Skip to main content

¿Quién se ha quedado las licencias de THQ?

Las apuestas no dieron ni una.

Maldini no daría su aprobación a todas las apuestas que se hicieron acerca de los compradores de las últimas licencias invendidas de THQ, porque en esta ocasión los rumores no han acertado ni uno. Efectividad nula, vamos.

Darksiders, que se daba por supuesto que acabaría en manos de Crytek, es ahora propiedad de Nordic Games. La editora sueca, distribuidora de la versión PC de Alan Wake y de Painkiller Resurrection entre otros juegos, ha pagado 4,9 millones de dólares por la IP creada por Vigil Games más Red Faction, MX vs. ATV, Destroy All Humans!, Summoner, Marvel Super Hero Squad, Supreme Commander y otras. No se llevan un mal paquete, no.

El caso más sorprendente - a la par que preocupante - es el de Homeworld, que ha acabado siendo propiedad de Gearbox Software (creadores de Borderlands, pero también de los decepcionantes Duke Nukem Forever y Aliens: Colonial Marines) tras vencer con una puja de 1,35 millones de dólares. El sueño indie de TeamPixel parece que nunca tuvo una oportunidad, viendo esa cifra.

Finalmente está la editora italiana 505 Games, que ha pagado una suma mucho más modesta, 300.000 dólares, para hacerse con Drawn to Life y Drawn to Life: The Next Chapter.

Read this next