Probamos la versión para PC de Marvel's Guardians of the Galaxy

Hit me with your best shot.

El juego de Guardianes de la Galaxia no es solo uno de los lanzamientos más importantes de esta semana, sino también una de las sorpresas más agradables de los últimos meses. Tras la decepción que supuso un Marvel's Avengers que erró totalmente el tiro a la hora de adaptar la saga más importante dentro de las primeras fases del ultra popular universo cinemático de la Casa de las Ideas, la papeleta para Eidos Montreal con este proyecto era considerable. Pero, tal y como comentaba mi compañera Paula en su análisis de la versión para consola, en esta ocasión las cosas han salido bastante mejor, y Guardians of the Galaxy es justo lo que queríamos y debía ser Avengers: "un juego ágil, divertido y repleto de referencias". Exactamente como una película de Marvel, vamos.

Es en PC, sin embargo, donde la epopeya de Star-Lord y compañía brilla con especial intensidad en su apartado técnico. Los desarrolladores de Eidos Montreal colaboraron con Nvidia para tener un mayor acceso a las tecnologías de sus últimas GPUs, y con un código que nos cedieron a principios de esta semana hemos podido comprobar hasta qué punto el juego es capaz de exprimir nuestro PC con una GeForce RTX 3080 Ti. Los resultados, quizás como era de esperar cuando hablamos de equipos de gama alta y títulos triple A punteros, son bastante espectaculares.

A nivel gráfico el set básico de características en PC es similar al de las versiones para PlayStation 5 y Xbox Series X, pero en caso de activar las opciones RTX se puede elevar el listón visual un poco más. Eidos Montreal aprovecha el ray-tracing para desarrollar principalmente dos tipos de reflejos. Gracias al trazado de rayos los distintos materiales de los objetos de la escena representan perfectamente los reflejos a su alrededor - desde personajes a otros objetos en movimiento, pasando por fuentes de iluminación como lámparas, neones o el propio sol - con un aspecto más realista. Este tipo de renderizado, además, limita la aparición de defectos que sí surgen con técnicas más sencillas como los reflejos en espacio de pantalla. En el caso de los reflejos con transparencia, las superficies con dicha característica (como el cristal o el plástico) reciben un efecto de espejo de su entorno, al tiempo que representan con mayor realismo las deformaciones e imperfecciones sobre el material. El resultado no solo es un aspecto más realista, sino también mucho más espectacular que con el ray-tracing desactivado.

Me preocupaba que el rendimiento se resintiese en exceso al activar todas las cucamonas gráficas, pero Marvel's Guardians of the Galaxy parece estar bastante bien optimizado. Con el detalle al máximo, tanto gráfico como del ray-tracing, a 1080p se superan los 100FPS de media con caídas a un mínimo de 80FPS, mientras que a 1440p la media se estabiliza alrededor de los 95FPS y los valores más bajos rondan los 65FPS. A 4K la cosa se complica, y manteniendo las opciones gráficas al máximo el frame-rate ronda los 48FPS, sin caer nunca por debajo de los 30FPS. Es en esta situación, sin embargo, donde resulta especialmente útil activar DLSS.

La tecnología de supermuestreo con deep learning de Nvidia se muestra ideal a la hora de incrementar el rendimiento con resolución Ultra HD. Si bien a 1080p no ofrece mejoras significativas y a 1440p permite obtener el rendimiento de 1080p nativo, con 4K los resultados son especialmente impresionantes: el juego pasa a funcionar a más de 70FPS de media, y las caídas por debajo de 60FPS son más bien poco frecuentes. De las cuatro opciones DLSS disponibles, la de Calidad y la Equilibrada son las que presentan una mejor relación entre calidad y rendimiento, siendo para la mayoría de usuarios prácticamente indistinguibles de la resolución nativa. Hay una opción de DLSS con Rendimiento Ultra que la compañía americana recomienda para jugar a 8K, aunque no hemos podido probarla.

El port para PC de Marvel's Guardians of the Galaxy es, por lo general, bastante sólido. Su rendimiento es más que correcto y estable (pese a utilizar el polémico sistema Denuvo, no he notado problemas derivados de ello), y visualmente Eidos Montreal sabe aprovechar las últimas tecnologías de ray-tracing para elevar un poquito más su colorido y espectacular universo (aparte de resultar un poquito más cinemático, si cabe, al jugarlo con un monitor 21:9). Salvo algún que otro bug en la interfaz y el control, que imagino se solucionará en los próximos días vía parche, es un juego con un diseño que ya funcionaba más que bien en consolas, pero que en PC está un peldaño por encima en su apartado técnico.

Ir a los comentarios (0)

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Director  |  kr3at0r

Jose es fundador de Eurogamer España y el director de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en su Twitter o verlo en su canal de Twitch.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (0)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos