El gran timo espacial

El lobo de EVE Online.

EVE Online lleva entre nosotros más de diez años, desde antes de WOW incluso, pues fue publicado en 2003. Y, a lo largo de los años, ha sufrido multitud de cambios, pero siempre ha mantenido intacta su característica de ser un simulador económico con cierto trasfondo espacial. Economía... ¿Y qué pasa donde hay dinero? Que los hijos de puta florecen por doquier.

Una de las virtudes de EVE Online es lo perfecto de su representación de lo que es un sistema económico e incluso de las aplicaciones de conceptos del capitalismo más feroz y del liberalismo aplicado a la economía. El juego es un enorme mundo lleno de recursos de compra y venta, así como de herramientas de gestión, pero son los jugadores los que hacen funcionar el sistema. Las rutas de comercio, la explotación de recursos y, en definitiva, el funcionamiento del universo, dependerá del uso que los usuarios de EVE Online hagan de ello. Y ojo, porque hablamos de un capitalismo real, sin intervención por parte del estado.

Pero en todo sistema capitalista hay división de clases, porque ese desequilibrio es parte de su esencia: los que tienen dinero y los que no. Y estos últimos, los que no tienen dinero, están dispuestos a lo que sea para tenerlo. Y si las reglas del juego controlasen de forma estricta la interacción bursátil entre jugadores no estaríamos hablando de ésto, pero EVE Online es un mundo duro. Muy duro.

Cuando un jugador llega a EVE Online lo primero que debe entender es que todo funciona en base a los ISK -Interestelar Kredit-, la moneda del juego con la que se paga todo. Pero todo; hasta el propio juego: es posible obtener con ISK tiempo de uso, pues conviene recordar que EVE Online es un juego con cuotas mensuales. Así pues, los ISK permiten comprar cualquier cosa, incluso PLEX -o licencias de piloto-, que equivalen a un mes de juego y están valorados en 20$.

¿Cómo se consigue dinero en EVE? Cuando un novato empieza lo suyo es ponerse a minar asteroides, que consiste en pulsar dos teclas y esperar un rato largo, pues es un proceso ridículamente aburrido y automatizado. Otra opción es el combate contra los NPC piratas, pero igualmente, poco se saca. El siguiente paso lógico es, cuando ya se tiene un puñado de ISK para invertir, pasar a realizar rutas de comercio. Nuevamente, es laborioso y también con cierto peligro si queremos sacar un poco de beneficio. ¿Le extraña a alguien que en este entorno aparezcan las estafas?

EVE siempre ha tenido ese tipo de timos de chichinabo que parecen sacados de una película con Antonio Ozores: está el clásico "voy a dejar el juego y quiero regalar todo mi dinero para que lo use alguien", que es la versión espacial del príncipe nigeriano; los hay también que consisten en la venta de un elemento del juego en cuyo contrato cambian una letra y, de repente, millones se convierte en billones; y los hay elaborados, mucho más elaborados. La historia del timo en EVE online es grande y jugosa y daría para varias secciones: el timo del banco intergaláctico, la estructura piramidal en la que 4000 usuarios se estafaron entre ellos aunque el dinero se lo quedó otro, o la que hoy nos ocupa: el timo del fondo de inversión en naves Titán.

1
Las naves de EVE Online.

Aquellos que hayan leído alguna vez sobre Eve online conocerán las naves Titán, el buque más grande de todo EVE Online, más cerca de ser una estación espacial que de una nave. Estos juggernauts de metal son el navío más caro, complicado de construir y sólo al alcance de las corporaciones -el equivalente a clanes del juego- más grandes. Tener un titán es todo un símbolo de poder y son el motivo de guerras o, como en el caso del que trata este texto, de timos.

El principal problema a la hora de construir objetos en EVE es que es necesario tener los planos de lo que queremos construir. No es tan simple como tener dinero y decir "quiero esa nave"; el jugador necesita el dinero, los planos, un sitio seguro donde construir y el tiempo para ello. Y, como es de imaginar, el precio de los planos oscila entre las cuatro perras y decenas de billones de ISK. Los titanes estan en el extremo más caro: 60 billones de ISK cada plano. Pero si en el mundo real hay imitaciones y copias, EVE Online no se podía quedar atrás y puesto que los planos originales no pueden ser comerciados entre jugadores para evitar desequilibrios y juego sucio, se crearon las copias de planos. Una copia de plano es más barata, comerciable pero tiene uin número de usos limitados. Pero no, el timo no tuvo que ver con pasar copias por originales: la realidad es mucho más sencilla.

Bad Bobby era un jugador con prestigio en la comunidad de EVE Online. Durante varios años fue el jefe o CEO, como se dice ahora, de varias compañías dentro del juego. Compañías que hicieron ganar dinero a él y a aquellos que participaron como accionistas, así que cuando en 2009 presentó su nuevo proyecto, Titans4U, no hubo dudas por parte de nadie para unirse a este nuevo negocio. ¿La idea? Crear un fondo de inversión entre cuantos más jugadores mejor y comprar con el dinero todos los planos de naves titan posibles. De esos planos se harían copias que serían vendidas en el mercado, cosa posible dada su naturaleza, y el beneficio sería repartido entre todos los que aportaron dinero de forma proporcional. La idea era realmente buena e ingeniosa, pero ¿qué les garantizaba que Bobby no se haría con el dinero y tomaría las de villadiego? Una premisa tan simple como eficaz: la compañía tendría cinco accionistas, él mismo y cuatro de los miembros más respetados de la comunidad ejerciendo de garantes. Todos los recursos de la compañía estarían bloqueados y sería imposible tocarlos salvo que se contase con la mayoría de votos y, siendo cinco, Bobby debía convencer a otros dos miembros para poder acceder libremente al dinero y planos, pues cada uno tenía un 20% de las acciones. Incluso en el caso de que a Bobby le pasase algo, los otros cuatro miembros del consejo podrían recuperar el dinero y los planos. ¿Qué podría salir mal?

