Guía Bloodborne

Cuando termine la escena introductoria deberás preparar las estadísticas de tu personaje, incluyendo cosas como su género, edad y apariencia; son aspectos que no tienen ningún efecto en la forma de jugar, pero tu origen determinará los atributos con los que empieces.

En cuanto despiertes echa un vistazo a la silla de tu derecha para recoger una nota que te pedirá que busques la sangre pálida para trascender la cacería. Ve a la izquierda y luego atraviesa la puerta antes de descender por las escaleras.

Matar a la Bestia

En la siguiente habitación, busca por el suelo para encontrar un par de notas que te guiarán por los principios básicos para controlar a tu personaje. Ve a la siguiente habitación, pero prepárate para enfrentarte a la Bestia en el lado más lejano. Es una criatura un poco dura a menos que domines bien los movimientos básicos del combate, pero las buenas noticias son que puedes sortear su ataque fácilmente y correr escaleras arriba hacia la siguiente habitación. Atraviesa las puertas rápidamente y no tendrás que enfrentarte a él. Eso que te ahorras, oye.

Si por contra prefieres ir a por todas, acércate lo suficiente a la criatura como para llamar su atención, y luego retírate hacia el otro lado de la habitación. Cuando la criatura se retire para embestir, esquiva y sitúate a su espalda para usar tu ataque cargado manteniendo R2. Eso debería aturdir a la bestia, permitiéndote encadenarlo con un ataque normal con R1. Si por lo que sea no te sale bien la jugada, simplemente retírate para conseguir más espacio y empieza de nuevo.

Echa un vistazo a las pistas del suelo en la siguiente habitación, y date una vuelta por el cadáver para conseguir frascos de sangre. Ahora sube por las escaleras y atraviesa la puerta que tienes delante. Registra el cuerpo que hay a tu izquierda para conseguir unas cuantas balas de mercurio. Ahora atraviesa la puerta de tu izquierda para empezar a explorar el Centro de Yharnam.

Antes de enfrentarte al caminante que está en la parte derecha, desciende por las escaleras que están más adelante y registra los cuerpos para conseguir más frascos de sangre. Llama la atención del enemigo y luego vuelve al patio anterior para tener mucho más espacio para enfrentarte a él; te ayudará también a esquivar mejor los ataques del enemigo. Espera a que ataque y luego esquiva y usa tu ataque como respuesta. Cuando tu ataque acabe, retírate de nuevo para evitar su contraataque - la mayoría de las veces te intentará alcanzar con su antorcha.

Matar enemigos en Bloodborne

Cuando estés muerto, vuelve al punto de inicio de tu enemigo. A tu derecha hay otra puerta, pero todavía no la puedes abrir, así que en lugar de eso ve a la izquierda y busca la palanca que habilita una escalera a tu derecha. Ahora registra el cuerpo tras el dispositivo para conseguir más frascos de sangre. Antes de usar la escalera, ve a la izquierda para descubrir a un par de enemigos ágiles.

Vuelve corriendo al patio para enfrentarte a ellos de uno en uno. Cuando acabes con el primero, vuelve al punto de aparición y llama la atención de su compañero. Cuando ambos estén muertos, busca un cuerpo tras un ataúd. Destroza el ataúd y recoge los cócteles molotov del cuerpo que aparece; finalmente sube las escaleras y enciende la lámpara del centro de Yharnam. Puedes usar esta lámpara para acceder al sueño del cazador, así que hazlo ahora.

Cómo regresar al sueño del cazador

Si no has estado aquí antes, sube por las escaleras que están justo delante de ti y acepta los regalos de los mensajeros que hay en el suelo. El primero de esos regalos te da la opción de elegir un arma con truco de entre las siguientes opciones: Hacha de cazador, Cuchilla aserrada o Bastón roscado. La Cuchilla aserrada es una elección sólida, aunque el Hacha de cazador puede causar más daño a pesar de que es más lenta. El bastón aserrado puede ser un poco traicionero para los jugadores que juegan por primera vez, así que recomendamos guardarlo para una segunda partida.

El siguiente regalo que recibes es un arma de fuego para la mano izquierda. Puedes seleccionar la Pistola de cazador o el más resistente pero también más débil Trabuco de cazador. Si es la primera vez que andas por aquí te recomendamos la Pistola de cazador, ya que es la más fácil de usar en combate. Tu regalo final es el cuaderno, a través del cual puedes comunicarte con otros jugadores en el modo online.

En la siguiente página explicamos cómo sobrevivir al Centro de Yharnam.

Volver al índice de la guía Bloodborne

Elegir y equipar armas en Bloodborne

Cuando hayas reunido todas las armas, asegúrate de equiparlas pausando el juego. Que sí, que puede sonar obvio, pero es posible que se le escape a alguno, claro. El arma principal ocupa el primer slot de la izquierda, mientras que el arma de fuego va en el tercer slot. Aprovecha la oportunidad para equipar también los cócteles Molotov que conseguiste un momento antes. Están en el slot de objeto rápido, que está en la última fila del menú.

Escaleras arriba encontrarás una casa en la que podrás almacenar los objetos que vayas encontrando en tus aventuras, así como reparar y mejorar tus armas usando otras características que de momento permanecen bloqueadas. Si vas a la izquierda de las escaleras encontrarás un muñeco. Ignóralo por ahora, pero ten en cuenta de que si sigues el camino que el muñeco tiene a la izquierda, podrás encontrar un Mensajero cerca de una fuente. Ahí es donde podrás vender y comprar elementos más delante, pero por ahora no tienes los ecos de sangre necesarios para hacerlo. Cuando termines, interactúa con la lápida de Yharnam justo donde empezaste la sección y elige la primera planta de la enfermería.

Acerca del autor

Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.