Avance del DLC de Dark Souls 2

Prolongando el sufrimiento.

"No he visto a nadie que haya llegado tan lejos", me explica un PR de Namco mientras me abro paso entre hordas de soldados muertos e insectos en la demo del E3 del DLC Crown of the Sunken King de Dark Souls 2.

No estoy seguro de si es simple peloteo o si el resto de jugadores no son tan buenos a la hora de jugar con los increíblemente precisos sistemas de combate de From Software. No es tan difícil, pienso. Me han dado como una docena de frascos de estus. Vale la pena comentar que en la demo empiezo con nivel 140, así que con un poco de suerte esto no será indicativo del equilibrio en la versión final. Pero no estará muy lejos tampoco, ya que el DLC sólo se podrá acceder en el tramo final de la campaña, una vez hayas conseguido cierto objeto de cierto gigante.

Atsuo Yoshimura, productor global de Dark Souls 2, me asegura que la famosa dificultad de la saga seguirá intacta, y que estas nuevas zonas tendrán una ruta alternativa que es mucho más complicada. Los jugadores más cabezotas podrán aceptar el reto de intentar superarlas en solitario, mientras el cooperativo será la opción para el resto de mortales.

"Queríamos motivar a los jugadores a jugar en cooperativo a la hora de poder completar la ruta más difícil", me explica Yoshimura. Es por eso que los usuarios del DLC pueden invocar incluso a jugadores que no lo tienen. Es una inteligente idea que permite a aquellos que han pagado por él jugar con sus amigos, dando al mismo tiempo a los usuarios del juego original una especie de demo del contenido adicional.

El productor apunta, además, que "para los jugadores que completen los tres DLCs habrá una sorpresa".

Por lo demás el diseño sigue siendo el mismo de siempre, excepto por la adición de nuevos enemigos, escenarios y jefes finales. El trozo de media hora que jugué está ambientado en una gris y cavernosa extensión plagada de torres que suben y bajan. Esto hace que sea un terreno más dinámico de lo que estamos acostumbrados, con claustrofóbicos interiores que cambian para crear una especie de laberinto mientras intentas averiguar a dónde has ido.

Hay apenas unos pocos tipos nuevos de enemigo por lo que he visto, pero todos molan. Una especie de soldado muerto que parece un árbol con musgo es el más común en esta parte. Por separado son bastante sencillos de derrotar, pero si se juntan dos o más pueden provocar bastante daño. Unos ominosos sacos se revelan como insectos vivos que no dudan en lanzar una nube de gas tóxico en tu dirección. Estos bichos no causan demasiado daño, pero corroen rápidamente tu equipo si no vas con cuidado. Ah, ¿recuerdas aquellas molestas estatuas verdes que escupían ácido en The Gutter? Pues han vuelto, pero cuando intento golpear a una me sorprende ver que sólo consigo quitarle una pequeña porción de vida. Me sorprende aún más descubrir que es una protusión en la espalda de una lenta criatura que parece una tortuga.

El elefante en la habitación es el rendimiento de The Crown of the Sunken King. From Software tiene de tiempo hasta el 22 de julio para acabar de pulirlo, pero la build del E3 tiene un rendimiento terrible, con algo que imagino está entre los 15-20fps de media, mientras que la iluminación es estridente, dando a todo una calidad un poco desteñida. El escenario es también menos inspirado a nivel estético que lo habitual en la saga, con sus cuevas pareciendo una versión más genérica de Doors of Pharros. A nivel visual es decepcionante, pero es sólo un aperitivo del DLC, así que esperamos que lo que no hemos visto sea más sólido y atractivo.

1

En términos de tamaño, Yoshimura dice que cada DLC tendrá entre tres y cinco áreas y calcula que los tres DLCs combinados son 1,5 veces más grandes que la expansión Artorias of the Abyss de Dark Souls, lo cual parece correcto según su precio.

Algunos fans de los Souls acusarán el añadido del DLC tan pronto después del lanzamiento del juego - pese a que es difícil argumentar que Dark Souls 2 fuese pequeño - pero Yoshimura asegura que la producción del nuevo contenido es una respuesta a las ventas del juego en Occidente. "Fue realmente en el último momento en el que confiamos en el contenido del juego. Estábamos ansiosos con él", recuerda sobre el hecho de ser la continuación del adorado Dark Souls. "En lo que respecta al DLC, tras acabar de crear el juego deseábamos crear un DLC, pero no estábamos seguros de si Dark Souls 2 tendría éxito. Fue después del lanzamiento cuando decidimos hacer el DLC".

Con Bloodborne, el sucesor no oficial de los Souls, en camino, el DLC de Dark Souls 2 parece menos fresco e inspirado de lo que era el año pasado, pero incluso un añadido menor a la franquicia Souls sigue siendo una experiencia atractiva. Además, los escenarios más o menos maleables, los nuevos enemigos y las rutas más difíciles proporcionan suficientes incentivos como para explorar aún más el robusto sistema de combate y las maravillosas monstruosidades de Dark Souls 2. Para los fans de la saga, desde luego, eso no es para nada algo malo.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Ir a los comentarios (11)

Acerca del autor

Jeffrey Matulef

Jeffrey Matulef

Colaborador  |  mrdurandpierre

Jeffrey Matulef is the best-dressed man in 1984.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (11)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos