Championship Manager 2010

Mejorando día a día.  

Championship Manager: Tu Entrenador 2010 viene a intentar hacerse un hueco en el poblado género de los simuladores futbolísticos, lleno de propuestas de calidad hoy en día y varios años después de la desaparición de nuestro añorado PC Fútbol; el auténtico, el de verdad, no ese par de "jueguchos" que salieron a posteriori con una cantidad de fallos realmente infame.

De entrada, la característica más promocionada de la edición de este año es la inclusión de las actualizaciones periódicas de las plantillas, la primera gratuita, el resto previo pago de una suscripción al CM Season Live, el centro online de datos y partidas del juego. Lo cierto es que para ser algo tan laureado, no es nada del otro mundo: 6 actualizaciones al mes cuyo principal aliciente sea la modificación de las plantillas cuando comiencen los trapasos y fichajes del mercado de invierno. Una característica bastante estándar a día de hoy, que incluso títulos como NBA 2K10, cuyo componente de mánager es muy ligero, ya implementa con gran acierto actualizando estadísticas y resultados a diario, de forma totalmente gratuita.

Sobre el resto, tenemos lo de siempre: la inclusión de las principales ligas del mundo, incluyendo divisiones inferiores de las más importantes (española, inglesa...), una base de datos enorme con sus correspondientes licencias oficiales en su mayoría, y una cantidad de opciones que satisface con facilidad a cualquier aficionado al género. Sin ir más lejos y para que os hagáis una idea, en el caso de las ligas españolas el juego cuenta con su correspondiente primera división, la Liga BBVA, segunda, Adelante, segunda B, y todo ello sin olvidar todas las competiciones oficiales.

1
La mayor parte de las ligas europeas están perfectamente cubiertas por el juego.

En el modo mánager principal, podemos disfrutar de una compleja red de ojeadores que se encargarán de facilitarnos el trabajo de detección de jóvenes talentos y promesas del balonpié. El desarrollo del partido, como siempre, puede seguirse tanto de forma textual e iconográfica, o bien mediante un decente motor gráfico tridimensional que cumple sin más con su cometido de hacer un poco más llevaderos los partidos que no sean más que un mero trámite. En cualquier momento podremos testear tácticas en tiempo real y ver al momento el resultado y recibir el consecuente feedback.

Desafortunadamente, el juego tiene varias lagunas que probablemente lo condenen al ostracismo por el público en general. Y la mayoría, totalmente involuntarias. En primer lugar, el juego exige una buena máquina para funcionar, incluso sin utilizar el modo de visión en 3D durante los partidos. Es evidente que con las grandísimas bases de datos que trabajan los mánagers hoy en día se haga necesaria una buena potencia de procesamiento para trabajar. Lo que es lamentable es que resulte prácticamente injugable en compatibles con más de 3 años perfectamente optimizados, máxime cuando los aficionados a este tipo de juegos, por lo general, no están acostumbrados a grandes desembolsos en componentes para poder jugarlos.

2
El renovado motor gráfico del juego cumple con su función, sin más.

En segundo lugar, la interfaz no es demasiado intuitiva. A veces hay demasiada información en pantalla, gran parte de ella innecesaria, y en otras ocasiones ocurre exáctamente lo contrario: no está lo que debería de ponerse en bandeja al jugador. Esto es un problema que ralentiza considerablemente el ritmo de juego. Quizá a algunos no les moleste en exceso, pero es un punto negativo porque resta tiempo de juego real.

Y por último, está el gran enemigo de los mánagers de fútbol en general: el propio mercado. Hay propuestas mucho más interesantes como la de SEGA y su Football Manager 2010, que ya analizó nuestro compañero Xavi Robles, y además, este año ha explotado el interés global por los juegos de mánager online como Comunio. Son una propuesta diferente, pero ofrecen un estilo de juego mucho más ágil, no sólo para los jugadores con más vocación casual, sino también para todos aquellos que no dispongan de mucho tiempo para dedicarle a un tipo de juego que puede ser genial pero también un auténtico devorador de tiempo libre.

Championship Manager: Mi Entrenador 2010 no es un mal juego, es algo que tiene que quedar claro. El elevado número de opciones que nos ofrece a la hora de probar todo tipo de tácticas, su colosal base de datos y sus opciones de gestión económica del club lo convierten en una propuesta muy interesante para los amantes del género y en conjunto supone un avance respecto a las ediciones anteriores. Pero dentro del contexto de un género con unas expectativas tan altas –por el pasado del mismo pero también por el presente– quizá no sea el candidato favorito para llevarse el triplete. Aunque ya se sabe... El futbol es futbol.

7 /10

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (0)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos