ACTUALIZACIÓN (05/04/2019):

Según informan nuestros compañeros de Games Industry, Valve ha respondido en un comunicado. La empresa ha remarcado que el informe no se refiere a la venta de juegos en Steam, sino a las claves que se suministran a las distribuidoras y que pueden bloquearse por región si se lo piden. Valve no cobra ningún extra por suministrar claves a terceras empresas.

"Los bloqueos regionales solo se aplicaron a un número pequeño de títulos. Aproximadamente un 3% de los juegos que usaban Steam (y ninguno de los juegos de Valve) por aquel entonces tenían bloqueo regional en el Espacio Económico Europeo. Valve cree que la extensión de responsabilidad de la Comisión Europea a una plataforma de distribución en estas circunstancias no está contemplada en las leyes aplicables. En cualquier caso, y debido a las preocupaciones de la Comisión Europea, Valve desactivó los bloqueos regionales dentro del EEE a partir de 2015, a menos que dichos bloqueos regionales fuese necesarios por requisitos legales locales (como las leyes de contenido de Alemania) o los casos en los que un socio de Steam tiene límites geográficos en su licencia para distribuir un juego. La eliminación de los bloqueos regionales probablemente significará que los distribuidores subirán los precios en las zonas menos ricas para evitar las regulaciones. No hay ningún coste en enviar claves de activación de un país a otro y la clave de activación es todo lo que necesita un usuario para activar y jugar un juego de PC."

NOTICIA ORIGINAL (05/04/2019):

La Comisión Europea ha acusado a Valve y a cinco distribuidoras de bloquear la venta de videojuegos en función de la localización y, con ello, romper las leyes de competencia de la Unión Europea.

En un informe presentado hoy en Bruselas, se acusa a Valve de aliarse con Bandai Namco, Capcom, Focus Home Interactive, Koch Media y ZeniMax para que sus juegos no se pudiesen comprar fuera de las fronteras de ciertos estados miembro de la Unión, como República Checa, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Polonia, Eslovaquia y "en algunos casos" Rumanía.

Bandai Namco, Focus Home Interactive, Koch Media y ZeniMax han sido acusadas de haber bloqueado la venta de sus juegos entre estados miembros de la Unión en acuerdos con otras empresas aparte de Valve.

1

Margrethe Vestager, comisaria de competencia, ha declarado que "en un auténtico mercado único digital, los consumidores europeos deberían tener derecho a comprar y jugar los videojuegos de su elección independientemente de dónde vivan dentro de la Unión Europea. No se puede prohibir a los consumidores que compren en otros estados miembros para encontrar la mejor oferta. Valve y las cinco distribuidoras de videojuegos para PC tienen ahora la posibilidad de respondernos."

Antes de que se proceda a juzgar la causa, las seis empresas tienen derecho a revisar el informe y enviar alegaciones o solicitar una vista oral. Si la Comisión encuentra que estas seis empresas han incumplido las leyes de competencia europeas, la multa podría ser de hasta el 10% de sus ingresos anuales.

THQ Nordic ha sido la única empresa en responder con un comunicado público por el momento. En él afirma que las actividades investigadas de Koch Media son anteriores a 2015 (THQ Nordic compró Koch Media en 2018) y que ya han recibido el informe de la Comisión. La compañía "seguirá el proceso de cerca y está totalmente comprometida a cumplir con todas las reglas y regulaciones."

ZeniMax ha respondido a nuestros compañeros de Games Industry que no realizan comentarios sobre procesos legales activos.

Acerca del autor

Jaime San Simón

Jaime San Simón

Redactor

Jaime lleva en Eurogamer.es desde los inicios y es nuestro experto en juegos indie. Tú ponle ahí cuatro píxeles hechos con amor y ya le puedes dar megatones hiperpoligonizados, que él, se quedará con lo primero.