Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Game Dev Story

Conviértete en el nuevo Miyamoto

De vez en cuando sale uno de esos estudios que tanto le gusta colocar a Antena 3 entre sus titulares: "Los videojuegos crean adicción y destrozan infancias". Hasta el momento, como jugador habitual, tenía el convencimiento y la experiencia de que esto era una mamarrachada de tamaño XXL, pero es que con Game Dev Story es verdad… ¡¡¡ DIOS MIO ES VERDAD !!!.

Por favor, que levanten la mano los estudiantes de informática e informáticos titulados que se metieron en esa carrera profesional por querer desarrollar videojuegos. Gracias, podéis bajar la mano los 67801. Sí, desarrollar videojuegos es un sueño húmedo para la mayoría de nosotros, el leitmotiv que nos impulsó a adentrarnos en el mundo del código fuente y (en ocasiones) a desencantarnos por no haberlo logrado.

Pero con Game Dev Story, una maravilla de juego para iOS, podemos resarcirnos mínimamente al ponernos a los mandos de una empresa de desarrollo de videojuegos. Este juego es la primera obra de Kairosoft, un estudio de desarrollo japonés que voy a tener a tiro de mirada a partir de ahora, porque si su primer juego está tan trabajado como este (teniendo en cuenta que es para plataforma móvil) no me imagino lo que estará por venir.

Los amantes de los simuladores empresariales como Theme Hospital, Theme Park,Transport Tycoon, etc… creo que van a quedarse sorprendidos si piensan que Game Dev Story es una versión recortada de este tipo de juegos, y aunque es lógico que un juego para iOS de esta índole esté en relativa desventaja contra los titanes de la estrategia del PC, en esta ocasión se han cubierto dichas necesidades muy bien.

Empezamos el juego como director de una nueva empresa de desarrollo de videojuegos que busca un hueco en la industria, como cientos de empresas reales hoy en día. Para empezar necesitaremos contratar a un pequeño equipo de cuatro personas, el cual podrá aumentar conforme el tamaño de la empresa también lo haga. Podremos desarrollar juegos para todas las consolas existentes en el mercado, pero teniendo en cuenta que el coste de dicho desarrollo variará dependiendo de la plataforma. Vamos, que el kit de desarrollo de la Playtatus no costará lo mismo que el de la Intendro DM (sí, son nombres inventados por el juego pero las analogías con el mundo real son evidentes).

Para el desarrollo de cada juego hay que cuidar cuatro aspectos básicos, la diversión, la creatividad, los gráficos y el sonido. Contratando a diversos especialistas en cada campo (diseñadores, músicos, productores, hackers…) tendremos un espacio de tiempo definido para sacar nuestro juego al mercado e intentar conseguir que se convierta en un GOTY, algo que juzgará tanto la prensa especializada (parodia de la Famitsu) como el público. A este último podremos encandilarlo con campañas publicitarias que pueden ir desde un anuncio en el periódico hasta un mensaje escrito en la Luna.

El desarrollo no es cosa de dos taps en la pantalla, sino que habrá que pensar bien no sólo sobre que plataforma se va a desarrollar, sino qué género y tipo de juego será para evaluar lo receptivo que será el mercado con él. Aquí, al ser Game Dev Story un juego japonés, se ha tomado como referencia el mercado nipón, por lo que los RPG y los simuladores de citas rompen la pana, pero ojo con sacar muchos juegos parecidos a corto plazo, que el público no es tonto y lo nota.

Las habilidades de nuestro equipo también serán fundamentales, así como el nivel de energía de cada empleado, el cual decidirá el esfuerzo que podrá dedicarle a cada tarea asignada y el tiempo que permanecerá trabajando en la oficina antes de volver a casa a descansar. Por supuesto podremos entrenarlos para mejorar sus habilidades e incluso cambiarlos de puesto dentro de la empresa… ah, y despedirlos.

Una feria de videojuegos (ejem Tokio Game Show ejem) y una entrega de premios anual, pueden marcar también el destino de nuestra compañía, es por esto que el juego engancha tanto. En cierto modo te obliga a mejorar en cada release (se me ha pegado el argot de empresa videojueguil) para ser el número uno en ventas, hacer crecer tu empresa y, como premio, poder sacar tu propia consola al mercado. Sólo digo que sacar una consola llamada Dreamcast y ver como machaca en ventas al resto da un gustazo increíble que pocos entenderán.

Así que si alguna vez se os metió en la cabeza la idea de ser desarrolladores de videojuegos, estáis tardando en haceros con Game Dev Story. El juego cuesta menos de 3 euros y la cantidad de diversión que proporciona n0 tiene precio.

Puedes ver más información sobre cómo escribimos nuestros análisis visitando nuestra política de análisis.

Acerca del autor

Avatar de Roberto Pastor

Roberto Pastor

Colaborador

Equipo Game Over: Redactor en Game Over, Alicantino de pura cepa, jugador compulsivo desde los 8 años y amante de muchas cosas divertidas como los videojuegos, el cine, los comics, el manganime y otras cosas mal vistas. No le gustan los juegos deportivos porque provocan obesidad.

Comentarios