Shin Megami Tensei 3 - 8 Consejos para principiantes en Nocturne HD Remaster

Viaja por Mundo Vórtice de manera más segura con nuestros consejos.

Hoy se lanza a la venta Shin Megami Tensei 3: Nocturne HD Remaster, la versión remasterizada del clásico RPG de PlayStation 2 que sentó las bases modernas de la franquicia y cuyo sistema de combate sería el material de partida de spin-offs como Persona.

Es un título que tiene fama de difícil; quizá sea algo excesiva, pero sin duda alguna es un juego desafiante que requiere conocerse al dedillo todas las posibilidades que tenemos a nuestro alcance.

Para ayudarte en tus primeros pasos en el Mundo Vórtice, te dejamos aquí una serie de pequeños consejos generales que deberías tener en cuenta si quieres sobrevivir sin demasiados problemas.

Si quieres más información, quizá te interese nuestro análisis de Shin Megami Tensei 3: Nocturne HD Remaster o nuestra guía de Introducción a Shin Megami Tensei.

Habla con todas las almas y demonios que te encuentres

SMT3 suele darte poca información de forma directa, ya sea en forma de tutoriales o señales claras de tus futuros objetivos. Casi toda esa información se da de forma disimulada en conversaciones casuales, sobre todo al principio del juego. Si, por ejemplo, estás en un lugar y nadie te ha dicho hacia dónde tienes que ir, prueba a hablar con todos los demonios cercanos.

1
'¿Atrás donde? Nosotros solo tenemos un patio'.

Explota las debilidades elementales enemigas y cuida las tuyas

Es el consejo más evidente, pero también el más importante. El sistema de combate Press Turn se basa en el uso de las debilidades elementales para ganar acciones. Si golpeas una debilidad enemiga, ganarás una acción extra ese turno. En cambio, si pruebas con un ataque que el enemigo puede bloquear o repeler, perderás el turno completo.

Puedes aprender la magia "Analizar" relativamente pronto para conocer las debilidades de los enemigos, y siempre puedes tratar de fusionar a alguien con ella, pero a las malas es cuestión de probar; terminarás conociendo a la perfección a todos tus oponentes.

Por otra parte, es importante cuidar tus propias debilidades, sobre todo con los jefes finales. No pasa nada si te matan en la primera ocasión; aprovecha la experiencia para escoger el Magatama correcto y fusionar a demonios que te vayan a ser más útiles fijándote en sus debilidades y resistencias. Más abajo te dejamos consejos al respecto de ambos apartados.

Especializa al Semioscuro

El Semioscuro es tu personaje y puedes moldearlo a tu manera: eso significa que cada vez que subas de nivel tendrás que elegir dónde poner los puntos de habilidad. En la práctica no hay decisión mala, pero se premia la especialización. Deberías escoger un personaje centrado en ataques físicos o en ataques mágicos.

En general se considera que en SMT3 un personaje mágico es más fácil de dominar, mientras que un personaje físico es una decisión más apta para veteranos que quieren conseguir el final más complicado. Ambas son viables, en cualquier caso: un personaje físico tendrá que invertir en Vitalidad además de en fuerza porque necesitará más puntos de salud, y en ambos casos es recomendable no perder de vista otras estadísticas como la Suerte.

5
Las habilidades poderosas de tipo Físico consumirán un gran porcentaje de vida.

Los buffs y debuffs de estadística son la clave de los combates más difíciles

SMT3 es un juego en el que es muy importante mejorar tus propias estadísticas (buff) y reducir las del enemigo (debuff) durante el combate para enfrentarte a los rivales más duros. Sube tu defensa, baja el ataque rival y viceversa para aumentar tus posibilidades de supervivencia. Además, puedes cancelar los buffs y debuffs del rival con Dekaja y Dekunda.

La clave, eso sí, es la estadística de Evasión/Acierto. Cada ataque que falles te costará una acción extra, pero esto se aplica también al rival. Además, en SMT3 las magias se pueden esquivar, así que es especialmente importante. Si subes lo suficiente tu Evasión y bajas el Acierto del rival, el enemigo gastará sus turnos enseguida sin haberte tocado.

