All Points Bulletin, el primer MMO de los creadores de Crackdown y la saga GTA, Realtime Worlds, ya se encuentra en fase de beta cuasiabierta, gracias a la ingente cantidad de keys repartidas en varias webs la semana pasada. Aunque las sesiones de juego siguen siendo breves y escasas, APB ya ha entrado en la recta final de su desarrollo, y es sólo cuestión de tiempo que se anuncie la open beta y que los servidores funcionen al cien por cien.

Popularmente APB es conocido como un híbrido entre la saga GTA y los MMOs en general. Aunque comparte algunos aspectos de ambos, sería un error etiquetarlo de esta manera; la experiencia de juego que ofrece es estricamente única en el ámbito de los masivos, y su similitud con la saga gamberra por excelencia pasa por coger prestado algún coche y liarse a tiros por la ciudad, poco más. Una ciudad, por cierto, bastante extensa y dividida en tres zonas de diferente temática: el distrito financiero, los muelles y la zona social.

1

Olvidáos de las barras de habilidades, de subir niveles y de cantidad de otros estereotipos del género de los masivos. APB es un TPS (third person shooter), con el extra de que podremos conducir vehículos, disparar desde los mismos, y el campo de batalla no se reduce a una pequeña área sino a una ciudad entera. Eso sí, recordad que las zonas se dividen en instancias de máximo 100 personajes cada una, por lo que no estamos hablando de un mundo propiamente masivo y abierto, sino de extensísimos campos de batalla en los que liarse a tiros, echar carreras y llevar a cabo todo tipo de actos vandálicos sin pudor. La zona financiera y los muelles ofrecen distinta ambientación pero idéntico propósito; la otra zona estará dedicada a los encuentros sociales, al comercio y a todo lo que no sea potencialmente violento.

2

Al contrario de lo que parecía en un principio, APB no representa una guerra de bandas a gran escala ni un "a ver quién la monta más gorda". El sistema de bandos y PvP, absolutamente clave en este título, se basa en el clásico --y demasiado poco o mal explotado en los videojuegos, CS aparte-- sistema de policías contra ladrones, aquí Enforcers vs. Criminals. Las misiones giran entorno a eso, desde partidas sueltas instanciadas vía matchmaking (el equivalente a los battlegrounds del WoW) hasta quests en las que uno u otro bando deberá frustrar los planes del otro, sin más instancia que la de la propia zona. Por supuesto, también hay alguna misión más tradicional en la que ir de punto a punto de la ciudad haciendo grafittis o pasando por una serie de checkpoints, pero la verdadera gracia del juego está en el PvP.

Acerca del autor

Gerard Torres

Gerard Torres

Colaborador

Gerard es nuestro experto en juegos de lucha y MMORPGs.