Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

¿Te gusta Baldur's Gate 3? Prueba estos juegos similares

Más RPG y romances para ti.

Baldur's Gate 3 ha sido, sin ninguna duda, uno de los juegos más importantes del año, y una de las grandes sorpresas. Muchos fans de la saga Baldur's Gate esperaban con ganas la nueva entrega ambientada en los Reinos Olvidados, pero pocos podían esperarse que esta tercera parte llegase a un público tan masivo.

Si fuisteis de los que jugó el juego en Acceso Anticipado, o en su lanzamiento el pasado agosto - o incluso en su lanzamiento posterior, en septiembre para las consolas PlayStation 5 y Xbox Series S y X - quizás estéis buscando nuevas aventuras y universos que sean capaces de llenaros tantísimo como el juego de Larian Studios. Os lo anticipamos ya: no será fácil, pero en esta página os damos algunas recomendaciones de juegos parecidos a Baldur's Gate 3 para que no lo echéis de menos.

Disco Elysium

En lo que a juegos de rol occidental respecta, pocos hay mejores que Disco Elysium. El exitoso título de Studio ZA/UM cuenta la historia de la región ficticia de Revachol. Nos ponemos en la piel de un detective desastre que se levanta con resaca y sin acordarse de nada, y a quien su compañero, el siempre adorable y un poco serio Kim Kitsuragi - al que acabaréis queriendo más que nada en el mundo - le tiene que contar un poco de qué va la trama: han venido a investigar un caso de un asesinato que ha sucedido allí, en medio de una protesta obrera. Como Baldur's Gate 3, Disco Elysium usa diálogos ramificados y dependientes de las estadísticas y tiradas de dados, aunque sus sistemas están adaptados de maneras bastante peculiares. Lo más importante, creo, es que es uno de los juegos mejor escritos de todos los tiempos, y es casi imposible que no os cautive su universo.

Divinity: Original Sin 2

El último trabajo de Larian Studios antes de Baldur's Gate 3 tiene todas las señas de identidad del estudio, y es uno de los motivos por los que resultó tan emocionante el anuncio de que ahora iban a hacerse cargo de la saga Baldur's. Divinity: Original Sin 2 puede jugarse en básicamente todas las plataformas del mundo (PC, Switch, Mac, PlayStation, Xbox, iPad) y mantiene la perspectiva isométrica en el combate, el sistema de clases bastante similar al de Baldur's Gate 3 y la ambientación fantástico-medieval. Es un juego sorprendementemente profundo y con momentos narrativos brillantes que, a pesar de tener ya más de cinco años, sigue sorprendiendo.

Pillars of Eternity

Aunque los más fans de la parte relacionada con el rol clásico de Baldur's Gate 3 quizás queráis mirar hacia otro lado: en concreto, hacia Pillars of Eternity, un juego desarrollado por Obsidian Entertainment. El juego es una secuela espiritual de Planescape: Torment y tiene mucha, mucha insporación en los juegos de la saga Baldur's Gate. En él, interpretamos a un nuevo personaje, El Observador, que acaba de llegar a la región de Drywood y se ve obligado a explorar este mundo en solitario después de la misteriosa muerte de toda su compañía. Quizás os choque, al principio, la mayor dificultad de su sistema de combate, pero hay opciones para hacerla más sencilla y, en cualquier caso, el punto fuerte del juego es su compleja y bella narrativa.

Fallout: New Vegas

Hablando de Obsidian Entertainment, pocos juegos de rol occidental hay más complejos, profundos, satisfactorios y cuidados que el de Fallout: New Vegas. El spin-off de la saga Fallout con el que llevamos soñando desde su lanzamiento original en el año 2010 y que ha hecho que, para nosotros, todos los otros juegos de mundo abierto palidezcan. No se parece mucho a Baldur's Gate 3 en su sistema de combate, que en este caso es un shooter; pero sí tiene muchos puntos de contacto en la delicadeza en la construcción de su mundo y, sobre todo, en la cantidad de situaciones inesperadas y locas a las que podemos llegar según la construcción de nuestro personaje y de las decisiones que tomemos.

Dragon Age: Inquisition

Si viniste aquí por los romances y para vivir aventuras mágicas junto al amor de tu vida, la saga Dragon Age es el siguiente paso más lógico. Dragon Age: Inquisition, que salió en 2014, es la tercera entrega de la serie de BioWare pero puede jugarse de manera independiente. También es, con diferencia, la entrega más pulida de las tres, con un diseño más moderno y más accesible para el público general. Su mezcla de fantasía oscura con humor y romance es muy particular y algo que, desde luego, echamos de menos de la BioWare de antaño, así que si no lo habéis experimentado todavía podéis consideraros unos afortunados.

Baldur's Gate 2

Tampoco está mal, claro, echar la vista atrás y jugar las otras entregas de Baldur's Gate. Con diferencia, Baldur's Gate 2 es la más recordada y querida por los fans, y jugarla puede ayudaros a entender mejor las Tierras Olvidadas y su mitología. Algunos de los personajes de Baldur's Gate 3 ya aparecieron aquí por primera vez y, en general, es un juego que, aunque se siente un poco antiguo a día de hoy, sigue teniendo una historia increíble e ideas muy adelantadas a vuestro tiempo. Una vez os acostumbréis al cambio, es enteramente posible que os paséis la inmensa mayoría de vuestra partida preguntándoos qué clase de magia negra utilizaron los desarrolladores para hacer este juego en el año 2000. Además, las ediciones Enhanced funcionan en ordenadores modernos, ¡y los port de móviles y tablets son bastante buenos!

Hakuoki: Kyoto Winds y Hakuoki: Edo Blossoms

Es broma, pero si queréis no es broma; si lo que más os ha gustado de Baldur's Gate 3 ha sido la parte relacionada con los romances, quizás tengáis que darle una oportunidad a los otomes. En concreto, la saga Hakuoki tiene una cantidad bastante respetable de chicos guapos y de acción sobrenatural. Está ambientado en el Japón medieval, y en él encarnamos a una chiquilla que ha perdido a su padre y trata de encontrarle, y que acaba viéndose involucrada con una versión ficcionalizada del Shinsengumi, una de las fuerzas policiales del último periodo del shogunato en el siglo XIX de Japón. Los personajes con los que podemos entablar romances en el juego son muy variados, y jugar las distintas rutas nos irá, poco a poco, desvelando información interesante sobre la peculiar visión de la historia que representa este juego.