Avance de Assassin's Creed 4: Black Flag

Cómo pretende Ubisoft revitalizar la franquicia: navega por más de 50 localizaciones, participa en abordajes, busca tesoros... y mucho más.

Si el anuncio de Assassin's Creed 4: Black Flag, que ha sido acompañado por un sinfín de filtraciones, fuera un barco, ya se habría hundido en lo más hondo del océano. Mientras centenares de periodistas hacían cola la semana pasada para verlo por primera vez, los detalles sobre el qué, el dónde y el quién ya estaban disponibles online: arte conceptual en el que salía un bucanero asesino, un mapa del Caribe y un nombre - Edward Kenway, abuelo de Connor en Assassin's Creed 3.

De modo que, con un poco de expectación y un ambiente previsible, las luces se apagaron y el show empezó. Empezó, curiosamente, con un monólogo extendido que recordaba la saga hasta la fecha, y que realizó el actor que interpreta a Finchy en The Office. Recordad la Masyaf del juego original, nos dijeron. Recordad esos retazo de la Italia renacentista, las calles de Boston llenas de gente. Bueno, ya lo hacemos - para los jugadores, eso es algo que ocurrió hace relativamente poco. El lanzamiento de Assassin's Creed 3 todavía está particularmente fresco en la memoria, y Ubisoft todavía tiene que terminar de lanzar su contenido episódico del Rey Washington.

Después de la teatralidad y las cifras de ventas, después de que se anunciara el nombre de Assassin's Creed IV: Black Flag y se desplegaran unas banderas que presentaban su logo de la calavera, entonces - por fin - apareció una imagen más detallada del juego.

Black Flag parace ser un híbrido de los principios del más carismático Ezio situado en un verdadero mundo abierto de tierra y mar, en una escala que recuerda a The Legend of Zelda: Wind Waker. Decimos adiós a los límites que marcan las misiones de tierra y mar. La transición de unas a otras se realiza sin fisuras, promete Ubisoft, con el "temerario y carismático" Edward Kenway capaz de saltar a su barco, zarpar con su equipo, abordar otro velero, saquear su botín y llegar a buen puerto para tomar un trago de grog en alguna taberna local - todo en un mismo mapa gigantesco.

Aquí tenéis un resumen del avance en vídeo.

La desarrolladora no se atrevía a prometer la total ausencia de tiempos de carga - puede que haya algunas al iniciar las misiones, por ejemplo, o en otras circunstancias determinadas - pero la línea divisoria entre la exploración naval y a pie ya no existe. Es algo bueno, también, ya que los jugadores pasarán más tiempo en el océano abierto, viajando entre las tres grandes localizaciones del juego y explorando las muchas islas buscando secretos escondidos.

La exploración en las ciudades sigue siendo clave en la serie, aseguró Ubisoft. A pesar de todos los avances en la navegación, Black Flag no sería un juego de Assassin's Creed sin persecuciones por los tejados. Para ello está la Habana, la capital de Cuba que describen como la que tiene el estilo más europeo, algo parecido a la Florencia de Assassin's Creed 2 pero con sol del Caribe. También está Kingston, una ciudad británica similar a la Boston de Assassin's Creed 3 que está rodeada por plantaciones y campos de tabaco. Finalmente los jugadores explorarán Nassau, base de bucaneros de las Bahamas y la zona más tradicionalmente pirata del juego.

Tened en cuenta que Assassin's Creed 4 se rendirá a los encantos de Disney o Robert Louis Stevenson. Ubisoft quiso remarcar que la ambientación se sitúa en la época dorada de la piratería, cuando decenas de corsarios fueron expulsados tras el tratado de Ultrecht y formaron alianzas muy unidas, algunas incluso con inclinaciones democráticas. El reparto del juego incluye al infame Barbanegra, el vicioso Calico Jack, Anne Bonny y Charles Vane, de los cuales Ubisoft ha sacado chicha. La desarrolladora ha prometido que tendrán tanto color como en cualquier superproducción de Hollywood.

Lo que no está tan claro es cómo van a hacer encajar el tema de Asesinos contra Templarios. En un tráiler narrado por Barbanegra (que también se ha filtrado, por cierto), se muestra cómo Kenway debe ser temido, y se nos ofrecen algunos detalles más: el nuevo protagonista es un asesino criado en un mundo de piratas. Es temerario, engreído, ingenioso y carismático - adjetivos que fácilmente podrían describir a otro protagonista de Assassin's Creed. Pero también es seguro de sí mismo, rebelde y negligente. El tráiler muestra a Kenway cayendo sobre un desprevenido noble que se pasea por la calle con una muchacha. El asesino golpea, hundiendo su hoja en la espalda del objetivo, y justo después rodea a la chica con su brazo y siguen caminando.

3

No esperéis que Kenway tenga la misma habilidad para corretear por los árboles que Connor. Ubisoft está planeando otras mecánicas para la jungla.

Es un cambio que se agradece después del soso de Connor, cuyas circunstancias y maneras en raras ocasiones pasaban del ocasional juego de bolos. Así, Kenway madurará un poco a lo largo del juego y descubrirá que hay vida más allá de robar y piratear, algo que liga con lo poco que sabemos de su futuro en la novela relacionada con Assassin's Creed 3, Forsaken.