No te saltes demasiados combates

En SMT3 no suele ser necesario grindear demasiado para subir de nivel; generalmente los combates se resuelven más por la estrategia que por pura estadística. De hecho, si no te saltas los combates (ni reduces su frecuencia con algún objeto o magia), deberías ir más o menos al nivel adecuado durante todo el juego.

El único punto en el que recomendaría dar un empujón de nivel es antes del infame combate contra Matador; si te da problemas prueba a subir hasta nivel 18 y podrás fusionar a Ame-no-Uzume (con Pixie + Angel, por ejemplo), un demonio que te facilitará muchísimo el combate.

No lleves Magatama con debilidad a muerte instantánea de normal

El Magatama de SMT3 ejerce la función de árbol de habilidades. En función del Magatama que lleves equipado, desbloquearás una serie de habilidades distintas. Además es el objeto que define cuáles van a ser tus debilidades elementales, y debes evitar a toda costa llevar un Magatama con debilidad a Luz u Oscuridad, que son los tipos de ataque que provocan muerte instantánea. Si el Semioscuro muere, será Game Over aunque el resto de tu equipo siga vivo.

Si te interesan las habilidades de un Magatama con este tipo de debilidad, te recomendamos equiparlo cuando estés a uno o dos combates de subir de nivel. Lo que importa es el Magatama que tienes cuando subes de nivel, no cuánto tiempo lo has llevado. Así te ahorrarás más de un disgusto, créenos.

2
Este Magatama te dejará abierto a los hechizos Mudoon con muerte instantánea.

Fusiona demonios sin miedo, pero acuérdate de registrarlos

La Catedral de las Sombras tiene una de las funciones más importantes del juego: fusionar demonios. Puedes convertir dos de las criaturas que reclutas en una sola, más fuerte y con habilidades heredadas de ambos. Si es tu primer SMT quizá te de miedo perder un demonio que te ha sido útil, pero a largo plazo será beneficios. Como norma general, si ya no puede aprender nuevas habilidades subiendo de nivel, es hora de fusionar a ese demonio.

Antes de fusionarlos, eso sí, deberías registrarlos. En la propia Catedral te dará la opción de registrar a los demonios que han cambiado sus estadísticas con respecto a los del Compendio, por ejemplo si los has subido de nivel. Así, si te vuelven a hacer falta más adelante para otra fusión, podrás rescatarlos (pagando un dinero, eso sí) en la versión más avanzada que has llegado a tener.

Aprovecha la herencia de habilidades

En el Shin Megami Tensei 3 original no podías escoger qué habilidades heredaban los demonios que fusionabas, pero en la remasterización esta opción está disponible. Crea demonios que se adapten a tus necesidades para facilitarte tu paso por el Mundo Vórtice.

Podrás escoger más habilidades si has entrenado los demonios: dos demonios recién capturados apenas te dejarán escoger un par de habilidades, mientras que dos demonios a los que has subido de nivel y han aprendido habilidades contigo se fusionarán en un demonio muy personalizable.

Bola extra para completistas

Hemos dejado para lo último un detalle que sucede al principio del juego y es fácil pasar por alto. Vamos a describirlo siendo lo más genéricos posibles para evitar posibles spoilers.

El primer demonio que se unirá a tu equipo es Pixie, la mítica hada que ha aparecido en multitud de juegos de la franquicia. En principio solo está interesada en tu compañía hasta llegar al Parque de Yoyogi, la segunda localización a la que tienes acceso en el juego. Allí te dirá adiós... a menos que muestres interés en que no se vaya. Si eres completista, no dejes que se vaya. Es más: síguele la pista durante todo el juego. Puedes fusionarla sin problemas, pero no olvides en quién se ha transformado. No vamos a entrar en detalles, pero este conocimiento te puede ser útil si alcanzas una zona opcional muy adelante en el juego.

3
Esta Pixie, para ser más exactos.

Ir a los comentarios (1)

Acerca del autor

Jaime San Simón

Jaime San Simón

Redactor  |  eslinchis

Jaime lleva en Eurogamer.es desde los inicios y es nuestro experto en juegos indie. Tú ponle ahí cuatro píxeles hechos con amor y ya le puedes dar megatones hiperpoligonizados, que él, se quedará con lo primero.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (1)

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos