Después del varapalo que Sony le propinó a Microsoft con sus efectistas anuncios del año pasado y con la ventaja en ventas y en percepción que aquella conferencia le brindó a su flamante PlayStation 4, ahora la compañía japonesa no puede dormirse en los laureles. La nueva consola de Sony necesita urgentemente juegos propios que no sean adaptaciones en alta definición de los de PS3, ni ports con mayor definición de títulos cross-gen, necesita juegos que demuestren el auténtico carácter de la consola. Hace unos días la propia Sony anunció que la conferencia podría seguirse en algunos cines de Estados Unidos y eso solamente una buena señal.

Día: 10 de junio

Hora: 03:00 (hora en España)

No cabe duda de que Sony ha sido la compañía más hermética durante el Pre-E3 que hemos vivido estos últimos días, y esto solamente puede ser bueno. La suya puede ser la conferencia con más sorpresas. Que el aburrido Jack Tretton, el antiguo CEO de Sony Computer Entertainment America, no vaya a ser el maestro de ceremonias es una buena noticia para aquellos que durante años han reclamado un show más contundente y dinámico por parte de Sony. ¿Quién le sustuirá? Andrew House y Shuhei Yoshida son los dos altos ejecutivos ligados a la marca PlayStation que más posibilidades tienen, pero quizá tenemos alguna sorpresa sobre el escenario.

Enseñar algo del nuevo Uncharted sería un importante golpe de efecto para demostrar que PlayStation 4 ya se ha independizado de la herencia de PS3. No está del todo claro que esto vaya a ocurrir, pero sin duda sería mucho más impactante por parte de Naughty Dog que ver The Last of Us Remastered - el cual también es uno de los juegos más esperados por la simple curiosidad que tenemos por saber que es capaz de hacer PS4 con la fascinante aventura de Joel y Ellie.

Parece casi 100% seguro que veremos el llamado Project Beast, el nuevo proyecto de From Software y Sony Computer Entertainment Japan para PlayStation 4, un título que promete ser el sucesor espiritual para la nueva generación de la popular saga Souls.

En las quinielas del E3 también aparece con insistencia un nuevo God of War, ya sea en forma de un rumoreado remake del último God of War: Ascension - algo que sería una clara decepción - o en forma de una entrega totalmente nueva con la que Sony Santa Monica pueda volver a sacar lo mejor de la consola de Sony. Lo mismo puede decirse de The Order: 1886, un título que parece haber perdido algo de interés con el reciente anuncio de su retraso, pero que también puede convertirse en un estandarte de la consola en forma de nueva franquicia - algo que siempre es importante en los inicios de una máquina.

Por su parte, los habituales Media Molecule, los creadores de LittleBigPlanet, ya han confirmado que no van a estar presentes; tampoco es probable que veamos nada nuevo de Guerrilla Games con el lanzamiento de Killzone: Shadowfall todavía tan reciente; ni nada de Quantic Dream, pues también publicaron Beyond hace relativamente poco.

2

En el terreno third-party parece bastante probable la presencia en la conferencia de Sony de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain y Destiny. Ambos juegos son multi-plataforma, pero desde su anuncio han estado mucho más cerca de PlayStation que de Xbox. Son dos títulos esperados, pero ya hemos visto bastante de ellos. Será raro no ver cómo evolucionan Final Fantasy XV y Kingdom Hearts III después de verlos en el evento de Sony del año pasado. Shinji Hashimoto, el productor ejecutivo de Square Enix ha dicho que no estarían presentes en la feria, pero eso no quiere decir que no hagan acto de presencia en la conferencia de Sony.

De nuevo, Sony volverá a sacar pecho con la enorme cartera de juegos indie que están en desarrollo para sus plataformas. Sin ir más lejos, hace unos días la multinacional japonesa publicó la lista oficial con los juegos que llevará al E3 y la gran mayoría son pequeños títulos independientes que contrastan con las grandes producciones propias del E3.

1

Dejando de lado los juegos Sony no debería dejar escapar la oportunidad de enseñar su visor de realidad virtual Project Morpheus. Los planes de futuro respecto a este dispositivo no son nada claros, pero con su "competidor" Oculus Rift en lo más alto tras la compra de Facebook, el gigante japonés no debería dejar escapar el escaparate que representa su conferencia.

En el ámbito de los servicios volveremos a saber sobre los buenos resultados de PlayStation Plus, pero lo que de verdad nos interesa es saber cómo evoluciona el servicio de juegos en la nube que la compañía anunció a principios de año: PlayStation Now. Este servicio de juegos en streaming debería permitir a los usuarios jugar a títulos de PS3 en PS4, Vita e incluso en televisores preparados para esta función.

Hasta aquí hemos repasado los anuncios que veremos con más probabilidad en la conferencia de Sony, pero siempre hay margen para las sorpresas. ¿Volveremos a ver el logo de Rockstar sobre el escenario? ¿Y el de Valve? Muchos incluso creen que este será el año en el que volverá The Last Guardian, el desaparecido juego del Team ICO. Greatness awaits, dicen.

Acerca del autor

Albert García

Albert García

Colaborador

Albert es periodista especializado en videojuegos desde 2002 y es uno de los fundadores de Eurogamer.es. A la hora de jugar te lo puedes encontrar tanto con un complicado juego de rol o estrategia, como moviendo el esqueleto con un juego de baile. ¡Es un tipo imprevisible!
Twitter: @AlbertGarlo

Más artículos de Albert García