Avance de Chinatown Detective Agency

Una prometedora aventura point&click.

Uno de los primeros rompecabezas de la breve pero fascinante demo de Chinatown Detective Agency gira alrededor de una cita clásica de Heródoto, un historiador y geógrafo de la antigua Grecia. ¿Soy tan fácil de manipular? ¿Basta solo con esto para captar toda mi atención? ¿Una pincelada inteligente de un pasado lejano bañada en las luces de neón de un futuro cercano? Siendo honestos, sí. Me han pillado. Me flipan estos toques filosóficos, especialmente cuando están mezclados con la ciencia-ficción más oscura.

Pero más allá de los elementos que parecen dirigidos con precisión hacia mis intereses, hay algo genuinamente interesante en ese rompecabezas: tienes que usar Google para encontrar la respuesta. Chinatown Detective Agency, una aventura point&click con un Kickstarter en proceso, basa buena parte de su atractivo en la promesa de romper la cuarta pared para que tengas que investigar por tu propia cuenta. En ella te pones en la piel de una investigadora privada llamada Amira Darma, la cual trata de sobrevivir en la bella Chinatown de Singapur, el último semi refugio tras el colapso de la economía mundial. Como en cualquier buen noir detectivesco, un trabajo fácil y rápido acaba mezclándote en las profundas redes de una gran conspiración.

En lo que respecta a los propios rompecabezas, los que encontré en la demo eran bastante tentativos. Tuve que buscar la cita de Heródoto para encontrar el nombre del libro que estaba buscando - el reguero de pistas me había llevado primero a la cita y luego a la biblioteca - pero eran lo suficientemente accesibles como para solucionarlos sin tener que recurrir a nada fuera del juego. Aun así, aparte de apuntar alguna nota o utilizar el buscador de Google, hay otras cosas que tendrás que administrar. Chinatown Detective Agency se juega dentro de una especie de ventana, con un marco que muestra información clave como el dinero que tienes, la hora, la fecha y algunos aspectos básicos de tu misión. Estos elementos, a priori inocuos, son en realidad bastante importantes.

El tiempo y el dinero son recursos que deberás administrar con cuidado, dado que la parte realista del juego la proporcionan logísticas propias de la vida real - como, por ejemplo, llegar al aeropuerto mucho antes de que salga tu vuelo - más que no el aspecto del mundo real. En cierto modo es el tipo de realismo con el que me gusta jugar que con el que me gusta pasar el tiempo de forma literal. Es pensar como lo haría un investigador de verdad, y es por eso que los serios aunque lujosamente estructurados escenarios pixel art invitan a la inmersión tanto como lo haría una alternativa fotorrealista.

Aquí hay, potencialmente, un montón de cosas interesantes. Espero mucho de cómo representará el juego las limitaciones prácticas que imponen el tiempo y el dinero en tu oportunidad de investigar. Espero mucho de cómo se desarrollará la parte narrativa, la cual apunta a una interesante historia de conflicto transhumanista y angustia existencial, dos elementos tradicionales en la ciencia-ficción moderna. Y también espero mucho de cómo te retará y te sacará del ritmo habitual de las aventuras point&click con sus rompecabezas, como hizo conmigo en el de Heródoto. Por ahora, hay potencial. La demo es tentadoramente breve y no llega a despegar del todo. Pero en un estado tan temprano del desarrollo, este potencial es más que suficiente.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Ir a los comentarios (0)

Acerca del autor

Chris Tapsell

Chris Tapsell

Staff Writer

Chris Tapsell is Eurogamer's Staff Writer, its newest Chris, and a keen explorer of the dark arts of gaming, from League of Legends to the murky world of competitive Pokémon.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (0)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos