Red Dead Redemption vuelve a estar de actualidad gracias a la reciente actualización de la función de retrocompabilidad de Xbox One, la cual permite jugar al popular juego ambientado en el lejano oeste con un frame-rate más suave y estable que el que obtuvimos en su momento con las versiones para Xbox 360 y PlayStation 3. Si todavía tienes el disco original de Xbox 360 (o si lo compraste en la Xbox Store) puedes revisitar el western en mundo abierto de Rockstar con un rendimiento mejorado, pese a que gráficamente sigue siendo igual que en la anterior consola. Dado que nunca llegó a publicarse una versión para PC, esto convierte a Xbox One en la mejor plataforma para jugar a este título de culto.

Los usuarios que tengan el disco original deben descargar una actualización de 7.5GB en Xbox One, que viene a ser básicamente todo el juego. Del mismo modo, la expansión Undead Nightmare y los modos multijugador de la edición física Game of the Year requieren otra descarga adicional de 7.5GB.

Antes de hablar de frame-rates, sin embargo, debemos comentar una curiosidad. Esta actualización se publicó hace meses durante un único día, lo cual permitió a unos pocos probar el juego antes de tiempo. Pero tan pronto como llegó Red Dead Redemption desapareció de la lista de retrocompatibilidad de Xbox One, en lo que el portavoz de Microsoft Major Nelson describió como "un error". En su momento se sospechó que el motivo de la retirada fueron problemas de licencia, pero ahora queda meridianamente claro que durante estos cinco meses se ha optimizado aún más el rendimiento del juego en la consola de actual generación.

El frame-rate en Xbox One mejora mucho respecto al original de Xbox 360, gracias a la retrocompatibilidad. Basándonos en las dos primeras horas de juego tenemos 30FPS suaves, lejos de las largas caídas a 20FPS de la anterior generación.

Al igual que antes, Red Dead Redemption funciona en Xbox One con el mismo límite de 30FPS de Xbox 360, y nunca sube de esa cifra. Sin embargo, al igual que ocurría con los Grand Theft Auto, la Xbox 360 original tenía problemas para mantener ese frame-rate estable en ciudades con muchos NPCs y en primeros planos en las cinemáticas. En el peor de los casos el rendimiento caía a 20FPS en estos momentos, una métrica plana que provocaba evidentes tirones en cualquier movimiento de cámara. El tearing era también un problema en Xbox 360, pero al estar limitado a la parte superior de la pantalla no se notaba tanto como las caídas de frame-rate.

La retrocompatibilidad en Xbox One cambia todo eso, con frame-rates mejorados y la eliminación del tearing de pantalla. Evidentemente el paso dinámico del tiempo hace difícil ofrecer una comparativa 1:1, pero vemos la misma resolución nativa de 1280x720 reescalada a 1920x1080. La calidad gráfica es prácticamente idéntica, salvo por un efecto de halo en los detalles de alto contraste en Xbox One, un defecto que hemos visto en otros títulos de Xbox 360 funcionando en la actual consola de Microsoft.

Por lo demás, Xbox One replica de forma precisa el aspecto visual de la anterior generación, con las mismas texturas, los mismos efectos de iluminación, el mismo filtrado y las mismas distancias de dibujado. Esto significa, en otras palabras, que la gran mejora al jugar vía retrocompatibilidad está en el rendimiento.

Xbox OneXbox 360
Xbox OneXbox 360
Xbox OneXbox 360
Xbox OneXbox 360
Xbox OneXbox 360
Xbox OneXbox 360
Black levels are also identically matched to the Xbox 360 original.
Xbox OneXbox 360
Xbox OneXbox 360

En los puntos de estrés que hemos encontrado en Armadillo Town vemos como todas las caídas a 20FPS de la anterior generación se sustituyen por una métrica de 30FPS estables en Xbox One. El juego funciona de forma casi constante con un frame-rate mayor y más suave, y la eliminación del tearing es otro plus. La única excepción la vemos en el tiroteo con bandidos en la granja de Ridgewood, donde Xbox One cae a 26FPS, igual que Xbox 360 unos segundos más tarde. Pero sin contar este momento concreto el juego funciona mejor en la nueva consola en el resto de pruebas.

