El sistema de combate de Sekiro supone un gran cambio con respecto a lo habitual en los juegos de From Software. Te pide que seas mucho más agresivo y activo, presionando continuamente a los enemigos a los que te enfrentas.

Gran parte del sistema gira en torno a los Ataques Peligrosos, pero también hay que aprender cómo desviar y hacer parry correctamente, cómo funciona la postura y cómo conseguir Golpes Mortales de forma efectiva.

En esta página encontrarás:

Sekiro: el sistema de combate al detalle - la postura, el parry y la esquiva

Como hemos mencionado más arriba, el combate de Sekiro es mucho más agresivo que su equivalente en Dark Souls o Bloodborne. Evitar el daños sigue siendo importante, por supuesto, pero también lo es mantener una gran inercia ofensiva, aunque es mucho más fácil decirlo que hacerlo.

Sekiro: el sistema de combate al detalle - Fundamentos del combate

Hay dos barras que debes tener en cuenta en todos los personajes de Sekiro (tanto las propias como las de los enemigos). La primera es tu Vitalidad o salud, un parámetro bastante habitual que se representa con una barra roja. Si tu salud se reduce a cero a base de recibir golpes morirás; si reduces la del enemigo a cero morirán ellos (o en algunos casos se te dará la posibilidad de ejecutarlos con un Golpe Mortal).

sekiro_combat_system_deflect_dodge_counter_3

La otra barra es la Postura, representada por un indicador amarillo que se llena desde el centro y que funciona al contrario: si la barra llega hasta el final, tu defensa se rompe y quedarás noqueado e incapaz de bloquear. Si la del enemigo se rellena, podrás realizar un Golpe Mortal. Ambas barras están conectadas, así que debes controlar las dos si quieres dominar el combate de Sekiro.

Postura, parry y esquiva

La Postura y la Vitalidad están relacionadas: la postura de cada enemigo se recupera a una velocidad determinada que se reduce cuando bajas su barra de Vitalidad.

La Postura de algunos enemigos se recupera a toda velocidad, tan rápido que es prácticamente imposible rellenar su medidor de postura si tienen la Vitalidad al máximo. En ese caso, tendrás que realizar daño a su barra de Vitalidad para reducir la velocidad de recuperación de la Postura. Entonces es cuando puedes empezar a llenar su barra de Postura.

sekiro_combat_system_deflect_dodge_counter_1

Tu Postura funciona igual: cuando tu salud baje, tu Postura se recuperará mucho más lentamente. Intenta tener tu Vitalidad al máximo si tu Postura se está llenando demasiado rápido mediante objetos de curación como la Calabaza o las Grageas. Hay otras cosas que debes tener en cuenta: la postura se recupera mucho más rápido cuando estás cubriéndote (mantén L1/LB) así que aléjate de tu enemigo y mantén el botón de bloquear, incluso si no te veas amenazado, para bajar el medido un poco más rápido.

Cómo romper la postura de los enemigos

Hay dos maneras de romper la Postura de los enemigos (que se aplican también a tu propia Postura).

La primera es atacar. Si aciertas ataques que realicen daño o golpeas a un enemigo mientras bloquea bajarás la barra de Postura.

La segunda, más efectiva para subir la barra de Postura, es desviar ataques enemigos. Para ello debes pulsar brevemente el botón de guardia (bloquear) con L1/LB justo cuando el ataque enemigo está a punto de darte.

sekiro_combat_system_deflect_dodge_counter_2

Es difícil dominar esta técnica y es muy arriesgado. Desviar varios golpes en cadena subirá considerablemente la barra de Postura, pero si no aciertas correctamente te quedarás en una posición muy vulnerable: hay una fracción de segundo tras un desvío fallido (si lo haces un pelín antes, por ejemplo) en la que no puedes desviar de nuevo, así que machacar el botón no te ayudará a resolver los combates.

