PlatinumGames, desarrolladores de Bayonetta, MadWorld y Vanquish, lamentan la pérdida de originalidad en el mundo de los videojuegos.

Lo han hecho con una carta abierta publicada en su página web en la que el presidente Tatsuya Minami desvela Platinum Next, el "nuevo rumbo" del estudio japonés y critica el estado de las cosas como, no hace mucho, hiciera Keiji Inafune.

"Creo que los juegos existen para ofrecer nuevas sorpresas para aquellos que los juegas", ha escrito. "Como miembros del negocio de los juegos, siempre hemos perseguido la creación de cosas nuevas y estamos orgullosos de hacer lo que está en nuestra mano para apoyar a nuestra industria".

"Sin embargo, el negocio actual de los videojuegos es una contienda. Las 'nuevas sorpresas' que he mencionado antes son muy pocas, especialmente en Japón. No hace tanto, Japón lideraba el negocio mundial de los videojuegos y y no era una exageración decir que los juegos eran una especialidad única de Japón, sin embargo, ahora parece que las compañías de juegos japoneses han perdido su vigor".

"Las sagas siguen creciendo y los títulos originales están en declive. Los juegos con novedades en su núcleo jugable están desapareciendo. Los juegos japoneses que cosechaban elogios en todo el mundo están desapareciendo. Esta situación nos entristece profundamente", afirma tajante.

Pero la carta continúa y Minami apuesta en ella por que Platinum se va a convertir en "el estándar japonés en la competencia global". En este sentido, "nuestro objetivo es llevar la felicidad a todos los jugadores del mundo. Buscamos impulsar un revival por los juegos japoneses y nuestras tropas tienen la moral por las nubes. Estamos en esta lucha para largo".

Acerca del autor