Flappy Bird ha muerto, pero su influencia permanece. Desapareció de la noche a la mañana hace ya más de una semana, pero si buscas "Flappy Bird" en sitios de trabajo en internet hoy mismo obtendrás decenas de resultados.

Ninguno de estos resultados ni listas son oportunidades para trabajar en el Flappy Bird real, por supuesto. En su lugar, hay anuncios de trabajos de empresas y empresarios en busca de dinero rápido con su propia inversión.

Es un hecho de la industria del móvil que cada vez que sale un juego que resulta tener éxito, docenas de clones salen al momento y tampoco se quedan atrás. Es una fiebre del oro para aquellos que pueden programar- o para aquellos que pueden permitirse pagar a un programador- con el fin de conseguir tener el trabajo hecho y la copia sacada al mercado lo más rápido posible.

2
'Crea un Flappy Bird con el nombre de Tappy Bird.'

Sitios como Elance albergan un mercado fructífero para los mercenarios de los juegos para móvil -gente con conocimiento de apps que están preparados para contratar.

Las descripciones de trabajo varían dependiendo de qué parte de la app a desarrollar necesita ayuda - en muchos casos el desarrollador ya tiene una copia del código básico y simplemente quiere relanzar lo con gráficos cambiados, en cuyo caso se puede llamar a un artista para proporcionar rápidamente nuevas imágenes.

"La regla de oro es que tú quieres unos gráficos rediseñados y no un contenido rediseñado. Esa es una gran diferencia. 33 días es mi ventana para ver el retorno del 100%. Si gasto 600 dólares en un rediseño, le doy 33 días para hacer 1.200 dólares".

Carter Thomas, emprendedor de la App Store

"Gráficos como los de Flappy Bird rediseñados (30 imágenes)" se lee en un post típico. El presupuesto es de entre 150 y 250 euros. "Voy a necesitar un diseño de gráficos 2D para mi juego muy similar al conocido Flappy Bird. Lo que necesitas hacer: siete personajes de animales simples en 2D, siete fondos continuos asociados con personajes, siete imágenes de tuberías (si alguna vez has jugado a Flappy Bird entenderás a qué se refiere)".

3
Arriba de la App Store está Splashy Fish, que tiene un Cheep Cheep de Mario.

"Lo imagino todo con un aspecto parecido al del juego Tiny Wings, y eso debería ser tu guía", y la oferta de trabajo añade: "eso es lo que estoy buscando".

Otros desarrolladores conseguirán a alguien que haga casi todo el trabajo para ellos. "Un clon de Flappy Bird con publicidad", se lee en otro anuncio. "Simple: necesito un clon con [marco de desarrollo móvil] PhoneGap para juego "Flappy Bird" e integrar la publicidad dentro del juego. El juego tiene que enviarse lo más pronto posible".

Contratar a alguien para proporcionar tanto el código como los gráficos es más caro, así que el presupuesto es normalmente mayor -en este caso, 500 dólares. A las dos horas de publicar el post, el anuncio ya tenía cinco ofertas de programadores hambrientos para el trabajo.

Todavía no hay ninguna garantía de que una aplicación tenga éxito -incluso cuando se clona un juego de éxito- pero el bajo coste de poner en marcha una app significa que la barrera para entrar es baja. También significa que los desarrolladores pueden inundar la App Store con un sinnúmero de intentos simplemente para ver cuáles se estrellan y cuáles obtienen beneficios.

El empresario de la App Store, Carter Thomas, recientemente vendió su cartera de juegos por 200.000 dólares y escribió una guía rápida de cómo hacerse rico para cualquier persona que quiera beneficiarse con la clonación de juegos. El negocio ha llegado a conocerse como "flipping", y gira en torno a la liberación de juegos basados en franquicias conocidas, o en torno a famosos, para a continuación producir en masa versiones rediseñadas para inundar el mercado.

"Muchas veces tenemos peticiones de clonar los juegos más famosos."

Alexey Kholodenko, desarrollador en smartphones.
4
Los re-skins van de lo obvio a lo ridículo, como en Happy Poo Flap.

Thomas se adelantó por la simple compra de aplicaciones ya hechas de sitios como Apptopia, que albergan el código entero para este tipo de juegos populares. Con una aplicación lista para lanzar al mercado él podría entonces insertar publicidad y empezar a ganar dinero inmediatamente, antes de re-diseñar el juego por un coste mínimo.

"La regla de oro es que tú quieres unos gráficos rediseñados y no un contenido rediseñado. Esa es una gran diferencia". Thomas escribió: "33 días es mi ventana para ver el retorno del 100%. Si gasto 600 dólares en un rediseño, le doy 33 días para hacer 1.200 dólares".

