Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Kane & Lynch 2: Dog Days

Entrevistamos a Karstend Lund, director del juego.

El primer Kane & Lynch: Dead Man salió a la venta hace casi tres años y aunque prometía bastante al final no terminó de convencer a muchos de los aficionados a los juegos de acción. Quizás porque resultaba demasiado repetitivo, porque salió con demasiados errores de programación, porque su multijugador no estaba del todo aprovechado, o simplemente porque el guión no acabó de dar en el clavo. El caso es que Kane & Lynch necesitaba una segunda oportunidad. Su planteamiento bien lo merecía: dos locos de remate muy violentos y con ganas de cumplir mil y una fechorías.

Lo cierto es que los últimos tráilers que se han publicado del juego nos han transmitido buenas vibraciones, pero también muchas dudas. Hemos podido entrevistar a su director Karstend Lund para que nos ayude él mismo a sacar en claro lo que podemos esperar de este Dog Days.

Empecemos por el argumento. Como ya hicieron en la primera entrega Kane y Lynch volverán al continente asiático, pero no será a Tokio como ya vimos en la estupenda escena de la disco sino a los bajos fondos Shanghai, el mejor lugar del mundo para desaparecer y donde Kane se ha instalado. Dejemos que el propio Lund nos lo explique: "Lynch está viviendo en Shanghai, y le pide ayuda a Kane para que le eche una mano con un negocio relacionado con armas. Desde el momento en que vuelven a estar juntos, lo que parecía una simple tarea acaba estallando delante de sus narices, y de nuevo vuelven a verse buscados por toda la ciudad".

Esto sí que es llegar al lugar adecuado en el momento adecuado.

Es básicamente lo que podemos ver el tráiler, del cual hace poco os ofrecíamos una versión extendida. Lynch AKA el angry Torrente se ha trasladado a esta mega-urbe china para dedicarse a sus trapicheos de dudosa legalidad, allí no solo ha encontrado el dulce amor sino que se ha metido en un follón de tres pares de narices, para lo cual deberá recurrir a su colega Kane. Éste no pasa por muy buen momento por lo que, aunque no se lleva muy bien con su antiguo camarada, decide aceptar su invitación.

¿Querrá decir esto último que tendremos la posibilidad de recorrer las calles de Shanghai con libertad? Parece ser que no, la estructura de misiones se mantendrá como en el primer juego. "No será un juego tipo sandbox, pero sí que dispondremos de diferentes formas de afrontar cada encuentro en el modo historia", responde Lund.

En cambio, donde sí que notaremos una gran diferencia es en el hecho de que a diferencia del título original en Dog Days el protagonismo recaerá principalmente en Lynch. "Pensamos que Lynch era un personaje muy interesante para el juego, la verdad es que es diferente al resto de héroes de videojuego que vemos estos días". Aquí Lund demuestra que no ha jugado al juego de Torrente.

Una vez en plena acción podemos apreciar uno de los aspectos más curiosos de esta segunda parte, nos referimos es el enfoque al estilo handycam que se le ha dado al juego. Ya lo comentábamos en nuestras primeras impresiones, la cámara se mueve constantemente, sigue la acción casi desde la perspectiva de un reportero de guerra suicida. El efecto es muy curioso y aunque algo parecido se ha visto en otros juegos (por ejemplo cuando corres en Gears of War) aquí el efecto está mucho más presente. Lund nos comentado que no será un efecto esporádico, sino que todo el juego será así. "El comportamiento de la cámara forma parte del enfoque creíble del juego, realmente da sensación de que estás allí", afirma.

Acerca del autor

Avatar de Albert García

Albert García

Colaborador

Albert es periodista especializado en videojuegos desde 2002 y es uno de los fundadores de Eurogamer.es. A la hora de jugar te lo puedes encontrar tanto con un complicado juego de rol o estrategia, como moviendo el esqueleto con un juego de baile. ¡Es un tipo imprevisible!
Twitter: @AlbertGarlo

Comentarios