Valve ha desactivado hoy la posibilidad de intercambiar y vender objetos de DOTA 2 y Counter Strike: Global Offensive en Holanda.

La medida ha sido una reacción a dos cartas que envió la Comisión de Juego de este país a la compañía en mayo, en las cuáles indicaban que ambos títulos violaban las leyes holandesas de juego.

Hace dos meses informábamos de que dicha Comisión había investigado las cajas de loot de diez juegos y consideraba que cuatro incumplían la legislación vigente en materia de apuestas, pero no se habían dado a conocer los títulos.

Ayer mismo la Comisión informaba de que a partir de hoy 20 de junio empezará a revisar los casos de juegos conflictivos para ver si han realizado cambios para ajustarse a la legalidad.

Lo que tienen en común todos estos juegos es que permitían transferir el contenido de las cajas de loot. Según indican en la carta, "las cajas de loot no incumplen la legislación si los objetos in-game de las cajas de loot no se pueden intercambiar."

En el caso de DOTA 2 y CS:GO, ese acto se podía producir a través del Steam Marketplace, que permite intercambiar objetos in-game o venderlos a cambio de saldo de Steam para comprar juegos y otros contenidos de la plataforma.

Valve ha asegurado que está buscando consejo legal para enfrentarse a esta decisión que "ni comprenden ni comparten" y que esperan encontrar una salida "menos inconveniente."

No sabemos aún cuáles son los otros dos títulos afectados por la investigación, pero se especulaba con la posibilidad de que fueran PUBG, Rocket League o FIFA 18.

Acerca del autor

Jaime San Simón

Jaime San Simón

Redactor

Jaime lleva en Eurogamer.es desde los inicios y es nuestro experto en juegos indie. Tú ponle ahí cuatro píxeles hechos con amor y ya le puedes dar megatones hiperpoligonizados, que él, se quedará con lo primero.