Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Punch-Out!!

Ven p'aquí, chaval...

Bastante ha llovido desde que, en mi infancia, pude hacerme con mi deseada NES. Aquella caja gris colmaba muchos de mis lúdicos sueños videojueguiles, pero hubo siempre un juego que deseé tener y nunca tuve: Punch Out!!. Yo veía las fotos en la parte de atrás de la caja y pensaba: “Oh, ESTO tiene que ser un juegazo”. El tiempo pasó y la fortuna me hizo el feliz propietario de una SuperNES que siempre quise ser. Y, pese a haber terminado reuniendo un buen puñado de cartuchos, hubo siempre uno que quise tener y nunca tuve: Super Punch Out!!. Iba al videoclub y veía allí la caja, miraba las fotos y pensaba: “Oh, ESTO tiene que ser un juegazo”. No sólo eran las imágenes, sino las exclamaciones dobles. El nombre mismo de aquel juego exigía para su propia pronunciación una cierta dosis de épica pugilística que no pasaba desapercibida para mi imaginativa evocación de lo que sería una partida a sus mandos. Sólo las maravillas de la técnica me permitieron, años después, jugar a ambos en diferentes emuladores, así que en realidad nunca he podido jugar a un Punch Out!! recién salidito del horno, condenándome pues a ser un fan en la distancia.

Quizás esta breve introducción pueda servir para aclarar cuál era mi estado mental ante la perspectiva de poder probar el próximo Punch Out!! para Wii, aunque sólo pudiesen ser cuatro combates: tenía auténtica curiosidad. Porque si hay un juego ideal –al menos sobre el papel– para esta consola, ése es el Punch Out!! Izquierda, izquierda, derecha, finta, esquiva, uppercut… No en vano esto ya se había intentado (y diremos que sólo intentado) con WiiSports. ¿Cómo habría quedado la cosa con este nuevo Punch Out!!?

El tráiler original.

Pues, para empezar, hay que decir que ha quedado gráficamente resultona: la apuesta por el estilo humorístico en el diseño –habitual en la saga– y el más que decente acabado tipo Cel-Shading dan muy buen resultado. Del mismo modo las animaciones son fluidas y el juego en general, por lo que hemos podido probar, es agradecido a la vista. Los oponentes son grandes, las distancias están bien medidas y tanto las introducciones como las mini secuencias de los KOs y los derribos están bastante logradas. Los personajes responden a estereotipos (en gran medida nacionales) de lo más básico, subrayando así el carácter paródico del título, siendo Little Mac una vez más el protagonista personal del juego.

En cuanto a cómo le ha sentado a nuestro pequeño Mac el salto a Wii haremos una advertencia previa: este juego puede jugarse tanto con el Wiimando en modo Pad como en modo sensor de movimiento. No parece nada recomendable hacerlo en modo pad tradicional: es demasiado simple y fácil… y desilusionante. Así que, dicho esto, nos olvidaremos de que tal opción estará presente y nos limitaremos a obviarla. Bien, pasemos entonces al asunto.

Primera sensación: jugar es divertido. Es un juego simple y básico –fiel al espíritu de sus predecesores–, pero adictivo y divertido, no os quepa duda. La inmersión es completamente automática y el uso del Wiimote es intuitivo y no requiere más de veinte segundos de práctica. Bien pronto estaremos atizando sin piedad y castigando las costillas y, más inteligentemente, el rostro de nuestro oponente (que se irá deformando cómicamente –como el nuestro– a medida que vaya encajando los golpes).

Uno de los últimos tráilers con la presentación de los nuevos boxeadores.

Segunda sensación: no por ser simple y directo es necesariamente facilón. Resulta divertido encontrarse en el showroom de Nintendo, blasfemando en alta voz, junto a una estatua de dos metros de alto de Link y su espada. Este juego promete una futura generación de mozalbetes y chiquillas muy malhablados. Cada oponente requiere de una mecánica concreta y, si se han sabido combinar y hacer variadas, la longevidad del título puede ser más que aceptable.

Tercera sensación: no hemos podido más que rascar la superficie de este Punch Out!!. Se nos ha dicho que el disco va a venir repletito de datos, pero poco se ha confirmado hasta el momento. ¿Cuántos boxeadores habrá? Muchos, se nos ha dicho, pero sin concretar el número. ¿Será compatible con WiiFit? Sería una pena que no fuese así, aunque no hay confirmación oficial. ¿Habrá modo Vs.? Sería absurdo que no lo hubiese. ¿Habrá modo Entrenamiento, con su saco y su pera y su comba? Ojalá. ¿Mantendrá el juego la intensidad y la diversión de este pequeño bocado de muestra? Esperemos que sí. ¿Podré, por fin, tener un Punch Out!! al que llamar mío? Esto es de menor importancia para el lector, pero a mí no deja de preocuparme…

Todo son pequeñas incertidumbres a la espera del lanzamiento del juego, el próximo mes de mayo: tendremos las respuestas y el correspondiente análisis entonces.

Puedes ver más información sobre cómo escribimos nuestros análisis visitando nuestra política de análisis.

Comentarios