Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Of Videoblogs and Men

Narrativa y Ficción, la creación del prosumidor.

Es la era de la Web 2.0. Esto conlleva una serie de ventajas e inconvenientes en nuestras vidas, y lejos de centrarme en las segundas, me fijaré en las primeras. Muchos piensan que Internet es un nuevo medio de comunicación aunque, realmente, es un nuevo canal que contiene todas las formas de comunicación preexistentes, capaz de poner en contacto de múltiples formas a distintos individuos o grupos y, además, es altamente interactivo. Si a esto le sumamos los avances tecnológicos como webcams y cámaras digitales, cámaras SLR o software de edición y composición; vemos que a nuestra disposición existe una amplia gama de elementos con los que poder expresarnos y compartir nuestros sentimientos, conocimientos y experiencias con todo el mundo. Aún más, nos permite encontrar nuestra propia voz, nuestra particular y personal forma de expresarnos.

Parafraseando a Henry Jenkins:

Henry Jenkins.

"Estamos en un momento de transición. Un momento en el que el viejo sistema de medios está muriendo y está naciendo un nuevo sistema. Una era en la que la cultura del espectador está dando lugar a la cultura de la participación; donde una sociedad basada en un número pequeño de empresas que controlan las narraciones está cediendo terreno ante un escenario de medios mucho más complejos, en el que los ciudadanos comunes tienen la posibilidad de interrumpir el control de los medios y contar sus historias de forma poderosamente nueva. "

¿Y qué significa todo esto? En resumen, que nos hemos convertido en prosumidores (acrónimo de productor y consumidor). Podemos crear contenidos ilimitados y de infinitas formas. Ya no somos simples espectadores; la red y las nuevas técnicas ya no solo sirven para entretener o aprender de una vasta biblioteca virtual, sino que, además, podemos contribuir en ella.

El audiovisual nos permite comunicar e informar, pero también ser creativos y experimentar, tanto a niveles estéticos como narrativos o informativos, combinando las imágenes visuales, la palabra escrita, la hablada y la música, con la particularidad de no necesitar amplios conocimientos en la materia. Una cámara simple, un sencillo programa de edición y una cuenta en YouTube u otro portal de difusión es lo único necesario para poder dejar volar libremente tu imaginación y compartirla con el mundo.

Curiosamente, cuando el talento creativo se cruza con el videojuego, el resultado suele ser maravilloso: datos objetivos, experiencias personales e ideas extravagantes convergen en un sinfín de formas que tienen como finalidad informar, divertir o, simplemente, hacernos partícipes de unos sentimientos que muchos de nosotros compartimos; el amor por el videojuego.

¿Y por qué me centro en esta forma de expresión? Porque, dado mi trabajo y aficiones, encuentro en estos vídeos una forma de expresión con la que me identifico más que con cualquier otra, y esa es su característica más importante, ya que en muchas ocasiones consigue crear una conexión diferente entre emisor y receptor.

Realmente un blog, un podcast o un videoblog no se diferencian mucho entre sí desde un punto de vista narrativo, pero es en su forma donde encontramos el elemento diferenciador: el componente visual aporta una dimensión extra con la que crear y cambiar por completo el discurso que nos cuenta, y esta dimensión puede originar obras maravillosas.

Hemos visto a muchos personajes hablando a cámara pero, cuando se trata del mundo del videojuego, se puede ir más allá y encontrar pequeñas obras de ficción inspiradas en nuestros títulos favoritos: parodias, homenajes, continuaciones apócrifas o, simplemente, una forma divertida de contarnos curiosidades de la industria.

James Rolfe en su papel de AVGN.

Puede que James Rolfe y su Angry Video Game Nerd sea el ejemplo que refleja más claramente lo que intento explicar. Con un poco de inventiva, este creador y cineasta encontró la forma perfecta de producir contenido audiovisual con el que contarnos sus propias experiencias y conocimientos del videojuego a través de un personaje totalmente delirante y ficticio. Encontró la forma combinar sus dos grandes pasiones.

Pero Rolfe no deja de ser uno más dentro de la enorme red. Los ejemplos son innumerables, y cada uno tiene su forma particular de expresarse. Esta práctica ha ido evolucionando en muchos casos hacia una narrativa ficcional casi completa, y encontramos muchas obras periódicas inspiradas por el ocio electrónico. Normalmente se componen en formato webserie o como conjunto de cortos y sketches sin mucha relación entre unos y otros. La delirante familia de HAWP (Hey Ash, Whatcha Playin') y los excéntricos sketches de Smosh o Mega64 son un ejemplo perfecto de la parodia al videojuego.

Una de las últimas tendencias, favorecidas por el auge los programas de composición de vídeo y efectos, sería de la realización de cortos - o fanfilms - de una calidad tan sorprendente que haría enrojecer a más de un productor hollywoodiense. Aquí ya nos hemos alejado por completo de la información o la opinión para pasar a la pura narración. Podría nombrar cientos de cortos, pero hay una productora que ha captado mi atención: Rocket Jump, destacando dentro de esta a Corridor Digital y Freddie Wong. Esta productora creó "Video Game High School", una curiosa webserie centrada en las aventuras de un instituto dedicado solo a los hardcore gamers.

Lo que hace que esta tendencia esté tan cerca del videoblog es que sus creadores, en líneas generales, comparten sus experiencias de rodaje y postproducción y por unos momentos se convierten en grandes profesores de cine.

Con este artículo no pretendo descubrir  un nuevo mundo, que seguramente ya os es conocido, sino pararme  a observar detenidamente y valorar el gran trabajo de todas estas personas. Su dedicación y pasión es encomiable, pero lo mejor de todo es que está a vuestro alcance, no solo para disfrutarlo, sino para ser parte de ello; por lo que, en la medida de lo posible, quería alentar a todos aquellos que tengáis una idea, o simplemente algo que compartir, a no dudar y lanzarse.

Etiquetas

Acerca del autor

Attomsk

Colaborador

Equipo Game Over. Videocreador y proyecto de cineasta. Amante del cómic, la literatura fantástica y sci-fi; el rol de mesa (el de verdad), la música, el cine, y por supuesto los videojuegos. Su amor por los juegos es proporcional a su torpeza con ellos. Obsesionado con encontrar las similitudes entre el cine (su gran pasión) y el videojuego (su otra gran pasión).

Comentarios

More Artículos

Últimos artículos