Cuando Microsoft puso a la venta Xbox One S en agosto de 2016, lo hizo junto a una oferta con la que podíamos conseguir gratis un adaptador para usar Kinect en la consola.

1

La oferta terminó en marzo de este año, y la cosa no se va a repetir cuando Xbox One X se ponga a la venta en noviembre.

Aaron Greenberg, ejecutivo de Xbox, lo ha confirmado a un fan en Twitter:

A diferencia del modelo original de Xbox One, ni S ni X incluyen un puerto nativo para conectar Kinect, de modo que es necesario un adaptador USB para poder usar la cámara. Aun así es bastante improbable que los usuarios vayan a molestarse por eso: la mayoría hemos terminado usando el aparato como pisapapeles de lujo. Además, los juegos de Kinect son prácticamente inexistentes, y el periférico ha quedado totalmente en segundo plano.

Al principio Microsoft planeaba incluir Kinect con cada unidad de Xbox One, una decisión que cambió en cuanto Phil Spencer sustituyó a Don Mattrick.

Ahora muchos lo tenemos en un rincón de la mesa, cogiendo polvo. Eso sí que lo detecta.

Acerca del autor

Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.

Más artículos de Borja Pavón

Comentarios (2)

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos

Contenido relacionado

Microsoft anunciará "un nuevo hardware" en la Gamescom

ACTUALIZADA: Major Nelson se refería a "bundles y accesorios."

Xbox One añadirá la opción de juego remoto con PC

Y resolución 1440p, torneos abiertos y más.

Publicidad