Bobby anuncia su plan comercial, publica cifras y la gente se frota las manos: 90% de beneficio para quienes pongan dinero y el 10% restante se lo reparten entre los cinco accionistas. El negocio es perfecto para ambas partes y durante el año siguiente el dinero aparece en cantidades. 850 billones de ISK, ahí es nada, conforman los activos de Titans4U, activos que son protegidos por una votación imposible de ganar para Bobby. O así sería si la avaricia y la estupidez humanas no formasen parte del juego.

Como decía, ya ha pasado un año y todo va viento en popa: los inversores saben que un plano de titán tarda en completarse cuatro meses, así que la susodicha inversión a largo plazo no les preocupa. Pero en 2010 llega la sorpresa, y varias cejas se levantan en el consejo de los cinco de Titans4U cuando Bobby propone sacar a la venta más acciones para crear nuevos huecos de miembros en el consejo. El negocio va de maravilla, así que a tres de los otros cuatro miembros no les parece mal y votan a favor. Un quinto, conocido como Proton Power y experto en la economía del juego, les previene del error que van a cometer, pero nadie le hace caso. Sus consejos caen en saco roto y Bobby, como CEO, puede sacar a la venta más acciones del consejo de administración. Se masca la tragedia.

Ya he comentado que tanto el dinero como los planos estaban a salvo, pues eran intocables salvo que más de la mitad de los votos estuvieran a favor, pero eso era cuando los cinco miembros estaban en igualdad de condiciones, ya que cada uno tenía un 20% de las acciones. Bobby crea nuevas acciones y... las compra todas de golpe. Se acaba de hacer con el 51% de los votos de un plumazo y con la ayuda involuntaria de sus compañeros que no pueden hacer más que gritar al monitor mientras nuestro ratero amigo abre una votación para transferirse todo lo que posee la compañía; votación que gana, sobra decir. Y sale por la puerta, oigan. Pero ¿lo hace con sigilo y huye? Ni mucho menos: corre directo a los foros oficiales, porque si vas a reirte de un montón de gente mientras les haces un Nelsoniano "Haha!", lo suyo es hacerlo a la cara, aunque sea digital.

Bobby los ha engañado a todos y todo, absolutamente todo, estaba preparado desde el principio: el timo de Titans4U ha sido el fruto de años de preparación. Todas las empresas pequeñas que creó no fueron más que una forma de generar confianza, pues cuando existe dicha confianza la gente afloja la gallina con mayor facilidad y así ha sido. Se ha embolsado más de 850 billones de ISK o lo que es lo mismo, $45.000 en dinero real.

Algunos jugadores montan en cólera al saberse estafados, pero otros... otros aplauden, pues Bobby no ha roto ninguna regla: no ha hecho trampas ni ha transgredido las condiciones del juego. Todo lo que Bobby ha hecho entra dentro de la legalidad del capitalismo extremo que simula EVE Online y que es incluso promovido por los creadores del título. EVE es un juego de apuestas y riesgos, donde puedes perder todo en diez minutos y en el que no hay seguridad sobre nada y ese es parte de su encanto y la fuente de todas sus historias. Y esas historias son ventas y nuevos usuarios: no tenemos más que recordar el pico de novatos que llegó a EVE Online tras la megabatalla de hace unos meses, todos ellos atraídos por el ruido provocado en las noticias del mundillo.

La gran estafa de Titans4U no cambió el mundo como tal pero sí mostró como es en realidad, aunque ese mundo sea un videojuego. CCP, los creadores de EVE online, no sólo no impidieron o castigaron el timo, ni mucho menos banearon a Bobby; al contrario, promueven, en cierta forma, este tipo de competencia feroz y cruel entre jugadores. Incluso uno de sus trailers, el famoso video Causality, invitaba activamente a ello. Así es el juego y así ha de ser. El dicho en EVE es "no vueles en una nave que no estés dispuesto a perder", y hay que entenderlo de forma absoluta. Bobby lo entendió bien, muy bien. Quizá sea uno de los jugadores que mejor haya entendido el juego en toda su historia y, cuando hubo realizado su golpe, se presentó ante el mundo como un pirata y un ladrón, pero como bien dijo él mismo "si es dinero, está para gastarlo. Lo más valioso para mi es la camaradería de aquellos con los que vuelo. Eso es algo que no comercio y como tal no es dinero. Nada de lo que he hecho cambiará eso ni afectará a lo que es mi vida real".

Señores, si eso no es entender lo que es un juego, yo no se lo que es.

Contenido relacionado

La próxima BlizzCon tendrá formato virtual

Se celebrará en febrero de 2021.

Skull & Bones no aparecerá en el Ubisoft Forward

Asegura que el desarrollo marcha bien con "una nueva visión".

Anunciado Ni No Kuni: Cross Worlds

Un MMO para el mercado japonés.

World of Warcraft: Shadowlands se lanzará en octubre

Primer vistazo a la serie animada Shadowlands Afterlives.

Las Megaevoluciones llegan esta semana a Pokémon Go

Así funcionan las megaevoluciones en el juego de Niantic.

También en Eurogamer...

Comentarios (22)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos