Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Heavy Rain

No creo que Heavy Rain sea un mal juego, es más, fue una grata sorpresa tras la decepción que supuso, para mi, Fahrenheit, pero algunas de las alabanzas me parecen excesivas. El juego te mantiene super enganchado hasta el final, cuenta con unos valores de producción impresionantes y esta realizado con un toque cinematográfico muy bien conseguido, pero es un juego que se queda simplemente en el notable. Lo que no podemos hacer es calificar de "tremendo", "obra maestra", etc. a cada título que pasa del aprobado.

Heavy Rain es un paso adelante en la industria ya que, aunque no el primero, sí es una importante apuesta por una temática más adulta en los videojuegos. El resultado final es un whodunit que te tiene enganchado a la trama hasta que descubres quien es el asesino del origami.

Mi mayor crítica a Heavy Rain es que se quiere parecer tanto al cine que hereda algunas de sus limitaciones. Ya nos adelantaba David Cage que era un juego para jugarlo una única vez (a pesar que para conseguir el trofeo de platino necesites pasártelo no menos de siete veces). Y es que a Heavy Rain no le sienta tan bien la segunda pasada como la primera vez que lo disfrutas.

Argumentalmente, el juego es totalmente lineal. Desvelada la identidad del asesino del Origami, en la segunda pasada, simplemente podemos intentar conseguir el "final feliz" (si no lo sacáis a la primera) o experimentar con las consecuencias de determinadas secuencias. Tampoco el guion se aguanta mucho, resultando al final bastante tramposo y, una vez desvelado, proporciona una conclusión poco satisfactoria.

Tampoco le pido a Heavy Rain nada que no hiciese en 1989, The Colonel's Bequest, la primera aventura de Laura Bow, donde teníamos que investigar un asesinato y el objetivo del juego era resolver el misterio. Lo que determinaba cuan bueno era el final del juego no eran las decisiones que tomabas sino lo que hubieses averiguado del crimen, para poder probar quien era el asesino. La diferencia con Heavy Rain es, pues, que tras una primera pasada, el juego te daba algunas pistas para que consiguieses un mejor final en la siguiente partida, mientras que en Heavy Rain lo único que diferencia el final bueno y el malo es "pasarse" o no los Quick Time Events.

Estoy seguro que comprare sin dudarlo el próximo título de David Cage, porque he disfrutado bastante del juego, pero como comenzaba mi argumento, si queremos que se nos tome en serio como medio tenemos que evitar esa tendencia de "flipamiento" con cada título que sale al mercado y, especialmente, con un juego como Heavy Rain que tiene todos los elementos necesarios para que la "crítica" intente convertirlo en "El Ciudadano Kane de los videojuegos".

Acerca del autor

Avatar de Fanatiko

Fanatiko

Colaborador

Equipo Game Over: Programador de juegos de día, pecero de noche. Insider en la industria como programador de tecnología y redactor en Game Over. Le fascinan los juegos con profundidad y una escena competiva, aunque es malísimo jugando. Tienes muchos puntos para encontrarlo en un MMO, sobretodo si hay enanos y bolas de fuego.

Comentarios

More Artículos

Últimos artículos