Bayonetta, el título de Platinum Games publicado en 2009, fue un juego que marcó un antes y un después en la historia del estudio, pero su proceso de desarrollo no fue exactamente un camino de rosas.

En una entrevista con Gamespot su productor ejecutivo, Atutshi Inaba, ha explicado que no quedaron nada contentos con el resultado.

"Fue un título que nos hizo avanzar como compañía en el sentido de que tuvimos que administrar mucho trabajo para nuestro tamaño", ha afirmado. "Una de las razones por las que la gente dice que Platinum Games es sinónimo de juegos de acción es Bayonetta, pero también sirvió para que fuéramos capaces de llevar a cabo algo sin importar cuán duras se pusieran las cosas y cuánta energía fuera necesario invertir."

Inaba afirma que Bayonetta casi destruyó Platinum Games debido a que el juego exigía un inmenso equipo de desarrollo.

"Al final del desarrollo de Bayonetta nadie estaba feliz," afirma. "Todos estaban realmente frustrados y enfadados, pusimos mucho esfuerzo en terminar ese juego y pedimos demasiado, y luego pedimos incluso más por parte del equipo y de cada uno de ellos. Al final nadie estaba emoconado. Lo terminamos y todo el mundo estaba del plan 'no volveremos a hacer eso nunca más'. Fue una sensación muy negativa que todavía recuerdo hoy."