La estrategia de Nintendo de remasterizar y volver a publicar sus títulos first party de Wii U sigue dando frutos, con el Donkey Kong Country: Tropical Freeze de Retro Studios ofreciendo excelentes resultados en su transición a Switch. Es un juego que vale la pena recuperar, con unos controles fantásticos, un gran diseño de niveles y una memorable banda sonora obra de David Wise. Es uno de mis juegos favoritos y uno que he seguido jugando años después de su lanzamiento original, pero ¿qué tal está en Switch y qué mejoras incorpora?

La verdad es que se trata de un port bastante directo con apenas unos pocos retoques y cambios diseñados para aprovechar el hardware de Switch. Es una experiencia en general más pulida, donde la mejora más destacable es la resolución de renderizado, pasando de los 720p nativos de Wii U a 1080p completo cuando juegas en Switch con la consola conectada al dock.

El diseño visual ya funcionaba bien a 720p y el salto a 1080p permite que los detalles más pequeños brillen más, pero os puede sorprender lo sutil que puede resultar la mejora en muchas escenas. Las texturas son más nítidas en Switch, pero la perspectiva fija ayuda a minimizar el ruido en la imagen y el aliasing en Wii U. En lo que respecta al modo portátil, nuestras pruebas confirman una resolución de 1152x648.

Para determinar esta cifra examinamos varios niveles buscando una potencial implementación de resolución adaptativa, pero Tropical Freeze parece usar una resolución fija. Al jugar en la pantalla LCD de Switch se aprecia de forma evidente un leve efecto borroso debido a la resolución no nativa, pero tal y como ya vimos en Wii U el diseño del arte ayuda a mitigar los problemas inherentes a una salida de vídeo no nativa en un panel de pixel fijo.

En cualquier caso, Tropical Freeze sigue siendo un juego fantástico. No es la última novedad, pero demuestra las ventajas de usar un motor optimizado y una dirección de arte bien pensada. La mayor parte del tiempo la versión para Switch de Tropical Freeze luce idéntica a la de Wii U, pero hay algunos pequeños cambios: una sutil diferencia en el shader de pelo de los Kong y en algunos efectos del escenario, por ejemplo, mientras que algunos aspectos del flujo de renderizado parecen estar ligados a la resolución. La iluminación de los rayos del sol incrementa su radio a bajas resoluciones, con lo cual el efecto se parece más al original de Wii U al jugar en el modo portátil, mientras que en el modo dock parece más apagada.

Aparte de estos leves retoques visuales y del incremento en la resolución, no hay mucho más en cuanto a mejoras gráficas. Pero resulta difícil quejarse cuando el juego luce tan bien, y desde luego es mucho mejor que el Donkey Kong Country Returns de 3DS, el último intento de llevar uno de los Donkey Kong de Retro a una consola portátil de Nintendo.

Dejando de lado los gráficos hay otra gran mejora que merece la pena mencionar: los tiempos de carga. Debido a la ausencia de disco duro Wii U no es precisamente conocida por tener tiempos de carga rápidos, e incluso la magia de Retro Studios no fue suficiente para compensar esta limitación. Comenzar la partida cuesta cuarenta segundos en Wii U, lo cual se rebaja hasta tan solo once segundos en Switch. La carga de una fase no es tan lenta, pero Switch sigue siendo el doble de rápida, haciendo que sea más fácil coger la consola y ponerte a jugar.

Y tenemos otra buena noticia: el rendimiento es perfecto. Desde que desarrollaron Metroid Prime y sus secuelas Retro Studios siempre ha puesto especial énfasis en ofrecer unos fluidos 60FPS, y Tropical Freeze no es una excepción. Cuando juegas con la consola conectada al dock Switch no sufre problemas de frame-rate en ningún nivel del juego. En ningún momento a lo largo de mi partida hubo el más mínimo tirón o caída. Es uno de esos pocos juegos que logra evitar cualquier tipo de ralentización.

Modo DockModo Portátil
La resolución en el modo Dock es de 1080p, mientras que en el modo Portátil se reduce hasta 1152x648. Algunos efectos, como la iluminación bloom de esta pantalla, varían en función de la resolución.
SwitchWii U
Al aumentar la resolución también mejora la nitidez de las texturas, pero esto se nota especialmente en elementos como las flores repartidas en este nivel.
SwitchWii U
Aparte del incremento de resolución y de ofrecer unos tiempos de carga más rápidos, la versión para Switch es básicamente igual al original de Wii U. Esto incluye el excelente trabajo con la cámara a lo largo de toda la aventura.
SwitchWii U
El shader de pelo y la iluminación en Donkey Kong se ajustan ligeramente en Switch. Kong se integra mejor con el escenario como resultado de ello.

Siempre existe la posibilidad de que se produzca alguna caída, pero fui incapaz de encontrar una sola. El rendimiento es muy estable y, lo mejor, esto también es aplicable al modo Portátil. Aquí el frame-rate resulta todavía más crítico; el port de Donkey Kong Country Returns a 30FPS para 3DS fue decepcionante, así que es genial ver que la secuela funciona tan bien al jugar en portátil.

Más allá del rendimiento y los elementos visuales, hay otros aspectos de la versión Switch a tener en cuenta. Tropical Freeze requiere tan solo 6.6GB de espacio en tu consola si lo compras en formato digital, con lo cual no ocupa demasiado en la tarjeta MicroSD o incluso puedes instalarlo en la memoria NAND interna.

Aunque sigue siendo más o menos el mismo juego que en Wii U, Tropical Freeze se mantiene tan fresco como siempre. Las mejoras son bienvenidas pero no esenciales, y aun así el juego es tan bueno que vale la pena rejugarlo. Es también otro ejemplo cómo un inteligente diseño visual y un fluido rendimiento pueden ayudar a que un videojuego envejezca bien. Hay muchos detalles visuales y sonoros a lo largo de la aventura que siguen impresionando; la forma en que la música cambia sin transiciones bruscas entre las secuencias en tierra y en agua, por ejemplo, o la fluida animación de todos los elementos. La cámara dinámica también sigue siendo fantástica.

Tropical Freeze sigue siendo uno de mis juegos de plataformas favoritos y el port para Switch ofrece una buena mejora gráfica respecto a Wii U cuando lo juegas en el dock y una experiencia igual de satisfactoria en el modo portátil. Los ports para Switch de Wii U siguen llegando al mercado - algunos buenos, algunos no tanto - pero los títulos first party de Nintendo mantienen el tipo a día de hoy y Tropical Freeze es una buena muestra de ello.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Acerca del autor

John Linneman

John Linneman

Staff Writer, Digital Foundry

An American living in Germany, John has been gaming and collecting games since the late 80s. His keen eye for and obsession with high frame-rates have earned him the nickname "The Human FRAPS" in some circles. He’s also responsible for the creation of DF Retro.

Más artículos de John Linneman

Comentarios (1)

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos

Contenido relacionado