Recuerda que los enemigos más duros (en particular los jefes) tienen que recibir algo de daño en la Vitalidad o su Postura se recuperará demasiado rápido por mucho que desvíes varios ataques sucesivos. Por este motivo, y porque los ataques estándar realizan algo de daño de postura, Sekiro se basa tanto en la agresividad como en la precaución.

Sekiro: símbolos de Ataques Pelirosos y cómo contraatacar a los ataques que no se pueden bloquear

Poco después del comienzo de la partida Sekiro introduce el concepto de los Ataques Imparables. Son ataques imposibles de bloquear: no puedes mantener L1/LB para defenderte y recibir daño a la Postura sin recibir ningún daño en la Vitalidad como suele ocurrir normalmente.

En vez de eso, debes realizar una especie de juego de Piedra-Papel-Tijeras: cada tipo de Ataque Imparable tiene una forma de pararlo específica.

Cómo identificar los símbolos de Ataque Imparable de Sekiro y cómo contrarrestar los ataques imposibles de bloquear

El símbolo de Ataque Imaparable (un kanji rojo que aparece justo cuando un enemigo va a realizar uno de estos ataques) es el mismo para los tres tipos. Para contrarrestarlos debes saber cuál es el tipo de contra (te lo explicamos en un momento) y leer el lenguaje corporal del enemigo para saber cuál de los tipos de ataque va a realizar.

Estos son los tres tipos de Ataque Imparable y su contraataque adecuado.

sekiro_combat_system_deflect_dodge_counter_5
El Cazador de Shinobis usa sobre todo ataques de Embestida. Contrarréstalos con un desvío o la habilidad Contraataque Mikiri.

Ataques de Embestida - contrarréstalos desviando el ataque con una pulsación de L1/LB antes de recibir el golpe (recuerda que no puedes bloquearlo manteniendo el botón, solo con un desvío en el momento justo). Una alternativa fantástica y mucho más sencilla es la habilidad Contraataque Mikiri. Desbloquéala primero y podrás contrarrestar esos ataques pulsando el botón de esquiva (Círculo/B) y el stick analógico izquierdo en dirección al enemigo. Harás un daño espactacular de postura si aciertas.

sekiro_combat_system_deflect_dodge_counter_4
El General Naomori Kawarada usa muchos ataques de Barrido...

Ataques de Barrido - contrarréstalos saltando una vez para esquivarlos y pulsa otra vez el botón de salto como si estuvieses realizando un salto doble en un muro. De esta manera le darás una patada al enemigo en la cabeza y realizarás un gran daño a la Postura del enemigo. Si estás teniendo problemas con esta técnica, recuerda que no debes alejarte demasiado del enemigo en el aire y que te basta con un salto normal para evitar el movimiento, dejando al enemigo muy expuesto.

sekiro_combat_system_deflect_dodge_counter_6
...y también de Agarre.

Ataques de Agarre - contrarréstalos esquivando hacia un lado. No puedes bloquearlos, desviarlos o saltar por encima de ellos (aunque si saltas hacia atrás y hacia un lateral puede esquivarlo si estabas bien colocado). Al esquivar correctamente el enemigo quedará expuesto a un par de ataques que no podrá bloquear, pero ten cuidado porque se recuperan muy rápido.


¿Necesitas más ayuda? En esta página te contamos 12 trucos y consejos de Sekiro para novatos y principiantes. También te explicamos cómo funciona el sistema de combate de Sekiro, la Postura, los Ataques Imparables y cómo Desviar, esquivar y contraatacar. También tenemos una guía concreta para las mejores habilidades del juego, y si estás muriendo muchas veces, te contamos qué es la Dracogripe y cómo curarla.


Otras cosas que deberías tener en cuenta sobre el combate de Sekiro: datos de frames de Sekiro y tácticas avanzadas

A los entusiastas de los juegos de lucha (o incluso los fans más acérrimos de los Soulsborne) les encanta hablar de cosas como los datos de frames.

