Skip to main content

Shadow of the Erdtree hace que la obra maestra de FromSoftware sea más profunda y grandiosa

Se viene.

Me hice una buena idea de cómo serían las cosas en Shadow of the Erdtree cuando, pocos segundos después de empezar mi sesión de preview, me encontré acorralada y luchando por mi vida. Mi ruta escénica por los campos dorados se vio interrumpida por un monstruo con dos discos, el cual golpeaba mi cabeza y no me daba respiro. ¿Una pelea contra un jefe, dices? No, esto era un enemigo normal y corriente. Hay definitivamente la sensación de que incluso los enemigos normales de la Tierra de la Sombra golpean más fuerte y son más agresivos que los del juego base. Con peligros tras cada esquina, constantemente te ves a la defensiva, recordando esa mezcla de miedo y emoción que sentiste cuando te adentraste por primera vez en las Tierras Intermedias.

Este es un DLC que resulta perfecto para retar a los veteranos de Elden Ring, entonces. Pero más que eso, Shadow of the Erdtree se siente como un disco de grandes éxitos de FromSoftware. Toma todas las cosas que hicieron extraordinario a Elden Ring - su grandiosa atmósfera, sus memorables peleas contra jefes y su juguetón diseño de niveles -, refina esos elementos y luego sube el volumen. Lo mejor es que además te da una variedad incluso mayor de armas y herramientas con las que explorar sus características. Y, la verdad, ¿qué más podrías querer de un DLC de Elden Ring que más cosas de las buenas?

Algo que se siente distinto, sin embargo, es que la Tierra de la Sombra tiene una atmósfera incluso más ominosa que las otras regiones de las Tierras Intermedias. Tras derrotar a Radahn y Mohg puedes usar la mano marchita de Miquella para transportarte a esta nueva zona. Aquí la oscuridad tapa el cielo, los edificios están envueltos en una pesada tela y las fantasmagóricas tumbas se elevan en un valle dorado llamado Gravesite Plain. Uno de los temas clave es la muerte, o al menos los distintos ritos de muerte y rituales que han sido prohibidos por la Orden Dorada. Como sabrán los expertos en el lore de Elden Ring, Marika selló la Runa de la Muerte para conseguir su inmortalidad y la de su descendencia, haciendo en el proceso que el resto de rituales de muerte fuesen tabú. En los primeros compases de mi viaje por la Tierra de la Sombra me encontré una torre llamada el Pilar de la Supresión, sobre el cual se leía "en el mismo centro de las Tierras Intermedias. Todas las formas de muerte se lavan aquí, solo para ser suprimidas". Parece que este lugar ha sido escondido de forma deliberada del alcance de la Orden Dorada, para esconder todo aquello que pueda suponer un problema a sus creencias.

Ver en YouTube

Caminar por la zona inicial también muestra los efectos de "la tiranía de la llama de Messmer", con pueblos reducidos a cenizas y figuras fantasmales que lamentan haber sido asesinadas pese a haber tenido una vida inocente. Una de las primeras criaturas que ves es un hombre de paja del ejército de Messmer, una aterradora presencia que intentará aplastarte o añadirte a su colección de cuerpos en llamas. Por el tráiler de gameplay sabemos que Messmer es como el resto de los hijos de Marika, y que tiene un profundo desagrado por los Sinluz. Esto se confirmó cuando me encontré con sus Caballeros de Fuego, los cuales te declaran la guerra y lanzan bolas de fuego teledirigidas que casi acaban con toda mi barra de vida.

Pero como suele ser habitual en FromSoftware, estos primeros compases de Shadow of the Erdtree generan más preguntas que respuestas. Las intenciones de Messmer siguen siendo un misterio, y la respuesta a qué hace Miquella aquí es algo que debes investigar de forma activa. Por la región puedes encontrar a seguidores de Miquella, y muchos de estos NPCs se han convertido a él de otros dioses, citando la bondad de Miquella. Hay una serie de marcadores brillantes en el mundo descritos como las "pisadas" o las "tumbas" de Miquella, mostrando los lugares en los que "abandonó parte de la carne de su cuerpo". Parece familiar, quizás, a como Ranni abandonó su propio cuerpo físico para escapar de la influencia de la Orden Dorada. Se te pide que busques estos marcadores para ayudar a trazar la ruta de Miquella por la Tierra de la Sombra y así descubrir qué trata de hacer aquí.

Uno de los lugares más atractivos de la zona inicial es Belurat, una fortaleza que es misteriosa y enorme a partes iguales. Es un lugar en el que me tambalee tras ser humillada por un jefe opcional con una enorme espada y un arco explosivo (nos veremos en unas semanas, Blackgaol Knight). Belurat es un poco como el clásico castillo de FromSoftware, con pasillos estrechos, horribles criaturas y un montón de sustos. ¿Pensando en mirar tras esa cascada? Prepárate para que te peguen un espadazo en la cara. ¿Explorar el sótano? Disfruta de una alcantarilla llena de gente insecto. Pese a ubicarse al principio del DLC los enemigos aquí son duros, y la mitad de la batalla es descubrir la ruta hacia la parte superior de la torre.

Una vez has superado con éxito el peligroso ascenso hasta los tejados (esquivando guerreros con dos espadas y estatuas de pájaros que escupen fuego) tu recompensa es una batalla contra un jefe particularmente complicado. Como pudisteis ver en el tráiler de gameplay, la Divina Bestia León es una criatura con tres cuerpos que se revuelve mientras lanza hielo y rayos. Cuando está sobre ti es especialmente difícil anticipar su siguiente ataque.

