Skip to main content

El amor y la pérdida detrás de Pine Hearts, un encantador metroidvania de camping

"Tienes que aprovecharlo al máximo".

"Cuando alguien a quien quieres se convierte en un recuerdo, ese recuerdo se convierte en un tesoro". No sé quién dijo por primera vez estas palabras, pero me han ayudado mucho a lo largo de los años. Creo de verdad que se pueden atesorar los recuerdos, y a menudo son el recuerdo más valioso que existe.

Pero, ¿y si tomásemos estos recuerdos y los canalizásemos en la creación de algo especial y nuevo, que además ayudasen a otros que estén pasando por algo parecido? Eso es lo que Hyper Luminal Games ha hecho con Pine Hearts, una encantadora visión del género metroidvania, y algo que de forma similar hizo también Tales of Kenzera: Zau cuando se publicó el mes pasado.

Pine Hearts pone a los jugadores en la piel de Tyke, un adorable y rechoncho personaje que vuelve al parque de Pine Hearts que solía visitar cuando era un niño. Mientras Tyke avanza por el escenario puede ayudar a otros campistas en tareas como recolectar madera para hacer hogueras o alejar a los cuervos. De momento todo bastante indie. Pero pronto te das cuenta de que bajo ese exterior apacible y colorido hay algo más: una profunda historia de amor y pérdida que ejerce de homenaje al padre del director creativo del juego, Rob Madden.

Roy, el padre de Madden, falleció en 2019, poco después de ser diagnosticado con cáncer. "El diagnóstico que le dieron cuando lo encontraron fue 'es inoperable'", me explica Madden en una videollamada en la que comparte conmigo su historia. "No había nada que pudiésemos hacer. Había superado el punto en el que había cualquier posibilidad de recuperación".

Ver en YouTube

Comprensiblemente, esto supuso un enorme golpe para Madden y su familia. "Siempre había sido una persona sana, y de muchas maneras mirabas a tu padre como esa especie de ser inmortal, casi, incluso cuando estabas en la treintena", prosigue Madden, recordando como su padre rápidamente fue trasladado a cuidados paliativos. Seis semanas más tarde, Roy murió.

Rob Madden.

Tras la muerte de su padre Madden se encontró consumido por el duelo, así que centró su atención en algo por lo que siempre había tenido pasión como fuente de confort: crear videojuegos. "Siempre he amado eso. Siempre he sido artístico y creativo en ese sentido, así que fue una cosa natural que quisiera crear algo que resultase acogedor, un lugar bonito en el que estar", explica. "Me hice a mi mismo en un lugar 'cálido'".

Madden pronto descubrió que había una oportunidad de explicar una historia a través de ese juego que estuviese "mucho más relacionada directamente con mis experiencias", y la idea empezó a crecer de un proyecto para la calma propia a algo más. Hyper Luminal Games "ha creado juegos antes que tengan ese elemento de historia, pero nunca las habíamos usado como vehículo para explicar algo sobre una experiencia única del ser humano", cuenta Madden del estudio que co-fundó junto a Stuart Martin.

El equipo empezó pronto a trabajar, y el resultado es Pine Hearts, un juego sobre la inocencia de la infancia, la diversión del camping y los recuerdos de los seres queridos, basado de forma libre en las vacaciones que tenía la familia Madden. Al principio del juego Tyke llega al campamento, esperando escalar la montaña que hay al lado. Sin embargo, no tiene el equipo necesario para ello. Para prepararse para la escalada se mueve por el campamento, ayudando a los otros campistas y recibiendo nuevas habilidades en el proceso.

"La premisa principal del juego en términos de lo que tienes que hacer y la estructura se inspiró principalmente en algo que me dijo mi madre cuando estaba recordando a mi padre", me cuenta Madden. "Me dijo: 'bueno, por su puesto tu padre sigue viviendo en ti'".

"Pensé que esa podría ser la temática alrededor de la cual se construyese el juego: ¿cómo la gente a la que amamos, ya sean amigos, conocidos o lo que sea, cómo sus espíritus y sus valores viven a través de las cosas que hacemos, o de las formas en que nos comportamos o que interactuamos con el mundo? Había algo muy profundo en eso. Realmente me conmovió".

Madden quería que el juego diese una sensación de esperanza, y esa idea de optimismo y de mirar adelante se convirtió en el núcleo de Pine Hearts. "Sabía que si íbamos a hacer un juego sobre este tema, que es inherentemente triste y, ya sabes, es una mierda, no quería que se convirtiese en uno que cuando la gente lo acabase se sintiese aún peor", dice.

"Sentí que era importante construir algo que siempre que fuese posible pudieses sentir como que habías dado un paso al frente... y si podemos ser una fuente de confort para aunque solo sea una persona, eso es increíble. Desde luego espero que todo el que haya experimentado algo así pueda llevarse algo positivo de aquí".

Le pregunté a Madden por su madre, y por cómo se siente al ver un juego inspirado por el recuerdo de su marido. Sonriendo, Madden dice que ella es su "mayor fan", y que sus padres siempre han sido los que más le han apoyado. Estuvieron juntos casi cuarenta años, me cuenta, y se conocieron cuando su madre tenía solo diecisiete años. "Y se casaron cuando cumplió dieciocho, así que han pasado casi toda su vida juntos", me explica. "Así que ver algo que ha sido inspirado por esa experiencia vital es valioso, y ella lo aprecia".

Aunque la historia de Madden ha sido un elemento clave en la creación de Pine Hearts, él se deshace en halagos para el resto del equipo de Hyper Luminal, quienes han jugado una parte integral en dar vida al juego. Sí, la experiencia personal de Madden fue el catalizador, pero el amor y la pérdida son partes universales de la vida. Es por ello que el padre y el hijo de Pine Hearts pretenden ser un poco ambiguos en su diseño, sirviendo como representación de esa gente especial en nuestras vidas, más que no específicamente el padre de Madden.

Madden describe al padre del juego como "alguien que te inspira y que ha sido una figura formativa en tu vida, alguien de quien tienes un montón de recuerdos bonitos y a quien te quieres parecer en tu forma de actuar". Podría ser fácilmente un amigo, un hermano o una madre. El punto es la conexión y la emoción tras esa relación.

Madden desea ahora que Pine Heart sea el inicio de conversaciones y que ayude a otros que estén pasando por experiencias parecidas. Admite que hablar de su padre sigue siendo a menudo algo duro, y que ha habido veces durante la promoción de Pine Hearts en las que no sabía si podría aguantarla a nivel emocional. Pero aunque ha sido duro, está agradecido de haber tenido la oportunidad de ser más abierto respecto a sus sentimientos.

"Desde luego nunca habría sido tan abierto acerca de algo tan persona si no hubiese sido por el juego", admite. "Soy una persona bastante privada, bastante introvertido... pero haber podido hablar de algo como esto, creo que realmente me ha ayudado. Me ha dado una buena perspectiva de que todo el mundo pasa por cosas como esta, y que es importante hablar de ello. Puede hacer que te sientas mejor. Aunque en el momento sientas que estás peor, realmente después te sientes mejor".

"También me ha hecho apreciar más el tiempo que pasas con la gente", sentencia con una sonrisa. "Tienes que aprovecharlo al máximo".


Traducción por Josep Maria Sempere.

Read this next