Son buenas noticias, pero de no haberse retirado la actualización de febrero la historia podría haber sido muy diferente. Tal y como puede verse en esta prueba de Red Dead Redemption con el parche de febrero (antes de ser retirado), el rendimiento era mucho más justito; antes mencionábamos una caída a 26FPS en la granja de Ridgewood, y en la build de febrero esta misma secuencia caía hasta 19FPS. La misión 'Justice in Pike's Basin', que ahora funciona a 30FPS perfectos, también caía hasta 23FPS en el clímax. Esto demuestra que cinco meses más tarde el rendimiento ha mejorado mucho, y por lo tanto la espera adicional ha merecido la pena.

Son buenas noticias para los fans del juego de Rockstar, entonces. Basándonos en nuestras pruebas, Xbox One ofrece la versión más optimizada hasta la fecha de Red Dead Redemption, eliminando las caídas de rendimiento y otros defectos del original de Xbox 360 sin comprometer la calidad gráfica. La única pega, si es que puede calificarse como tal, es que el soporte por retrocompatibilidad parece indicar que Rockstar no tiene intención de desarrollar una remasterización completa del juego, algo que muchos deseábamos.

No son 30FPS perfectos, pero las áreas en las que Undead Nightmare caía hasta 20FPS en Xbox 360 se juegan mucho mejor en Xbox One. Las mejoras, de hecho, son incluso mayores que en el juego principal.

Para acabarlo de rematar, las pruebas en Xbox One con la expansión Undead Nightmare muestran mejoras de rendimiento aún mayores que en el juego principal. El gran número de zombis y el efecto de niebla causaban grandes caídas en el hardware original de Xbox 360, pero gracias a la retrocompatibilidad de Xbox One desaparecen las bajadas a 20FPS y el tearing en pantalla.

Sin embargo, no son 30FPS perfectos, y adentrarse en el pueblo de Blackwater, infestado por zombis, produce la caída a 28FPS en la actual consola de Microsoft. En cualquier caso, la expansión sigue el mismo camino que la aventura principal: el rendimiento se acerca mucho más a 30FPS al jugar en Xbox One, produciendo una experiencia más suave -en ocasiones de forma dramática- y con sincronización vertical activada en todo momento para eliminar el tearing.

Como cabía esperar tampoco hay mejoras gráficas respecto a Xbox 360, pero aún así estamos ante uno de los mejores casos de retrocompatibilidad en Xbox One. La única pega es que si tienes la edición física Game of the Year debes descargar otros 7.5GB adicionales en tu disco duro. 15GB, de todas formas, es un precio muy pequeño que vale la pena pagar por revisitar toda la experiencia del fabuloso Red Dead Redemption.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Acerca del autor

Thomas Morgan

Thomas Morgan

Senior Staff Writer, Digital Foundry

32-bit era nostalgic and gadget enthusiast Tom has been writing for Eurogamer and Digital Foundry since 2011. His favourite games include Gitaroo Man, F-Zero GX and StarCraft 2.

Más artículos de Thomas Morgan

Comentarios (17)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos

Contenido relacionado

Así son las seis clases disponibles en World War Z

El shooter de Saber Interactive llega en 2019.

FIFA 19 ha sido el juego más vendido en España en el mes de noviembre

Seguido de Spider-Man y Red Dead Redemption 2, ambos para PS4.

Super Smash Bros Ultimate - Cómo desbloquear todos los personajes y lista de personajes

Todos los personajes de Super Smash Bros. Ultimate y cómo desbloquearlos.

Fortnite - Temporada 7: skins, emoticonos, gestos, recompensas y cuánto cuesta el pase de batalla

Todo lo que debes saber sobre la Temporada 7 de Fortnite, incluyendo gestos y skins.