Skip to main content

Cómo derrotar a los Golems Cúbicos en The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom - trucos y estrategias

¡Enfréntate a estos mini jefes!

Los Gólems Cúbicos son unos minijefes recurrentes que aparecen en The Legend of Zelda: Tears of the Kingdo, y que nos encontraremos en distintos puntos del mapa de Hyrule y, sobre todo, el Archipiélago de los Cielos.

La peculiaridad de los Gólems Cúbicos es que son enemigos muy fuertes, y mucho más grandes de lo que estamos acostumbrados a pelear, así que requieren un poco de estrategia a la hora de enfrentarnos a ellos. Por otro lado, pueden a llegar a ser peleas muy divertidas, ya que nos permitirán utilizar algunas de las nuevas habilidades de Link, como la Ultramano o la Ascensión.

En esta guía encontrarás diferentes maneras de derrotar a los Golem Cúbicos que te encontrarás repartidos por todo Tears of the Kingdom.

En esta página encontrarás:

Cómo prepararte para las peleas con los Gólem Cúbicos

Probablemente, la primera vez que te encuentres con un Gólem Cúbico, el enfrentamiento te pillará por sorpresa. No obstante, si te has enfrentado a uno y ha salido mal, ¡no te preocupes! Hay muchas maneras en las que puedes crear objetos que te ayudarán en la batalla.

  • Cocina platos que recuperen vida - Los Golem Cúbicos tienen mucho rango de ataque, y si te pilla uno de sus golpes te arrebatará un buen pedazo de vida. Es probable que ya tengas algunas, pero no olvides cocinar varios platos que recuperen corazones para poder recuperarte en medio de la batalla.
  • Crea elixires - Cocinando también puedes conseguir elixires que mejorarán tus estadísticas. La velocidad es clave en este combate, así que quizás quieras crear algún elixir raudo. La manera más fácil de crearlos es mezclar materiales de un mónstruo con los de un animal veloz. Por ejemplo, puedes mezclar una rana rauda o un lagarto raudo con cualquier pieza que te haya dejado un monstruo enemigo.
  • Combina varias armas - Especialmente en el caso de los Gólems Cubicos que aparecen a mitad y hacia el final del juego, seguramente necesitarás cambiar de arma en mitad del combate, ya que las que tengas se desgastarán conforme vayas golpeando. Las armas más útiles para esta batalla son las lanzas y las mazas de largo alcance, que se consiguen mezclando palos largos con otros elementos cortantes. Las lanzas te proporcionarán la distancia necesaria para hacer daño al constructo sin tener que arriesgarte a recibir demasiados golpes.
  • Recolecta materiales para usar el arco - Como decimos, los ataques que los Golem Cúbicos lanzan desde cerca son muy potentes, así que el arco puede ayudarte a hacerle algo de daño a distancia. Como en la mayoría de enemigos de The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom, congelar a los Golems ayudará mucho. Para hacerlo, sólo tienes que usar gelatina blanca en tus flechas. Por otro lado, mezclar tus flechas con materiales de keese las hará teledirigidas, y te permitirá acceder de manera más sencilla a los puntos débiles.

Con todo esto, ¡ya puedes volver a enfrentarte al Gólem Cúbico!

Cómo derrotar a los Golem Cúbicos usando la Ultramano

Los Golems Cúbicos de The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom están, como su propio nombre indica, hechos de cubos. Si golpeas a la mayoría de cubos de los que están formados, no conseguirás hacerles daño. No obstante, si te fijas bien, observarás que uno de estos cubos es de un color diferente al resto: brilla en un tono verdoso. Ese cubo es la fuente de poder del Golem, y también su punto débil.

No obstante, no siempre será fácil acceder a estos cubos. Generalmente, la mejor manera de acercarnos a ellos es esperar a que el Golem Cúbico ataque y los deje expuestos. Una vez los hayamos alcanzado, podremos golpear con nuestro arma. Al repetir este proceso en distintas ocasiones, conseguiremos derrotar al jefe. Si infligimos suficiente daño al punto débil del Golem, este se desmontará y caerá en pedacitos al suelo, dándonos una ventana de oportunidad importante para golpearle unas cuantas veces más.

No obstante, los Golem Cúbicos no dejarán estos cubos al descubierto muy frecuentemente. Además, tienen varios patrones de ataque muy potentes y con mucho rango que golpearán al suelo o al propio Link y le quitarán un pedazo importante de su vida. Si tenéis elixir de resistencia o habéis creado comida antes de la batalla, os será muy útil para sobrevivir.

