Skip to main content
Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Diez juegos imprescindibles para celebrar el Star Wars Day

#MayThe4thBeWithYou

Como cada cuatro de mayo, Internet celebra hoy el día de Star Wars, un homenaje popular a una de las sagas cinematográficas más importantes de la historia y a uno de los universos de ficción más populares y queridos de todos los tiempos. Los videojuegos no son ajenos a este fenómeno, con una multitud de títulos entre los cuales elegir para saciar nuestra sed de aventuras en una galaxia muy, muy lejana.

En este artículo repasamos brevemente los diez videojuegos de Star Wars publicados en las últimas cuatro décadas que nos parecen más interesantes, influyentes y recomendables. No están todos y quizás falte alguno que a vosotros os guste mucho, pero los que hemos incluido son, sin duda, clásicos que todo amante del medio, y especialmente de Star Wars, debería jugar al menos una vez en su vida. Muchos de ellos, además, se pueden conseguir a día de hoy por precios ridículamente bajos. Que la fuerza esté con vosotros.

Super Star Wars: The Empire Strikes Back (1993)

Obviando la recreativa de Atari de 1983 con gráficos vectoriales, los primeros grandes juegos de Star Wars fueron los desarrollados por Sculptured Software publicados por JVC en SNES. Hay que reconocer que como lo que son, una mezcla de acción y plataformas más bien cercana al run and gun, en su momento resultaban muchísimo más redondos que ahora, pero siguen teniendo cierto encanto. Dentro de los tres, y al igual que con las películas, el segundo es quizás el mejor, puliendo muchos de los defectos del original y añadiendo mejores niveles con vehículos, en los que se aprovechaba el modo 7 de la consola de 16 bits de Nintendo.

Star Wars: Tie Fighter (1994)

Un dato que mucha gente desconoce es que Lucasfilm Games (más tarde LucasArts) desarrolló videojuegos durante más de una década sin tener acceso a la IP de Star Wars (la cual se licenciaba a terceros como Atari o JVC). De esa necesidad surgieron sus míticas aventuras gráficas, pero en sus inicios Lucasfilm también produjo unos cuantos simuladores de vuelo excelentes (como Their Finest Hour o Secret Weapons of the Luftwaffe) bajo la batuta del legendario Lawrence Holland. Con esa experiencia acumulada se desarrolló en 1993 X-Wing, un simulador de vuelo que cambiaba los aviones por naves de la Rebelión. Y en 1994 esa fórmula alcanzó su punto álgido con Tie Fighter, un espectacular juego que por primera vez nos ponía en la piel de los malos, con una jugabilidad medida al milímetro, unos gráficos de infarto y una banda sonora que usaba el revolucionario motor iMuse. Un auténtico clásico que ningún jugador de PC de principios de la década de los noventa ha podido olvidar jamás.

Star Wars: Dark Forces (1995)

A muchos os puede sorprender la inclusión de Dark Forces en esta lista en lugar de otros juegos que se han quedado fuera, pero todo tiene una explicación. Y en este caso es importante: el primer shooter en primera persona ambientado en el universo Star Wars se recuerda por ser uno de los primeros grandes títulos surgidos a rebufo del Doom original, pero a menudo se olvidan las no pocas innovaciones que introdujo en la fórmula de id Software. Fue el primer FPS con niveles con varias alturas, el primero en el que se podía saltar, agacharse o nadar, el primero en el que se podía mirar hacia arriba y hacia abajo... un portento técnico (para la época) que hizo avanzar al género y que se convirtió en unos de los grandes clásicos de PC de la primera mitad de los noventa.

Star Wars Jedi Knight II: Jedi Outcast (2002)

Jedi Outcast sigue siendo uno de los títulos de Star Wars recordados con más cariño por los fans. Es comprensible, la verdad: el juego de acción en tercera persona desarrollado por Raven Software tiene una buena historia, un protagonista carismático (Kyle Katarn), divertidos combates con sables láser, varios estilos de juego y poderes de la fuerza y un multijugador que en su momento resultó bastante refrescante. A nivel gráfico a día de hoy es tosco, cuanto menos, pero sigue habiendo ahí grandes ideas y uno de los títulos que mejor han entendido cómo hacernos sentir como un Jedi.

