Invizimals

Sony apuesta a lo grande por un estudio español.

Invizimals es, junto con Castlevania: Lord of Shadows, el videojuego español más internacional que tenemos en estos momentos.

La empresa barcelonesa Novarama, capitaneada por Daniel Sánchez-Crespo (que ha escrito un artículo en Eurogamer.es, por cierto), ha conseguido encantar a la todopoderosa Sony con un proyecto que tiene visos de convertirse en un éxito mundial y que puede llegar a tener una importancia bestial dentro de la línea de juegos sociales de Sony —EyePet, SingStar, Buzz…—.

Invizimals, que saldrá este noviembre, es un juego de PSP que se basa en esa tecnología tan llamativa que conocemos como “realidad aumentada”. A través de una cámara, en este caso una especial que vendrá con el juego, filmamos nuestra realidad —la que tenemos al lado; mesas, el suelo, nuestra habitación— y en ella aparecen una serie de elementos digitales que interactúan con nosotros. El vídeo que hay a continuación lo deja más que claro.

Novarama se ha convertido en la primera First Party española para Sony de toda la historia.

Ciertas páginas han definido Invizimals como “Pokémon y Los Cazafantasmas se van de excursión, la cosa se enreda y pam, tienen un hijo”. Aunque la descripción posiblemente no guste ni a la gente de Novarama ni a Sony —y no por los tintes zooeróticos de esta subtrama— hay que reconocer que es un buen símil para empezar a comprender de qué va el juego.

Un científico ha estado experimentando y descubre que en nuestro mundo hay una serie de animales hechos de luz y energía que somos incapaces de detectar pero que están ahí, a nuestro alrededor. Por eso mismo este científico desarrolla una cámara especial que nos los revela. Y nos encarga una misión: tenemos que capturar a todos los invizimals que hay esparcidos por el mundo. ¿Cómo? Ahí está la gracia y sobre esto va el juego. En descubrir el cómo.

Hay 30 formas distintas de encontrar los más de 120 bichitos. Algunos aparecen sólo de día, otros por la noche, otros sólo en colores cálidos, otros el fin de semana, otros necesitan silencio para aparecer… no será nada fácil descubrirlos y seguro que es un reto muy emocionante tanto para los más pequeños de la casa como para los que los acompañan. Nuestra principal herramienta, además de la PSP y su cámara, será un cartón en forma de estrella y al que llaman “la trampa”. Sirve de puerta para invocar ese mundo de luz fantástico e invisible.

Una vez localicemos a una criatura tendremos que cazarla haciéndola luchar por turnos contra una de las que tenemos capturadas. Tras unas cuantas peleas se nos pedirá que la cacemos utilizando otras tantas técnicas diversas y originales. Las criaturas, además, también podrán subir de nivel e irán evolucionando y cambiando de forma, y las podremos intercambiar con otros amigüines que tengan el juego.

1

Esta modalidad de captura es, realmente, la principal gracia del juego. Y es bastante curiosa, porque el componente de búsqueda y exploración de los juegos tradicionales aquí se revuelve y se traslada a la realidad. Los escenarios por los que jugaremos ya no son oscuras mazmorras llenas de demonios con pinchos. Los escenarios serán tu casa, tu jardín, la calle… o donde quiera que estés.

Invizimals también incluye un modo Historia por el que pasearemos durante unas veinte misiones que se nos introducirán con historias contadas por personajes de carne y hueso.

Estamos deseando tener la versión final para jugarlo a fondo y poderos ofrecer un análisis. Pero, en paralelo, también estaría bien decir lo importante que es para nuestra industria que empresas como Novarama consigan convencer a Sony y recibir un apoyo tan bestia por parte de la compañía. Enhorabuena por adelantado.

Comentarios (4)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!