"Lo observaré y actualizaré y haré lo que sea, pero después de 33 días, me olvido del tema. Todo el mundo tiene su propio número, pero tras el primer mes, esos juegos de baja calidad realmente no valen tu tiempo en relación al valor que obtienes centrándote en el próximo juego".

Eurogamer habló con Alexey Kholodenko, un desarrollador para un negocio ucraniano que crea tanto aplicaciones clonadas como nuevos juegos, una práctica que opera bajo nombres de empresas independientes. Crea juegos frescos para móviles bajo la marca CCSoft, pero también se hace cargo de los servicios de subcontratación - trabajos para terceros, incluyendo la clonación de juegos- bajo el nombre CodeIT.

"Separamos el desarrollo de nuestros propios productos y la subcontratación (cuando desarrollamos para un tercero)", explica Kholodenko, añadiendo que cada uno de los equipos de la empresa "tiene su propia estructura, estrategia y filosofía".

Los juegos que se construyen desde cero llevan "de tres a seis meses, a veces incluso más dependiendo de su complejidad y requerimientos" - mucho más tiempo que los rápidos plazos a menudo demandados por los emprendedores de aplicaciones "flappies".

La compañía creadora de clones CodeIT fue una de las desarrolladoras que habían solicitado a través de ELance el crear una app estilo Flappy Bird. En ese tema, Kholodenko defendió el trabajo que su empresa hizo, y dijo que el estudio siempre había intentado añadir "características únicas".

"Muy a menudo nos llegan peticiones para clonar algunos de productos famosos ya existentes", explicaba. "Tenemos un acuerdo con el que es muy arriesgado desarrollar un clon al 100% igual".

"Si tomamos cualquiera de los productos como base, nosotros prestamos mucha atención y esfuerzos a la hora de añadir algunas características únicas al juego, especialmente con una calidad de gráficos excepcional. De este modo nuestros productos difieren de los existentes y atraen e involucran a los usuarios en ellos".

"Sé que muchos desarrolladores están haciendo 100% clones (simplemente cambiando los gráficos) y ganando así dinero con los videojuegos. Hemos construido una gran cantidad de este tipo de juegos durante los últimos años para terceros, e hicieron algunas ganancias con ellos. Pero también construimos juegos con cambios únicos, mejoras y contenidos gráficos que tienen más de un millón de usuarios activos cada día".

Más allá de las aplicaciones "Flappies" y proveedores de código, hay otro cómplice que toma partido en todo esto - los propios titulares de las plataformas. La clonación de aplicaciones no sería posible si Apple o Google simplemente impidiera publicar juegos copiados.

Eurogamer contactó con varios desarrolladores de aplicaciones que habían presentado juegos a Apple para preguntar qué garantías tenían que dar sobre la originalidad de su juego. Las respuestas indicaron que la política de Apple era gris en el mejor de los casos.

"Ahí está el material habitual sobre la propiedad de contenidos que subes en internet", explica una fuente, "pero eso sólo cubre públicamente la estafa de recursos- gráficos, música...- no la funcionalidad de la aplicación o del gameplay".

"Ahí está el material habitual sobre la propiedad de contenidos que subes en internet pero eso sólo cubre públicamente la estafa de recursos- gráficos, música...- no la funcionalidad de la aplicación o del gameplay"

1
Así está ahora el top de la App Store.

"Así que, técnicamente, los clones estarían exentos".

Miras la App Store y los efectos de esta política son claros. Los juegos que actualmente están en el top de juegos gratuitos son Splashy Fish - La aventura de un Flappy Bird minúsculo, Ironpants (un clon de Flapy Bird donde el pájaro protagonista es un superhéroe), Fly Birdie - Flappy Bird Flyer, y City Bird- Flappy Flyer. Y muchos de estos ahora tienen versión de compra para ganar más dinero para el desarrollo, así como la publicidad.

El número de otros clones a través de iOs y Android es casi demasiado alto como para contarlos: lappy Fish, Flappy Wings, Flippy Flappy Bird, Flappy Whale, Flappy Jellyfish, Flappy Octopus, Floppy Bird, y la mezcla de Flappy Bird con Angry Birds, Flappy Angry Bird, por nombrar sólo unos pocos.

Tanto Apple como Google se negaron a comentar nada cuando se les preguntó desde Eurogamer.

En el caso de Flappy Bird es irónico que la decisión de retirar el juego del mercado sea debido a su popularidad y de ahí una agravada demanda por alternativas -un escenario perfecto para clonaciones. Pero aun así, cuando en la práctica se mira hacia un juego clonado en general, no está claro qué cambiará hasta que los titulares de la política de la App Store la redireccionen.

Traducido por Marina Amores.

Acerca del autor

Tom Phillips

Tom Phillips

News Editor

Tom is Eurogamer's news editor. He writes lots of news, some of the puns and all the stealth Destiny articles.