El lanzamiento de este Episodes From Liberty City me ha permitido revisitar una vez más la Nueva York hiperbólica creada por Rockstar North para Grand Theft Auto IV. Ya hace dos años que pudimos pasearnos por ella por primera vez y lo cierto es que no ha envejecido nada. Siguen siendo las mismas calles de metal, asfalto y mugre de siempre. El mismo entorno hostil y en constante tensión que tanto nos fascinó entonces y que la convertían en algo absolutamente realista; tan realista que el único atisbo de optimismo era el de la felicidad sintética de los agresivos anuncios que la inundaban. A día de hoy sigue siendo la mejor recreación virtual de una ciudad. ¡Admirad Liberty City!

Estaba claro que Rockstar tenía que sacar partido de su gran maqueta virtual de Nueva York, y aunque en la primera semana a la venta ya habían conseguido quintuplicar los 100 millones de dólares que costó el que –todavía hoy– es el juego más caro de la historia, a nadie se le escapaba que ese gran diorama de La Gran Manzana daba para más aventuras que la del serbio más querido de la historia de este medio. Esto es precisamente lo que nos ofrece este GTA: Episodes, dos historias completamente nuevas de unas 10 horas cada una y que transcurren en la misma ciudad; o lo que es lo mismo, nuevas marionetas para un mismo escenario.

The Lost and Damned y The Ballad of Gay Tony son las dos expansiones descargables incluidas dentro de este disco y que hasta hace bien poco solamente estaban disponibles en Xbox 360. Desde mediados de abril también pueden descargase tanto en PlayStation 3 como en PC gracias a la expiración del contrato de exclusividad por el que Microsoft pagó 50 millones de dólares. La gran ventaja –o desventaja, según se mire– de la publicación en formato físico de estas dos grandes expansiones es que podemos jugarlas sin necesidad de tener el GTA IV original.

1

Otra pequeña diferencia entre esta versión en formato físico y los mismos episodios en formato descargable la encontramos en la banda sonora. Y es que de la misma manera que pasaba en Xbox 360, si descargamos el juego mediante PlayStation Network los temas musicales exclusivos de los nuevos episodios se unirán a las emisoras de radio ya existentes en el GTA IV, haciendo que el número de canciones aumente hasta la apubullante cifra de 300 canciones. Fusionar las bandas sonoras de los tres juegos no es posible con esta edición en formato físico, ni siquiera instalando el juego original en el disco duro; por ello no podemos disfrutar de tantas canciones en las emisoras de radio. Es para minimizar esto que en Rockstar han tenido a buen hacer de incluir tres emisoras de radio exclusivas de esta edición (Vice City FM, Ram Jam FM y Self-Actualization FM) con cerca de 50 nuevas canciones y que sumadas a las que ya encontrábamos en las expansiones son un total de 150 temas. No son 300 pero no está nada mal, más todavía si queremos vivir una experiencia más "nueva".

big1

Siguiendo con las diferencias, llega el momento de echar un vistazo a la parte técnica. Después de consultar con nuestro experto Richard Leadbetter, os podemos confirmar que, al igual que ocurría con GTA IV, la resolución en PS3 sigue siendo inferior a la que encontramos en Xbox 360, concretamente 640p contra los 720p de la consola de Microsoft. Asimismo, de nuevo notamos en esta versión el típico efecto de blur debido al uso de un sistema quincunx selectivo como antialiasing, algo que hace que el juego en global se vea más emborronado que en Xbox 360.

2

Curiosamente este efecto borroso más pronunciado en PS3 hace que se note más la diferencia entre lo que está en primer plano y lo que queda más lejos, tanto en el juego como en las propias cinemáticas, algo que le da un toque menos nítido pero más peliculero. A mí, por ejemplo, me gusta más como se ve en Xbox 360, pero mucha gente prefiere el resultado en PS3; en este sentido es pura cuestión de gustos. Finalmente, donde sí que podemos celebrar una mejora es en el framerate, que se ha pulido un poco respecto al GTA IV de PS3 original, así que es un port que mejora ligeramente el título aparecido hace dos años.

Una vez hemos dejado claras las diferencias sobre esta edición en disco para PS3 repasemos brévemente lo que nos ofrecen estos dos juegos tanto a nivel de historia y guión, sus verdaderos puntos fuertes, como acerca de la mecánica y jugabilidad, donde pasados dos años empiezan a notarse más aquellos pequeños errores que detectamos entonces.

Acerca del autor

Albert García

Albert García

Colaborador

Albert es periodista especializado en videojuegos desde 2002 y es uno de los fundadores de Eurogamer.es. A la hora de jugar te lo puedes encontrar tanto con un complicado juego de rol o estrategia, como moviendo el esqueleto con un juego de baile. ¡Es un tipo imprevisible!
Twitter: @AlbertGarlo

Más artículos de Albert García