Microsoft ha anunciado la compra a Epic Games de los derechos exclusivos de la franquicia Gears of War.

Además, la compañía de Redmond también ha desvelado que Black Tusk Studios (anteriormente conocida como Microsoft Vancouver) se encargará de desarrollar un nuevo Gears of War para Xbox One, en un proyecto liderado por Rod Fergusson (antiguo director de producción de Epic).

Phil Spencer ha declarado que "todo se reduce a nuestro compromiso con los fans de Xbox. La franquicia Gears of War tiene una gran y apasionada base de fans en Xbox".

"Se han vendido cerca de 22 millones de unidades entre todos los juegos de la saga en todo el mundo, recaudando cerca de 1.000 millones de dólares. Esta franquicia y estos fans forman parte del alma de Xbox. Al comprar esta franquicia Microsoft Studios seguirá ofreciéndoles sus juegos favoritos y experiencias de entretenimiento del universo Gears of War".

Hanno Lemk, el director general de Black Tusk, afirmaba por su parte que la desarrolladora "colaborará con Epic para asegurar que la inclusión de la tecnología Unreal Engine en la franquicia Gears of War sigue siendo consistente con lo que esperan los fans".

Se desconoce la fecha de lanzamiento y otros detalles del nuevo Gears of War para Xbox One, aunque imaginamos que en el E3 sabremos más de él, ya que Microsoft ha prometido información para este mismo año.

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000, en su Twitter (@kr3at0r) o escucharlo en el podcast Ocho sobre Diez.