Pero antes de eso Kenway y los jugadores serán testigos de los cambios más sutanciales que se hayan aplicado a cualquier Assassin's Creed hasta la fecha, mucho más que esos tres asentamientos principales. Ubisoft está creando 50 localizaciones para el juego que deben descubrir los jugadores, repartidas a lo largo del mapa del Caribe. Entre ellas se encuentran cuevas llenas de contrabandistas, pequeños poblados pesqueros donde podemos iniciar misiones secundarias y encontrar mejoras, plantaciones remotas de tabaco para algunos piratas asentados, los fuertes tradicionales de la serie, más ruinas Mayas, islas desiertas con cocoteros en las que puedes reclutar a hombres para que se unan a tu tripulación y densas zonas de jungla para explorar.

Ahora, además, también es posible explorar lo que hay debajo de las olas. Usando una campana de buzo, Kenway puede explorar naufragios sumergidos que yacen llenos de tesoros en el fondo del océano. También tendremos que lidiar con la vida salvaje y, en otro ejemplo que se nos mostró parecido a Far Cry, dar algún mamporrazo a más de un tiburón con el machete.

Sobre las olas Ubisoft ha puesto mucho empeño en que los viajes en barco sean interesantes. Cuando navegamos podemos usar el catalejo en cualquier momento para descubrir misiones secundarias y eventos aleatorios - una nueva isla que explorar, un convoy que atacar, la marina inmersa en una persecución o vida salvaje que cazar (incluso puedes lanzar arpones a las ballenas, algo que seguro que a la PETA le encantará descubrir).

El "segundo personaje principal" es el Jackdaw, el barco de Kenway, que irá creciendo a medida que el jugador avance en el juego. De sesenta metros de largo y veintiséis velas, sobrepasa de lejos la Aquila de Assassin's Creed 3. Los jugadores empezarán con seis cañones, pero podrán añadir otros cincuenta, y usar mejoras adicionales como armas giratorias y minas explosivas. Usando el catalejo serás capaz de analizar rápidamente a otros barcos cercanos y percatarte del botín que contienen (que se mide en ron, oro, ropa y objetos espciales) antes de sopesar un plan de ataque. Las características del barco y las clases ahora van más allá del simple tamaño. Algunos veleros cargarán contra ti con fuerza, mientras otros preferirán atacarte desde lo lejos.

4

Presumiblemente esto significa que los enemigos no morirán al instante cuando toquen el agua.

Para mantener operativo al Jackdaw tendrás que reclutar a tu equipo, otro elemento nuevo en la saga. Pero en lugar de los nombrados Asesinos que han luchado a tu lado en anteriores entregas estos marineros de cubierta estarán a merced de los peligros de la piratería, y los irás perdiendo en batalla o por peligros ambientales, como tifones, como si fueran Pikmins. También se unirán a ti cuando abordes barcos, y ahora podremos controlar manualmente lo que suceda durante la batalla. Cuando eso suceda, tu tripulación lanzará ganchos al navío enemigo para mantener a los dos barcos juntos justo antes de iniciar el abordaje para continuar la batalla mano a mano. Kenway puede saltar con ellos o elegir otros acercamientos más sigilosos, como subir por los aparejos para realizar asesinatos aéreos precisos o sumergirse en el agua para acabar con los enemigos de los barcos desde los lados.

Más allá de la campaña principal serás capaz de visitar de nuevo muchas de las localizaciones del juego en el enorme modo multijugador (con nuevos personajes, mapas y modos) y sondear las actividades de Kenway desde el presente a través de reducidas secciones actuales. Ahora ocuparás el papel de un investigador que trabaja en Abstergo Entertainment (una compañía tapadera de los malvados Templarios). Parece que no se seguirá la historia del equipo de Desmond, aunque de alguna forma se mencionará el final de Assassin's Creed 3.

Cada año se anuncia un nuevo Assassin's Creed, y cada vez se abre un debate sobre si la última entrega marcará una revolución en la franquicia anual o una mera evolución. Assassin's Creed 4 no es algo hecho con prisas - el trabajo empezó en el verano de 2011, lo que significa que Ubisoft habrá estado trabajando en el juego durante dos años y pico cuando llegue a las tiendas, usando nada más y nada menos que ocho estudios. Y con más de seis meses por delante antes de que eso ocurra, hay muchas cosas que Ubisoft se está guardando bajo la manga.

Pero también hay muchas cosas por las que estar emocionado. Sí, el sistema de navíos del juego y unas cuantas localizaciones más exóticas podían encontrarse de formas más simples en Assassin's Creed 3. Pero el enorme alcance de Black Flag y la fascinante sensación que transmiten los personajes parece que tendrán superada la parábola política y los escenarios espartanos de Assassin's Creed 3. Más importante aún: más allá de que sea todo nuevo, nuevo en parte, una gallina de los huevos de oro anual o de que se haya filtrado todo en internet, Assassin's Creed IV: Black Flag parece divertido. Parece capturar de nuevo la diversión perdida en las últimas entregas y hace que quiera ponerme tras el timón del Jackdaw, con un mapa abierto por explorar y un ojo puesto en el horizonte.

Traducción por Borja Pavón.

Comentarios (12)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!