final.

Uno de los detalles característicos de Overwatch es que te dejará cambiar de clase de personaje en cada respawn. La idea es interesante, porque por un lado te permitirá cambiar de clase si no te convence la que has escogido sin necesidad de esperar a que termine la partida actual, y por otro lado porque podrás ir variando la clase según lo que creas más apropiado en función de cómo se desarrolla el combate.

Mike Morhaime, el CEO y fundador de Blizzard, explicaba que "Overwatch es nuestra visión de un vibrante futuro cercano con personajes mejorados y jugabilidad con mucha acción basada en equipos. Con cada nuevo juego de Blizzard miramos nuestros aspectos favoritos de un género y le damos nuestro toque. El objetivo con Overwatch es crear una experiencia FPS genial que sea más accesible para el gran público, al tiempo que proporciona la acción y profundidad que aman los fans de los shooters".

Las inscripciones a la beta de Overwatch, que se celebrará en 2015, ya están activas en la web oficial. Recordad, eso sí, que al apuntaros no tenéis garantizado el acceso, ya que habrá un sorteo previo.

De momento no se ha anunciado ni fecha de lanzamiento ni si hay planes de publicar una versión para consola aparte de la de PC y - previsiblemente - Mac.

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000, en su Twitter (@kr3at0r) o escucharlo en el podcast Ocho sobre Diez.