No obstante, si consigues sobrevivir a los ataques de los Gólem Cúbicos, hay una manera sencilla de poder debilitarlos para acceder al núcleo: usar la habilidad Ultramano.

La Ultramano puede interactuar con los bloques de los que están compuestos los Golem Cúbicos como si fuesen cualquier otro elemento del mapa. Así, puedes aprovechar los momentos en los que el Gólem se quede quieto después de un ataque para agarrar uno de los cubos que componen su cuerpo con la Ultramano y alejarlo de él. Así, le debilitarás poco a poco. Si le eliminas los cubos de los brazos, perderá la habilidad de atacar con ellos; y si eliminas los de las piernas, se moverá con más dificultad.

Conforme vayas eliminando los cubos que componen al Golem Cúbico, dejará más expuesto su núcleo. Si eliminas los cubos suficientes, en ocasiones, el Gólem se descompondrá y te dejará unos valiosos segundos para atacarle en el núcleo. Cuando vuelva a montarse, sigue quitando cubos hasta que esté cada vez más débil, y ve minando su vida poco a poco. Para evadir sus ataques, los escudos no servirán de mucho: es más sencillo correr, especialmente si te ayudas de un elixir raudo para ir más rápido.

Algunos de los Gólem Cúbicos que te encuentres cambiarán de forma conforme les ataques. Otra forma útil de evadir sus ataques es utilizar la habilidad Infiltración.

Cuando estés debajo de un Gólem Cúbico, puedes activar la habilidad Infiltración - manteniendo pulsado el botón L y seleccionándola en la rueda de habilidades, y después haciendo una sola pulsación en el botón L - para que el tiempo se realentice durante unos segundos. Apunta hacia arriba, hacia la superficie del Golem, y pulsa el botón A. Si consigues hacerlo en el tiempo adecuado, te subirás a espaldas del Golem, ganando una perspectiva muy ventajosa para esquivar sus ataques y poder atacar al cubo verde que es su punto débil.

La habilidad Infiltración será especialmente útil cuando el Golem Cúbico cambie de forma y se convierta en una plataforma volante. En este estado, estará fuera del rango de la Ultramano y de la mayoría de nuestros ataques, incluso con el arco. Sin embargo, usando la habilidad Infiltración cuando está elevándose podremos subirnos a la plataforma y atacar, desde allí, al cubo verde. ¡Ten cuidado y no te caigas! Pero si no consigues mantener el equilibrio, no pasa nada: puedes aterrizar con el paravela y volver a intentarlo.

Si repites este proceso unas cuantas veces, al final, conseguirás eliminar la barra de vida del Gólem Cúbico al completo. Entonces podrás recoger las recompensas que suelte al morir. Algunos Gólem Cúbicos llevan cofres atados a alguna parte de su cuerpo. También podrás abrir esos una vez lo derrotes.

Estrategias útiles para enfrentarse a Golem Cúbicos en The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom

Como decíamos, la manera más sencilla de derrotar a los Golem Cúbicos es utilizar la habilidad Ultramano para eliminar sus piezas poco a poco y exponer su núcleo y punto débil, el cubo de color verde. No obstante, si te está costando vencerle de esta manera, hay otras estrategias que puedes tener en cuenta.

Las flechas son un arma muy útil, más que nunca, en The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom. En particular, será útil combinarlas con gelatina blanca para obtener flechas con la habilidad de congelar. Muchos enemigos poderosos de Tears of the Kingdom son sensibles a la congelación, y los Golem Cúbicos no serán una excepción. Con las flechas de hielo podrás paralizarlos durante unos segundos, de manera que te resultará más sencillo acceder a su punto débil.

Para golpear en el punto débil son especialmente útiles las mazas y las lanzas de largo alcance, que nos dejarán hacerle daño sin acercarnos demasiado y arriesgarnos a recibir un golpe.

En cuanto a las flechas, no olvides que combinando las flechas de nuestro arco con los materiales obtenidos derrotando keese, obtendremos flechas teledirigidas. Estas se encaminarán, automáticamente, hacia el punto débil de los Golem Cúbicos.

Por último, y aunque no es imprescindible, los cubos que componen los Gólem Cúbicos también son sensibles a la habilidad Retroceso. Si no estás teniendo suerte subiéndote a sus espaldas con la habilidad Infiltración, puedes extraer uno de sus cubos con la Ultramano, subirte sobre él, y después utilizar retroceso para que el cubo vuelva a su sitio, ¡y te lleve a ti con él!

¡Mucha suerte derrotando a los Gólem Cúbicos en The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom!

Read this next