Skip to main content
Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Ghostwire: Tokyo - cómo derrotar a Ko-omote, consejos y estrategias

Supera al segundo jefe del juego, el Byotara.

Ko-omote es el segundo jefe al que nos enfrentaremos en Ghostwire: Tokyo. Se encuentra en el capitulo 3. Ghostwire: Tokyo se lanzó el año pasado para PlayStation 5 y ahora ha llegado a Xbox Series S y Xbox Series X. Este jefe, que toma la forma del yo-kai Byotara, es muy peculiar porque es el único de toda la aventura que nos obligará a utilizar el sigilo.

La mayor dificultad del jefe es que sus ataques son totalmente brutales, y no podremos sobrevivir a más de uno o dos de ellos seguidos. Si nos atrapa más de una vez, lo más probable es que nos encontremos con una pantalla de game over y tengamos que empezar de cero.

Así que para derrotar a Ko-omote será importante aprender a esquivarla y atacarla cuando esté vulnerable. En esta guía os explicaremos cuales son los mejores lugares para esconderse y la estrategia necesaria para derrotar al jefe del capítulo 3.

En esta página encontrarás:

Ver en YouTube

Cómo prepararse para el combate contra Ko-omote

El combate contra Ko-omote forma parte de la historia principal de Ghostwire: Tokyo, y tendremos que enfrentarnos a ella en el capitulo 3: Conexión. Es la misión final de este capítulo, y la batalla se iniciará después de que realicemos la tarea "Ve al santuario del camino". Esto quiere decir que tenemos bastante tiempo para prepararnos de antemano.

Como ya comentábamos antes, los ataques de Ko-omote son muy poderosos, así que lo primero que necesitaremos son objetos de curación. Podemos encontrar objetos curativos conforme exploramos en el mapa pero, si estamos en un aprieto, la opción más sencilla es simplemente comprarlos. Para comprar objetos de curación sólo tenemos que acercarnos a una de las numerosas tiendas de Nekomata que están desperdigadas por el mapa. Allí podremos intercambiar nuestros meika por distintas comidas. Aseguráos de llevar bastantes objetos curativos a esta batalla.

Pero el objeto más importante para este enfrentamiento son los talismanes de señuelo. La lucha contra Ko-omote en Ghostwire: Tokyo no es una pelea convencional, sino que tendremos que distraer al enemigo para poder atacarle por la espalda con una purga rápida. Los talismanes de señuelo nos permiten crear un ruido que hará que los enemigos miren en una determinada dirección, dándonos la oportunidad perfecta para atacar por la espalda.

Los talismanes también se pueden comprar en las distintas tiendas del juego. Y los iréis encontrando por el mapa conforme progreséis. Si no los habéis usado hasta este momento, lo más probable es que tengáis unos cuantos guardados y listos para usar. Como mínimo, recomendamos tener tres talismanes de señuelo para este combate.

Para activar un talismán, mantened pulsado el botón L1 para desplegar la rueda del menú. Allí, seleccionad el talismán de señuelo y pulsad R2 para ver su radio de efecto. Una vez lo hayáis dirigido hacia donde queráis lanzarlo podéis soltar el botón R2 para dispararlo.

Consejos para derrotar a Ko-omote

Durante la pelea de Ko-omote perderemos a K.K., y eso quiere decir que Akito no tendrá acceso a sus habilidades ofensivas más útiles. En lugar de eso, tendremos que abordar la pelea en completo sigilo.

Lo primero que debemos hacer al entrar a la arena de batalla es movernos por ella hasta encontrar unos pequeños túneles en la parte central de la sala. Si nos agachamos, podremos utilizar estos túneles para movernos de un lado a otro de la habitación de manera más sencilla. El uso de los túneles es imprescindible para poder derrotar a Ko-omote. Pero ojo: tenemos que acercarnos a ellos de la manera más silenciosa posible. Si Ko-omote nos ve entrar a estos túneles, emitirá un gas amarillo hacia el interior de ellos que nos hará daño. Si conseguimos llegar a la habitación central de los túneles sin que nos detecte, no obstante, estaremos seguros, y podremos curarnos sin problemas si lo necesitamos.

Nuestra única arma sera la purga rápida, que se activa pulsando el botón L2 cuando estamos en la espalda de un enemigo. También podremos utilizar el arco, aunque no le hará daño per se al monstruo.

Ko-omote patrullará la sala incesantemente mientras nos busca. Sin embargo, es bastante sencillo perderla de vista si utilizamos los túneles. Es bastante útil, también, desbloquear la rama del árbol de habilidades que nos permite movernos más rápido mientras estamos agachados.

La manera ideal de derrotar a Ko-omote es esperar a que patrulle la parte posterior de la sala. Podemos esperar a que llegue allí desde uno de los túneles laterales. Después, lanzaremos un talismán de señuelo justo enfrente de nosotros, y volveremos a escondernos dentro del túnel. Cuando Ko-omote se acerque a investigar, podremos pillarla por la espalda y ejecutar la purga rápida. Una vez hayamos ejecutado tres purgas rápidas seguidas, morirá, y podremos proseguir con la historia.

Si esta técnica no os funciona, o si no tenéis talismanes suficientes, hay una estrategia alternativa. A lo largo de la habitación encontraréis una especie de objetos rojos flotando en el aire. Si les disparáis con el arco, explotarán, y si Ko-omote está en su área expansiva, se aturdirá durante unos segundos.

El rango de aturdimiento es breve, pero suficiente para posicionarnos a su espalda si vamos corriendo y ejecutar la purga rápida. Recordad: tenéis que ejecutarla en tres ocasiones para que termine el combate.

Read this next