Star Wars Rogue Squadron II: Rogue Leader (2002)

A muchos no fue ni Luigi's Mansion ni Wave Race el título de lanzamiento de GameCube que nos vendió la (injustamente infravalorada) consola de Nintendo. No, el juego que más destacaba de aquel catálogo inicial era la secuela del Rogue Squadron de Nintendo 64, un espectacular juego de combate espacial desarrollado por Factor5 y con unos gráficos alucinantes, pero que además era tremendamente divertido y fiel con el espíritu de la saga cinematográfica. Rogue Leader, de hecho, seguiría siendo a día de hoy el mejor juego de Star Wars de la historia... si no fuese porque un año más tarde llegaría otro que, con un estilo radicalmente diferente, elevaría todavía más el listón de la franquicia.

Star Wars: Knights of the Old Republic (2003)

Para muchos, si no la mayoría, el mejor juego de Star Wars creado hasta la fecha. Y no es de extrañar: Caballeros de la Antigua República es BioWare en estado puro, un RPG enorme e inmersivo, con una historia tan fantástica como compleja, y unos personajes memorables. A nivel mecánico, como es lógico, ha envejecido bastante, pero en lo que respecta a su narrativa y ambientación sigue siendo uno de los mejores juegos que ha creado el estudio canadiense.

Star Wars: Knights of the Old Republic II: The Sith Lords (2004)

No tan redondo como su antecesor por las prisas y por culpa de un convulso proceso de desarrollo, pero no me hubiese quedado tranquilo si no hablase también de la secuela de KOTOR, en esta ocasión desarrollada por Obsidian Entertainment (uno de los estudios fetiche en la redacción de Eurogamer). En su lanzamiento es un título que se vio lastrado por numerosos bugs y problemas técnicos, pero con el paso de los años y con un increíble trabajo por parte de la comunidad y los modders (restaurando incluso contenido descartado en su día), a día de hoy KOTOR2 es un clásico de culto que merece muchísimo la pena.

Star Wars: Battlefront II (2005)

Sí, DICE desarrolló dos nuevos Star Wars: Battlefront hace relativamente poco, pero el mejor sigue siendo, con diferencia, el Battlefront II de 2005. Es uno de los mejores shooters ambientados en el universo de George Lucas, tiene una ingente cantidad de contenido y pese a estar especialmente pensado para el multijugador (las batallas con hasta 64 jugadores son una gozada), también incluye un modo individual muy apañado. Casi dos décadas después, esta sigue siendo una de las experiencias multijugador más satisfactorias para los fans de Star Wars.

LEGO Star Wars: The Complete Saga (2007)

Para los fans más jóvenes de Star Wars los juegos de LEGO siempre han sido una buena opción, combinando una jugabilidad accesible y divertida con un gran sentido del humor. Dentro de todos ellos, quizás el más redondo sea el The Complete Saga desarrollado por Traveler's Tales y publicado en 2007. Cubre los seis primeros episodios, tiene una cantidad de niveles y personajes, un modo cooperativo para dos jugadores e incluso se permite el lujo de añadir niveles con naves y un peculiar editor de personajes.

Star Wars: The Old Republic (2011)

Os voy a ser sincero: este último puesto, en un principio, lo tenía pensado para Jedi Fallen Order o The Force Unleashed. Sin embargo, me parecería injusto no destacar The Old Republic, quizás uno de los mejores juegos ambientados en el universo Star Wars que la gran mayoría no habréis jugado, un título que combina los elementos propios de los MMORPG y una historia tan extensa como atractiva con las bondades a nivel narrativo que se esperan de un juego de BioWare. The Old Republic lleva más de una década funcionando, y aunque ya no recibe tanta atención como antaño, sigue actualizándose de forma periódica añadiendo nuevos contenidos para mantener a su fiel comunidad entretenida.

Read this next