Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Avance de Star Wars: Battlefront II

Una nueva esperanza.

No es un borrón y cuenta nueva, desde luego, pero con Battlefront II se nota rápidamente que DICE ha aprendido de los errores cometidos con la primera entrega de su shooter multijugador basado en Star Wars. La inclusión de una campaña individual y una política de contenido descargable radicalmente distinta, diseñada principalmente para no fragmentar a la comunidad, son sin duda los grandes titulares, pero probando hace un par de semanas en sus oficinas de Estocolmo la beta que comenzará mañana pude apreciar que hay muchísimas cosas que han variado para, esta vez sí, hacer el juego que esperaban los fans del universo creado por George Lucas.

La representación de ese mundo de Jedis, Siths, droides y cazas galácticos sigue siendo impresionante, porque eso nunca fue un problema. El primer Battlefront, visualmente, ya era casi una réplica 1:1 de una película de Lucasfilm, pero aquí van incluso un poco más allá; ya sea en la batalla de Naboo o en el asalto de Takodana, un escenario importado directamente de El Despertar de la Fuerza, no hay quien pueda poner pegas al trabajo de los artistas de DICE, que sacan petróleo del motor Frostbite para ofrecer uno de esos espectáculos fotorrealistas que dejan con la boca abierta. Y si, además, lo haces acompañado por las melodías que originalmente compuso el maestro John Williams, mejor que mejor. No, el apartado audiovisual nunca fue un lastre para Battlefront.

Su problema estaba más bien en la profundidad. Battlefront entraba por los ojos, pero perdía fuelle rápidamente y se volvía repetitivo, con dificultad para mantener el interés pasados unos días. Los diseñadores de DICE son conscientes de ello, así que su primera solución es implementar un nuevo sistema de clases, con características bien diferenciadas y un claro enfoque al trabajo en equipo. La tropa de asalto es la más genérica y adecuada para los novatos, pero una vez empieces a dominar las mecánicas puedes probar el soldado pesado, con mayor potencia de fuego, el especialista con su rifle de larga distancia o el oficial, capaz de colocar una torreta pulsando un simple botón. Battlefront II te anima a coordinarte con tus compañeros, y eso hace que sea más estratégico (pese a mantener una propuesta rápida y accesible) y menos un caótico campo de batalla en el que todo el mundo va por libre.

Ahí también tiene mucho que ver el nuevo sistema de puntuación, los Battle Points. A medida que vas cumpliendo objetivos y eliminando a soldados del bando contrario acumulas una moneda que puedes gastar al hacer respawn dentro de la misma partida. Con cantidades relativamente modestas puedes hacerte con vehículos o soldados con jetpacks, pero si eres hábil y ahorras un poquito puedes ponerte en la piel de un héroe como Han Solo, Rey, Boba Fett o Darth Maul. Es un sistema dinámico y por lo general bien equilibrado, una vez más aportando una capa estratégica que le sienta como un guante, sin que se resienta esa inmediatez que caracteriza a la franquicia.

La beta permite probar varios de los modos multijugador que incluirá la versión completa. Hay dos relativamente simples, Arcade y Ataque. El primero de ellos nos lleva a Naboo y nos propone superar retos (eliminar un número determinado de enemigos antes de que se agote un contador) en la piel de Darth Maul o de un poderoso robot de combate, o bien superar una horda con decenas de tropas enemigas. Luego está Asalto, en esta ocasión ambientado en Takodana, donde dos pequeños equipos se enfrentan por el control del castillo de Maz Kanata.

El plato fuerte, sin embargo, son el Asalto Galáctico y el Asalto de Cazas Estelares, dos modos para un mayor número de jugadores y que son multifase, al dividirse en distintas partes con objetivos diferenciados. Asalto Galáctico es un modo 20v20 claramente inspirado por la fórmula Battlefield, con batallas a gran escala, soldados a pie, vehículos y bots de apoyo. En la beta os sonará, porque es esa demo que se mostró en la Gamescom en la que el ejército de robots comandado por Darth Maul trataba de ocupar el palacio de Naboo ante la oposición de las tropas clon de la República. Por escala y por ambición, este es seguramente el modo que representa con mayor intensidad la idea de batalla galáctica propia de Star Wars.

Sin embargo, para un servidor resulta aún más atractivo el modo Asalto de Cazas Estelares, justamente lo que todos echamos a faltar cuando se puso a la venta el primer Battlefront en 2015. Son, como podéis intuir por el nombre, masivas batallas en el espacio donde X-Wings, Tie Fighters y otras naves se enfrentan en tareas ofensivas y defensivas, según corresponda. No es el mítico Star Wars: X-Wing de 1993 que diseñaron Lawrence Holland y Edward Kilham, porque su enfoque es muchísimo más arcade y directo, alejado de florituras, pero sí la representación más realista y emocionante que hemos visto hasta ahora de cómo sería estar en la cabina de una de esas naves.

La beta, si deja algo claro, es que a nivel multijugador Star Wars: Battlefront II funciona como un tiro, puliendo los defectos de la primera entrega y potenciando una fórmula jugable que le sienta muy bien al universo de Lucasfilm, cubriendo las diferentes trilogías y sus momentos más icónicos. Ahora solo nos falta comprobar la campaña para un jugador, con una intrigante historia que nos pone en la piel de una soldado del Imperio tras la muerte del Emperador Palpatine. Si cumple y está a la altura de las expectativas, puede que en esta ocasión Battlefront II sí sea un contendiente claro en las listas de los mejores del año, y también un título recomendable no solo para los fans acérrimos de La Guerra de las Galaxias.

Acerca del autor
Avatar de Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Director

Jose es fundador de Eurogamer España y el director de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en su Twitter o verlo en su canal de Twitch.

Comentarios