Durante nuestra visita al showcase de SEGA pudimos probar Valkyria Chronicles 4, la nueva entrega de esta saga de juegos de estrategia que se estrenó hace una década en Playstation 3. Desde entonces hemos tenido una segunda y tercera partes en PSP (la tercera jamás llegó a ser localizada en occidente) y el año pasado llegó el spin-off Valkyria Revolution, del cuál decir que fue decepcionante sería quedarse muy corto. Esta nueva entrega saldrá en todas las consolas de actual generación y en PC, y parece que por fin retoma la senda que inició el original.

Valkyria Chronicles 4 se siente como una secuela más fiel que la segunda parte y desde luego no tiene nada que ver con Revolution. El Valkyria Chronicles original era un juego sobre gente corriente obligada a luchar en una guerra tras una invasión extranjera, mientras que la segunda parte parecía un anime de adolescentes con combates por en medio. El tono de esta cuarta parte está más cercana al original, con un protagonista que claramente no se siente cómodo combatiendo y que tiene una gran pasión por la botánica. La historia se desarrolla en paralelo a la del primer VC, en plena invasión de la nación netrual de Gallia por parte de la Alianza Imperial, pero traslada la acción al helado frente norte.

Los primeros enfrentamientos son en plena Gallia y empiezan a un ritmo más elevado que el original. Al menos de inicio el combate es prácticamente clavado al de VC, con un mapa que nos permite seleccionar entre los diferentes soldados que hemos desplegado y que podemos mover por turnos en tercera persona. Recibimos disparos de los soldados enemigos si entramos en su zona de visión y por lo general es recomendable moverse entre coberturas y acabar el turno en un lugar protegido. Al menos nuestros soldados no fallan disparos a quemarropa como en X-COM.

1

Los escenarios no están tan limitados como en el segundo, la historia recupera el tono del original y el gameplay mantiene sus virtudes intactas

Las clases son las del primero: Scout (explorador rápido con un rifle), Shocktrooper (soldado de asalto con una ametralladora), Sniper (francotirador muy débil en enfrentamientos directos), Engineer (puede abastecer de munición y curar a sus compañeros), Lancer (cuenta con un lanzamisiles anti-tanques) y se añade una nueva: el Grenadier, que puede lanzar morteros para destruir estructuras o generar daño de área. Es un complemento perfecto al Lancer, cuyos ataques son también muy potentes pero solo dañan en el punto de impacto. Como siempre, disponemos de un tanque que tendrá que enfrentarse a los vehículos pesados rivales cara a cara.

No pudimos probar los combates en entorno nevado, principal novedad de esta cuarta parte, pero en general todo se veía tan bonito como en el original; el motor CANVAS reaparece para darle un toque de acuarela a los escenarios. Las versiones portátiles no lograban emular los efectos del motor del original, mientras que Revolution pasaba por completo de tratar de parecerse al original.

Quizá sea por la experiencia, pero los tutoriales parecieron mucho más cortos y el juego empieza a proponer situaciones interesantes a nivel táctico desde mucho antes que el primero, que premiaban fijarse en el escenario. De hecho logré sorprender en un par de ocasiones al equipo de SEGA que supervisaba la demo proponiendo soluciones arriesgadas a situaciones que planteaba el juego y por alguna razón tuve la suerte de que todas ellas saliesen bien en lugar de hacer un ridículo estrepitoso, que habría sido lo normal.

Por último remarcar que ahora los potenciales son mucho más visibles. Para quien no haya jugado al original, son cambios de estadística (positivos o negativos) únicos para cada personaje que saltan ante una situación concreta (desde "Alergia al polen" hasta "Le gusta X compañero" pasando por "Claustrofóbico" o "Lobo Solitario"). Los potenciales le daban personalidad única a cada soldado y nos obligaba a conocerlos mejor y a ponerlos en combinación con gente que funcionase bien con ellos, generando un afecto que hacía que cada permadeath nos sentase como un navajazo. Ahora aparecen con una animación vibrante a toda pantalla con la cara del personaje afectado en lugar de salir simplemente un letrero con el nombre como en el primero.

Valkyria Chronicles 4 parece en un primer contacto la secuela de Valkyria Chronicles que siempre esperamos los aficionados al original. Los escenarios no están tan limitados como en el segundo, la historia recupera el tono del original y el gameplay mantiene sus virtudes intactas añadiendo un par de novedades. Queda por saber qué tal estará la historia y si los enfrentamientos que nos propone sabrán mantener el nivel. Podremos comprobarlo de primera mano en otoño de este año.

Acerca del autor

Jaime San Simón

Jaime San Simón

Redactor

Jaime lleva en Eurogamer.es desde los inicios y es nuestro experto en juegos indie. Tú ponle ahí cuatro píxeles hechos con amor y ya le puedes dar megatones hiperpoligonizados, que él, se quedará con lo primero.

Más artículos de Jaime San Simón

Comentarios (2)

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos

Contenido relacionado

SEGA comparte el opening de Valkyria Chronicles 4

El juego sale dentro de dos meses.

El primer Valkyria Chronicles saldrá en Switch

La versión Switch de VC4 se retrasa a otoño en Japón.

Valkyria Chronicles 4 llegará a occidente en otoño

En Japón se podrá jugar la próxima semana.

Lo Último

YAGER presenta The Cycle, su próximo juego

Completa misiones en un planeta con rivales y criaturas salvajes.

Dragon Ball FighterZ es el juego con más participantes en el EVO 2018

Super Smash Bros. Wii U supera a Melee por solo un participante.

Publicidad