Es un tema complejo, así que no entraremos en mucho detalle, pero básicamente se refiere a durante cuántos frames (de los 30 o 60 frames que el juego produce cada segundo) un personaje es inmune al daño o está expuesto al daño.

Algunos movimientos en los anteriores Soulsborne te daban unos frames de inmunidad, específicamente rodar. Si lo haces en el momento correcto no puedes recibir ningún daño; para evitar que se abusase de este sistema existían elementos como la barra de estamina, que solo te permitía realizar una cantidad limitada de esquivas seguidas.

sekiro_combat_system_deflect_dodge_counter_8
Esquivar y saltar sirven para contrarrestar movimientos específicos, reposicionarte y ser un objetivo más difícil de golpear, pero no son una manera infalible de no recibir daño. Úsalos adecuadamente.

En Sekiro: Shadows Die Twice, no hay frames de inmunidad al rodar. Es una manera de equilibrar el hecho de que puedes rodar todas las veces que quieras porque no hay una barra de estamina, pero como cualquier aficionado a los juegos de lucha puede decirte (y Sekiro bebe mucho de los juegos de lucha), eso dificulta mucho los combates uno contra uno.

Tienes unos pocos frames de inmunidad cuando realizar un Golpe Mortal, pero esto solo es importante cuando estás combatiendo a varios enemigos a la vez. Si ejecutas un Golpe Mortal en un enemigo puedes evitar que otro te golpee, pero esto solo te sirve cuando estás eliminando a los enemigos que rodean a un jefe.

No puedes confiar completamente en estos frames de inmunidad, aunque pueden sacarte de un apuro cuando estás rodeado de enemigos, ya que dejan de atacarte hasta que completas la animación y te dejan una fracción de segundo para reposicionarte antes de volver a lanzarse contra ti.

También tienes que tener en cuenta el "stun lock". Cuando un enemigo está aturdido, aunque solo sea durante un instante, tienes una ventaja si ambos estáis atacando a la vez (o al contrario si eres tú el que está aturdido).

Un buen ejemplo de esto es el combate contra Dama Mariposa. A menudo puedes darle dos golpes mientras ella bloquea, pero si vas a por un tercero te hará un parry o lo bloqueará y te pondrá brevemente en stun lock: si ella decide atacar en ese momento (y suele hacerlo) no podrás bloquear o desviar a tiempo.

sekiro_combat_system_deflect_dodge_counter_7
Hay un número específico de golpes que puedes darle a Dama Mariposa antes de que te realice un stun lock y contraataque.

Luchar contra los enemigos más duros en un combate uno contra uno al más alto nivel se basa en estudiar cuántos golpes puedes realizar antes de recibir un stun lock que te ponga en una posición de desventaja. Una vez sepas la cifra, golpea ese número de veces (dos, por ejemplo) para realizar un poco de daño de Postura. Después responde a sus ataques con desvíos en el momento exacto para realizar más daño de Postura. Responde a sus Ataques Imparable con la contra adecuada para realizar aún más daño de Postura, golpea rápidamente en cuanto bajen la guardia para realizar daño de Vitalidad y así evitar que su Postura se recupere rápido... y repite el proceso hasta ganar.

Pan comido. Bueno, no es realmente tan fácil, pero es una estrategia que debes tener en cuenta. Céntrate en el ritmo de desvío de los ataques más que en tus reacciones (cada enemigo tiene una forma particular de atacar que se puede memorizar) y así tendrás más posibilidades de ganar. El resto es simplemente realizar todos los pasos de arriba: responder a una enorme variedad de tipos de enemigos con estrategias que te permitan contrarrestar sus enemigos.

¡Buena suerte, Shinobi! La vas a necesitar.

Acerca del autor

Chris Tapsell

Chris Tapsell

Staff Writer

Chris Tapsell is Eurogamer's Staff Writer, its newest Chris, and a keen explorer of the dark arts of gaming, from League of Legends to the murky world of competitive Pokémon.

Más artículos de Chris Tapsell