Rockstar ha anunciado a través de su twitter la fecha de lanzamiento para la versión de PSP de Grand Theft Auto: Chinatown Wars.

El juego, que llegará el próximo 20 de octubre, es una adaptación del hasta ahora exclusivo GTA para Nintendo DS, un juego que recibió excelentes críticas pero que no funcionó demasiado bien a nivel de ventas, probablemente uno de los factores determinantes por los cuales Rockstar ha decidido portarlo a PSP.

En un tweet posterior Rockstar también ha aclarado que el juego se publicará en formato físico y en formato descargable a través de la PlayStation Network, con PSPgo en mente.

Será interesante ver el resultado, además. GTA: Chinatown Wars hacía un uso extensivo y muy inteligente de la pantalla táctil de DS, y no son pocos los usuarios que se preguntan cómo se las habrán apañado sus creadores para convertirlo a una consola tan diferente como es la portátil de Sony.

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000, en su Twitter (@kr3at0r) o escucharlo en el podcast Ocho sobre Diez.

Más artículos de Josep Maria Sempere

Comentarios (1)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos

Contenido relacionado

Grand Theft Auto: Chinatown Wars

Tranqui colega, la sociedad es la culpable.

Sony anuncia grandes rebajas de PSP

"Para demostrarte que PSP sigue viva".

PS3, la consola del año según Metacritic

Y Uncharted 2, juego del año.

GTA: Chinatown Wars también en PSP

Llegará a Estados Unidos y Europa en otoño.

Lo Último

Anunciado el remake de Panzer Dragoon 1 y 2

El primero llegará antes de finales de 2019.

Bury Me, My Love llegará a PC y Switch en enero

Sigue la historia de una refugiada siria a través de mensajes de móvil.

Publicidad