"Pequeños detalles" es una serie de artículos dedicados a analizar los elementos individuales, filosofías de diseño y demás aspectos que marcan a videojuegos concretos.

En la GDC de 2005, Satoru Iwata entonó su legendario discurso: "En mi tarjeta de negocios soy el presidente de una compañía, en mi mente soy un desarrollador de videojuegos, pero en mi corazón soy un gamer". También fue la GDC en que habló de cómo Super Smash Bros no convencía a los ejecutivos de Nintendo hasta que lo pusieron en manos de los jugadores. "Esto es lo que ocurrió", explicaba Iwata. "La gente sonreía. Luego rió. Luego empezaron a gritarse los unos a los otros. Ese fue el momento en que todo cambió para Smash Brothers". Cualquiera familiarizado con la franquicia a nivel competitivo sabrá que fueron los jugadores quienes realmente inventaron este título: Super Smash Bros. Melee fue desarrollado como un videojuego casual para jugarse con amigos, pero la comunidad comenzó a explotar sus bugs y explorar lo que realmente podía dar de sí y, sobre esos cimientos, creó un eSport. Esta saga es única frente a otros videojuegos de lucha en la libertad que da a sus jugadores para expresarse y moverse libremente. Y siendo la gente como es, muchos lo aprovechan para reírse en la cara de su oponente.

2

El disrespect es un noble arte viva desde tiempos inmemoriales, antes incluso de que el teabag apareciese en Halo, y ha encontrado un hueco en esta saga. Si buscas "disrespect smash" en YouTube, aparecen alrededor de 102.000 resultados. Hay youtubers, como Alpharad o Lythero, que se han vuelto famosos por sus vídeos dedicados al disrespect. Esto no es algo único: también lo hay en Street Fighter o Call of Duty, pero en el primero está muy limitado y en el segundo, cuando alguien te mata a tiros con una pistola con silenciador o te sacude un navajazo en la nuca, es fácil pensar que está chetado. Super Smash Bros, sin embargo, es directo y claro. Tienes el insulto frente a ti o, en el caso de un buen pisotón, en tu cara.

Hablando con mi buen amigo Tonichan Piedrabuena, redactor en 3DJuegos, le pregunté cómo se podía faltar al respeto a otro jugador en Street Fighter. Él respondió que jugando con Dan Hibiki, un personaje en todos los sentidos de la palabra, concebido como un chiste y de tier bajo. En Smash esto es la punta del iceberg. La traducción de Dan sería en este caso jugar con Doctor Mario, uno de los peores personajes de todo el roster, y aunque esto ocurre, la comunidad es más sofisticada. Ganondorf es un personaje asociado al disrespect y esto no tiene nada que ver con que sea de tier bajo, que también lo es. Los luchadores de Ganondorf no matan: aplastan. Su movimiento más conocido es lanzarse contra el oponente mientras está en el aire, agarrarle y abalanzarse contra el suelo para estamparle la cara. Si se hace al borde del escenario, ambos personajes caen al vacío, pero la victoria cuenta para Ganondorf porque es el último en morir. Esta técnica es tan popular que hasta tiene un nombre: "ganoncidio".

Lo que hace especial a esta forma de disrespect es que te hace quedar como un idiota, ambos perdéis, y aún así el oponente gana. Es el "que te den" definitivo. Otra muy popular consiste en, cuando tu rival es incapaz de volver al escenario y va a morir, dejarse caer para rematarle en el aire o, incluso mejor, utilizar algún ataque para lanzarle al escenario y entonces acabar con él. Algunos aprovechan una mecánica que permite botar sobre el oponente para impedirle que vuelva al escenario y verle caer mientras pone cara de imbécil y otros, como que utilizan al Rey Dedede, combinan sus ataques lentos y a distancia para hacer rebotar al oponente de un lado a otro y decirle que no sólo es malo, sino que ni sabe esquivar un golpe que se ve venir a una milla ni tampoco sabe hacer tech, tocar el suelo de tal forma que no salgas disparado.

Si dedico este artículo a tratar algo tan aparentemente obvio y estúpido como es el disrespect en Super Smash Bros, es por la relación que establece entre los jugadores. Hay una idea de que luchas contra un individuo, alguien con una forma de jugar concreta, unos personajes favoritos, que está echando unas partidas en su casa. Smash nació en el salón y no ha perdido esa filosofía del pique y las risas en compañía. A pesar de que no hay forma de hablar, algunos utilizan sus nombres de usuario para mandar mensajes. Tras una buena jugada, el rival quizá muestre su respeto con un saludo de su personaje o, si ve que has muerto de forma injusta, quizá se arroje al vacío para equilibrar la partida. Si luchas con un personaje demasiado poderoso, quizá se agachen junto al borde diciéndote que te suicides y juegues con otro. Algunos pasan de luchar contra ti directamente y empiezan a hacer el idiota para distraerte, te imitan, juegan con tu personaje para reírse. En un mundo que cada vez más piensa en lo online, en cómo conectar fríamente a jugadores que sólo quieren echar partidas sin más, es bonito ver un grupo de usuarios con sentido de comunidad que, a pesar de todo, mantengan sus raíces. O al menos lo es hasta que te dan un rodillazo en la cara, mueres, y apareces pocos días después en una compilación de disrespect.

Acerca del autor

José Altozano

José Altozano

Colaborador

José lleva dando vueltas de un lado a otro en esto del periodismo de videojuegos desde 2011 y, que Dios nos proteja, ha acabado aquí como colaborador. Cinéfilo él, hipster aunque se niegue a aceptarlo, tiene además un canal de YouTube donde se le conoce como Dayo.

Más artículos de José Altozano

Comentarios (5)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos

Contenido relacionado

Lo Último

Apex Legends: 55 consejos, trucos y funciones poco conocidas

Conviértete en el líder de las partidas con nuestra ayuda.

Apex Legends: dónde está Nessy - cómo activar el easter egg que hace aparecer al Monstruo del Lago Ness

El easter egg mono (pero difícil de conseguir) de Apex Legends explicado al detalle.

FireMonkeys, el estudio australiano de EA, sufrirá una ronda de despidos

Se estima que afectará a casi un cuarto de los empleados.

Publicidad