El parche para Xbox One X de Forza Horizon 3 ya está disponible, añadiendo una presentación a 4K y otras mejoras a un título que visualmente ya era arrebatador. Los desarrolladores de Playground Games confían mucho en esta actualización, hasta el punto que nos invitaron a sus oficinas en Leamington Spa para verla antes de su lanzamiento. El parche no satisfará a aquellos que esperaban una versión a 60FPS del juego -sigue funcionando a 30FPS- pero lo que aporta en términos de soporte 4K es impresionante.

Lo que Xbox One X pone encima de la mesa es una versión a 3840x2160 de Forza Horizon 3, sin reescalado dinámico ni checkerboarding. Conseguir que el juego funcione a 4K nativo ya es un logro increíble por si mismo: cuadriplicar la cantidad de pixeles en comparación con la imagen 1080p de la Xbox One estándar, igualando lo conseguido por Turn 10 en Forza Motorsport 7. Las buenas noticias siguen al examinar cómo se presenta esa imagen 4K, porque sorprendentemente queda potencia libre en la GPU para conservar el anti-aliasing 4x multi-sampling de la versión para Xbox One estándar.

La calidad final de la imagen, al combinarse con el efecto de motion blur, es fantástica, y resulta realmente difícil criticar un motor gráfico capaz de lograr esto. Aun así, la versión para PC funcionando a 4K con el detalle al máximo muestra algunas diferencias interesantes. En ordenador puedes usar FXAA en vez de 4x MSAA, lo cual puede refinar aún más el suavizado de bordes. Sin embargo, este es un cambio marginal, y la consola de Microsoft es capaz de producir una imagen tan nítida que casi parece idéntica a la del PC a 4K. Es un resultado fenomenal, siendo además el único juego que hemos visto en esta generación capaz de aplicar 4x MSAA a una imagen de tantísima resolución. Para quien tenga un televisor Ultra HD Forza Horizon 3 es, desde ya, el material demo perfecto.

Forza Horizon 3 llega a Xbox One X a 4K nativo y 30FPS. Aquí comparamos esta versión con la de Windows 10 funcionando con el detalle al máximo.

Llegados a este punto no podemos evitar hablar del frame-rate. Por desgracia no hay una opción para jugar a 60FPS, una de las características más demandadas por los fans del juego en consola. Lo que sí ofrece, siendo justos, son 30FPS estables como una roca, al igual que el hardware de la Xbox One original. Comparado con Forza Motorsport 7, el cual sí funciona a 4K60, queda cierta sensación de que el enfoque de Horizon 3 en las interacciones con la CPU añaden un reto adicional a la hora de conseguir 60FPS. Teniendo en cuenta que el juego dibuja un escenario enorme, que va desde bosques hasta ciudades, dentro de un mundo abierto, resulta más que evidente que técnicamente es muy diferente al simulador de carreras de Turn 10. Al menos los 30FPS son estables en Xbox One X -no hay ninguna caída- pero es un poco una oportunidad perdida para un juego tan rápido. Siendo así, por ahora el PC sigue siendo la única plataforma en la que es posible jugar con un frame-rate mejor.

El objetivo de este parche es mejorar el apartado visual, y Playground Games aprovecha el hardware de X de forma impresionante. Como ocurre siempre con el salto a las 4K, usar las mismas opciones que en la Xbox One estándar no sería suficiente, con lo cual se han retocado bastantes cosas bajo el capó. Las texturas ya eran las mismas en Xbox One y PC, pero la presentación de estos materiales mejora sustancialmente en Xbox One X. Forza Horizon 3 utiliza tras la instalación de este parche un filtrado 16x anisotrópico en todas las superficies, lo cual se nota al ver la suciedad o las marcas de la carretera. En PC se usa este mismo preset, y es durante las cinemáticas donde este incremento en la calidad brilla con especial intensidad.

El segundo gran cambio es el motion blur, que mejora sustancialmente respecto a la Xbox One base. La calidad de las muestras aumenta, creando una mezcla más suave entre los frames consecutivos en los objetos en movimiento, incluso en las panorámicas de la cámara. Esto, sin embargo, tiene sus límites, y aquí es donde vemos que la versión de consola queda por detrás de la de PC en ultra. En Xbox One X se usan menos muestras que en PC, lo cual se traduce en gradientes más obvios en el efecto cuando pasan rápido los objetos. Es una diferencia mínima, pero probablemente se haya aplicado para conservar rendimiento en consola.