Desafíos como este, por supuesto, hacen que experimentes con tus herramientas y equipo, pero si te bloqueas en el DLC FromSoftware ha introducido una nueva forma de aumentar tu poder de combate. Los fragmentos de bendición Scadutree y los fragmentos de bendición de ceniza espiritual reverencial se pueden encontrar por el mapa de la Tierra de la Sombra. Los primeros mejoran la habilidad de tu personaje para "lidiar y negar el daño", mientras que los segundos mejoran la potencia de los espíritus invocados (supongo que Scadutree es, por cierto, el gran árbol en el centro de la Tierra de la Sombra). Al igual que una Lágrima Sagrada, estos fragmentos de bendición se pueden activar en los lugares de Gracia, pero solo se aplican en tu personaje cuando estás en la Tierra de la Sombra. Parece una forma inteligente de garantizar que los jugadores de alto nivel tengan un reto a través de la dificultad del DLC, mientras que los de bajo nivel puedan aumentar su poder si lo desean.

Activé algunas de estas bendiciones durante la preview, pero no noté grandes cambios en mi poder de ataque, así que quizás tengas que acumular varias bendiciones para que la diferencia sea palpable. Para mi, la clave para derrotar a los enemigos problemáticos fue experimentar con nuevas armas, y Shadow of the Erdtree tiene emocionantes adiciones en este aspecto. En la sesión de preview había tres builds disponibles - guerrero, caballero y mago - y escogí el nuevo estilo de lucha de artes marciales del mago. Las Artes de la Hoja Seca son un ítem que te permite luchar con patadas y puñetazos, algo similar a los monjes Senpou de Sekiro. Me lo pasé genial usando esto con los enemigos normales, siendo sencillo encadenar ataques y dejarlos aturdidos. Hay algo muy catárquico en darle un buen puñetazo a los enemigos de Elden Ring.

Pero las Artes de la Hoja Seca no me daba suficiente poder de ataque en las batallas contra los jefes, así que busqué alternativas. Sorprendentemente, el nuevo cuchillo arrojadizo infinito es un arma de medio alcance que me resultó muy útil para acabar con el gran león. Esta daga te permite mantener la distancia de la bestia, haciendo mucho más daño que cualquier tipo de magia. Lo más importante es que te permite esquivar rápidamente los ataques sin quedar comprometido por la lenta carga de los hechizos. En resumen, grandes noticias para aquellos que jueguen como pícaro y que no quieran pasar todo el día crafteando dardos.

Lo destacable es que, incluso tres horas después de jugar al DLC, sentí que apenas había comenzado a rascar la superficie de la región inicial. Durante la preview un compañero me mostró su guerrero, el cual estaba explorando una zona oculta del mapa y usando un martillo como el de Thor, que reaparecía en su mano tras lanzarlo. Había puertas en Belarut que seguían cerradas, y solo pude visitar brevemente otra gran fortaleza, el Castillo Ensis. En la parte sur de la zona de la preview se veía una zona rojiza y pantanosa que se dirigía hacia una colosal montaña, mientras que en los acantilados se apreciaban zonas boscosas y repletas de árboles. Esa sensación de descubrimiento tan particular de Elden Ring - la promesa de docenas de secretos, herramientas y lugares que descubrir - está absolutamente presente en Shadow of the Erdtree.

El momento definitorio de mi sesión de preview, de hecho, fue la inesperada aventura en una mazmorra secreta. Tras encontrar la entrada a una cueva cerca de un lago, me sorprendí al descubrir una enorme caverna que se adentraba kilómetros en el suelo. Con una niebla azul y jarras por todas partes parecía un lugar bello... y entonces empezó la diversión. En mi descenso el suelo se derrumbó varias veces, haciendo que me preguntase cuántas veces caería en el miso truco, hasta llegar a una habitación con jarras suspendidas en cadenas. Salté por ellas usando mis habilidades de parkour, hasta aterrizar en la última... a la cual se salieron rápidamente unos brazos. Ah. El juguetón humor del diseño de niveles se transformó en body horror mientras me enfrentaba a las criaturas que habitaban dentro de las jarras. Si quieres imaginar cómo eran, piensa en cómo Alexander aplastaba cuerpos dentro de él tras la lucha con Radahn. Era absolutamente desagradable, y me encantó.

Es difícil dilucidar el tamaño exacto del área del DLC - grandes porciones de él estaban bloqueados en el mapa de la preview - pero sospecho que la descripción de Hidetaka Miyazaki de que es más grande que el Necrolimbo quizás sea más bien humilde. Eso tampoco tiene en cuenta lo densas que son algunos de estos lugares: en la demo pasé gran parte del tiempo explorando la parte de Belurat.

Pero una cosa sí es segura: Shadow of the Erdtree ya da la sensación de ser absolutamente épico. Con una sombría atmósfera, una intrincada construcción de su mundo y un divertido diseño de niveles, tiene todos los ingredientes necesarios para un capítulo adicional de la enrevesada narrativa de Elden Ring. Cuando dejé el mando tras las sesión de preview mi mente seguía volviendo a la Tierra de la Sombra para pensar en los secretos que esconden sus valles y acantilados. Hay pocos videojuegos capaces de transmitir ese misterio y ese potencial. Cuando el DLC se publique en unas semanas volveré a experimentar con emoción el regreso a estas tierras desconocidas. Y, por supuesto, me volverán a matar otra vez. Hay que ser realista con estas cosas.


Traducción por Josep Maria Sempere.

Read this next