Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Avance de Fuse

El shooter cooperativo según Insomniac Games.

Hace unos días tuvimos la oportunidad de jugar por segunda vez a Fuse en un evento organizado por EA para presentar varios de sus próximos lanzamientos. Curiosamente, de todos los juegos presentados, el primer título multiplataforma (PS3 y X360) de Insomniac Games fue al que más tiempo se le dedicó en la introducción de dicho evento. Imaginamos que la presencia del propio Ted Price, el máximo responsable del estudio que nos ha dado sagas como Resistance, Ratchet and Clank o Spyro the Dragon, justificaba este pequeño extra en cuanto a tiempo de presentación; pero también es verdad que de todos los títulos allí presentes Fuse era el que más explicaciones necesitaba. Y necesita.

Tal como nos explicaba Xavi en sus primeras impresiones hace unos meses, el nuevo título del estudio californiano tiene el aspecto visual más genérico y derivativo que uno pueda echarse a la cara, pero más allá de esto se esconde un juego de acción enfocado al multijugador cooperativo con un diseño realmente atractivo. Así, tras las partidas al modo campaña y a su correspondiente "modo horda"" que hemos podido hacer en el evento celebrado en Munich se mantienen lo que pudimos comprobar hace unos meses: quizás Fuse no llame demasiado la atención a primera vista, pero gana muchos puntos una vez estamos en medio de sus frenéticas refriegas cooperativas, y lo que es más importante, ¡es muy divertido!

Si en nuestro anterior avance nos centramos en describiros a los cuatro protagonistas que forman el comando Overstrike 9, sus correspondientes armas y sus diferencias a la hora de jugar, en esta ocasión os explicaremos nuestras impresiones jugables más directas, pero también una de las principales novedades que hemos podido probar, nos referimos al recién anunciado Echelon, la clásica modalidad por oleadas al estilo de "Horda" de Gears of War o "Tiroteo" de Halo, que por lo visto tendrá casi tanta importancia como la campaña.

"Quizás Fuse no llame demasiado la atención a primera vista, pero gana muchos puntos una vez estamos en medio de sus frenéticas refriegas cooperativas, y lo que es más importante, ¡es muy divertido!"

A pesar de estas nuevas capturas ultra-retocadas el juego no destaca por su apartado visual, pero es innegable que mantiene el toque colorista de las producciones de Insomniac, cosa que consigue darle el toque fresco y desenfadado que requiere su argumento.

El funcionamiento de Echelon será el mismo que en otros "modos horda" pero con una diferencia, en esta ocasión más que ponernos a la defensiva, el juego nos incitará a movernos constantemente de un objetivo a otro mientras vamos acabando con decenas de enemigos. La gracia de esta modalidad será ponernos de acuerdo con el resto de personajes para actuar en equipo y no acabar cada una a su bola por los escenarios -algo que será fácil si tenemos en cuenta su gran tamaño. En caso de que esto suceda no tardaremos mucho en acabar por los suelos y tendremos un tiempo limitado para ser rescatados por uno de nuestros compañeros o la partida se acabará.

Trabajar en equipo no tan solo hará que nuestra esperanza de vida aumente sino que también nos servirá para ganar más puntos de experiencia (o puntos Fuse) que más tarde podremos cambiar por nuevas mejoras para nuestro personaje o armas. En este sentido, el hecho de que todo lo que desbloqueemos en la campaña también se mantenga en Echelon (y a la inversa) es una gran decisión para evitar que ésta última acabe relegada a modalidad de relleno. Según nos comentaron durante la presentación, dentro de Echelon habrá diferentes sub-modalidades que todavía no han sido anunciadas pero que introducirán variaciones en las partidas. En cualquier caso, si hay un denominador común en todas las modalidades del juego (la campaña incluida) este es el frenetismo de la acción. De hecho, una de las características menos comentadas del juego es la enorme cantidad de personajes que hay en todo momento en pantalla, y es que casi que podríamos decir que los tiroteos son siempre multitudinarios. Seguramente este es uno de los motivos por los que Fuse no destaque especialmente en cuanto a despliegue gráfico, pero lo cierto es que una vez en medio de uno de sus tiroteos, con la pantalla siempre abarrotada balas, explosiones y todo tipo de efectos, es fácil olvidarse de esto.

El estilo de juego en general es bastante ofensivo, y a pesar de que los escenarios cuentan con muchos elementos de cobertura el juego tampoco obliga a abusar de ellos -como tampoco lo hacen los enemigos. Al mismo tiempo, la presencia de enemigos finales con barras de vida quilométricas son otro de los elementos que sacan a relucir esa faceta arcade del juego, que tan bien se complementa con el apartado más rolero y de personalizar nuestros personajes, y también con el estilo visual colorista tan clásico de las producciones de Insomniac.

Los escenarios prometen ser muy variados los unos de los otros, algo que encaja perfectamente con la filosofía arcade que desprende el juego.

Si a todo el dinamismo de la acción le sumamos la posibilidad de cambiar de personaje en cualquier momento el resultado es uno de los juegos de acción más dinámicos que recordamos. Tanto si jugamos solos con el resto de miembros de nuestro escuadrón controlados por la IA como si lo hacemos acompañados de otros amigos (y el juego permite cualquier tipo de combinación jugadores-CPU) es bastante probable que siempre acabemos jugando con las cuatro clases de personaje, y es que Fuse no está enfocado tanto en que nos especialicemos como en que sepamos manejar con soltura las habilidades especiales de cada uno. A su vez, una cosa que hemos podido comprobar es que tanto la IA de nuestros compañeros como la de los enemigos responden exactamente como se esperaría, los primeros intentando siempre sacar partido de todas la ventajas de actuar compenetrados y los segundos mostrándose siempre muy ofensivos pero sin olvidarse de flanquearnos cuando no estamos pendientes de ellos.

A pesar de la incomprensible fijación que en Insomniac tienen a la hora de intentar justificar y diferenciar su juego, lo que queda al final es un título de acción de los de toda la vida, directo y sin más, y esto es lo realmente importante. Sí que es cierto que las cuatro clases de personaje, las armas y la compenetración entre los diferentes personajes son elementos clave, pero en el fondo la única filosofía que acaba imperando es la de apretar el gatillo lo más rápido posible. Con todo esto, es posible que la carta de presentación no logre ser todo lo atractiva que debería, pero de lo que no hay duda es de que en Fuse están todos los ingredientes necesarios para esas tardes en las que estás con los amigos y lo único que quieres es pegar unos tiros. Y lo mejor es que en este caso pueden resultar bastante divertidos.

Sign in and unlock a world of features

Get access to commenting, newsletters, and more!

In this article

Fuse

iOS, PS3, Xbox 360

Related topics
Acerca del autor
Avatar de Albert García

Albert García

Contributor

Albert es periodista especializado en videojuegos desde 2002 y es uno de los fundadores de Eurogamer.es. A la hora de jugar te lo puedes encontrar tanto con un complicado juego de rol o estrategia, como moviendo el esqueleto con un juego de baile. ¡Es un tipo imprevisible!
Twitter: @AlbertGarlo

Comentarios