PCXbox One XXbox One
Forza Horizon 3 funciona a resolución 3840x2160 nativa en Xbox One X, multiplicando los pixeles por cuatro respecto a la resolución 1920x1080 de Xbox One. Esta versión también conserva el 4x MSAA, siendo uno de los pocos títulos que lo consigue. Nótese la mejora en la calidad de las sombras estáticas, iguales a la de la opción de mayor calidad de PC.
PCXbox One XXbox One
Xbox One X también tiene un LOD de mayor calidad, acercándose a la versión PC en términos de detalle de los coches, el follaje y los edificios. La distancia de dibujado, eso sí, es un poco mayor en PC.
PCXbox One XXbox One
También mejora el efecto de motion blur en Xbox One X. Fijaos en las ruedas a la izquierda; en la revisión de la consola de Microsoft la calidad de las muestras es un poco más baja que en PC con el detalle Ultra.
PCXbox One XXbox One
La presentación 4K es fantástica en Xbox One X, dando una imagen casi idéntica a la de PC con la misma resolución y sin recurrir a escalado dinámico. Aquí hemos utilizado FXAA en PC para ver cómo afecta a la calidad de imagen, que por lo demás es muy similar.
PCXbox One XXbox One
Otro ejemplo del incremento de calidad de las mapeados de sombras estáticas en Xbox One X. Los reflejos también son mucho más nítidos.
PCXbox One XXbox One
Aunque las sombras estáticas mejoran, la calidad de las dinámicas puede variar, en este caso acercándose más a la resolución de la Xbox One estándar. Fijaos en el lateral del coche, donde en X también se pierden los reflejos si se compara con el PC.

Otra gran mejora en Xbox One X es el nivel de detalle del terreno y los coches. A mayor distancia se aprecian modelos de mayor carga polígonal para árboles y vehículos, y eso también se aplica detrás de nuestro propio coche, como puedes comprobar mirando el retrovisor. Esta es una de las mejoras más importantes junto con el salto a las 4K; el pop-in sigue ahí, pero se minimiza hasta un punto que funciona con esta resolución. Respecto al PC, vemos prácticamente paridad entre ambas versiones en este sentido.

Con los reflejos nos encontramos ante una situación curiosa. En el exterior de los coches son mucho más nítidos que en la Xbox One estándar, hasta el punto que casi parece la opción más alta de PC y , teniendo en cuenta que el coche está en el centro de la imagen, es fantástico ver puesta atención en esto. Hay ciertas anomalías, en cualquier caso, en cómo se compara esto con el PC; en algunas cinemáticas el mapa de reflejos es el mismo que en Xbox One, mientras que al jugar es consistente con el nivel del PC. Una vez más estamos a merced de un sistema de calidad dinámica, aunque en general la mejora respecto a la Xbox One estándar es notable.

Finalmente, pero no por ello menos importante, en Xbox One X también mejoran las sombras. Según Playground Games esto se manifiesta con sombras estáticas de mayor calidad que en la opción Ultra de PC, con mapas de sombreado predefinidos de resolución 4K en Xbox One X. En la práctica esto supone que las sombras en la nueva consola son mucho más definidas que las borrosas y difusas sombras de la Xbox One estándar. El hecho de que esta sea una de las características más exigentes con la GPU en PC la hace más impresionante, y junto con el alto nivel de MSAA las sombras son otro ejemplo de cómo se aprovecha el incremento en potencia de Xbox One X.

Pero, por otro lado, las sombras realmente dinámicas se quedan por detrás del PC. Cualquier sombreado en los coches demuestra esto, y generalmente se utiliza un preset inferior que renderiza a menos resolución. Está lejos de ser un problema, de todas formas, y como en casi todos los retoques realizados con el hardware de One X, estos pequeños detalles no se notan en movimiento.

Puede que Forza Horizon 3 en Xbox One X no iguale el máximo nivel de calidad visual del PC, pero lo que obtenemos con este parche cumple perfectamente lo que prometía la consola: una experiencia con auténticas 4K en el salón de casa. El éxito más evidente es la clara mejora respecto a la Xbox One estándar, y cualquier recorte respecto al nivel de detalle Ultra de PC es bastante sutil. La ausencia de los deseados 60FPS es la única decepción, pero Playground Games se compromete más con la calidad gráfica y las 4K, y en ese sentido poco más se le puede pedir a este hardware. Lo que tenemos con este parche, en definitiva, es una demo perfecta de las posibilidades de Xbox One X.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Acerca del autor

Thomas Morgan

Thomas Morgan

Senior Staff Writer, Digital Foundry

32-bit era nostalgic and gadget enthusiast Tom has been writing for Eurogamer and Digital Foundry since 2011. His favourite games include Gitaroo Man, F-Zero GX and StarCraft 2.