Nolan Bushnell

El hombre que inventó la industria del videojuego.

Al contrario de lo que mucha gente cree Nolan Bushnell no es el padre de los videojuegos. Este mérito, si se lo podemos atribuir a alguien, debería ser para el inventor alemán Ralph Baer, creador del primer juego en el que más tarde se inspiró PONG y de la primera consola Magnavox Odyssey. De todas maneras, aunque Bushnell no sea el padre propiamente dicho del ocio electrónico sí que es el máximo responsable de dar forma a la industria que sirvió para llevar ese genial invento a casi todas las casas del mundo. Seguramente hoy en día no estaríamos jugando a Uncharted 2, a New Super Mario y a Modern Warfare 2 si a este hombre no se le hubiera encendido la bombilla.

Con la fundación de Atari en 1972 Nolan Bushnell no sólo crea la primera gran empresa del sector sino que refrenda nuevamente aquel pensamiento popular de que con ideas y ambición se puede conseguir cualquier cosa. De hacerse de oro a caer en la bancarrota y de ahí a reinventarse de nuevo, esta es la vida de este ave fenix del videojuego. Un hombre que pasa de tener una de las empresas más potentes del mundo a vendérsela para abrir una cadena de pizzerias, un hombre que aún hoy piensa en cómo darle una vuelta a todo esto de los videojuegos y que ahora mismo se acaba de inventar unos restaurantes, los U-Wink, donde podemos jugar a videojuegos. Pero sobre todo un hombre que, tal como me cuentan los que lo han conocido, se nota que ha vivido la vida. Tanto es así que ya se prepara en Hollywood una película sobre él protagonizada por Leonardo Di Caprio. Ahí es nada.

2

Nolan Bushnell la semana pasada durante su conferencia en FICOD '09.

Recientemente Nolan Bushnell se ha dejado caer por la feria internacional de contenidos digitales de Madrid FICOD '09, donde ha dado su visión sobre el futuro del ocio interactivo y donde nuevamente ha demostrado que vive y piensa a años luz de lo que tenemos hoy en día. Si tenéis curiosidad por conocer cómo podría ser el futuro de los videojuegos os recomendamos encarecidamente que veáis su conferencia a través de este enlace.

Nuevamente, gracias a nuestro amigo Albert Murillo, director del programa de radio sobre cultura y entretenimiento digital Generació Digital de Catalunya Radio, hemos tenido la oportunidad de hablar con Nolan Bushnell y es gracias a él que a continuación os ofrecemos esta entrevista. No es un hombre que conceda entrevistas fácilmente así que imaginaros lo emocionados que estaban tanto Albert Murillo, como los también periodistas especializados Francesc Blasco y S*T*A*R cuando tuvieren cara a cara al hombre que puso en marcha todo este tinglado.

GD/EG: ¿Qué es lo que sientes hoy en día cuando escuchas el nombre de Atari?

Nolan Bushnell: Bueno, ya sabes, Atari es como uno de mis hijos, que se ha graduado, se ha casado y se ha ido de casa. Y que ha pasado un tiempo en la carcel, aunque ya ha salido [risas]. Ahora parece que empieza a hacer cosas y le va mejor. Para mí Atari siempre significó innovación. Siempre quisimos estar a la última, en lo más nuevo, con las cosas más diferentes. Y creo que la Atari de hoy, desde que la vendí, ha perdido de esto, ya no se puede considerar que esté a la última. A veces pienso que me gustaría ver a Atari de nuevo en todo lo alto.

GD/EG: ¿Aún la sientes como si fuera tuya?

Nolan Bushnell: Sí, claro. Yo fui el tío que escogió el logo, el que le puso nombre! [risas] Forma parte de mi corazón, forma parte de mi alma. Y pase lo que pase nunca dejaré de sentirlo.

GD/EG: Conociendo como ha evolucionado la industria del videojuego desde los días de Atari, ¿volverías a vender Atari a Warner si estuvieras en 1976?

Nolan Bushnell: ¡Absolutamente no! ¡Es la cosa más estúpida que he hecho nunca! [Hace que se dispara en la cabeza y ríe]

GD/EG: Una cosa que encuentro curiosa es que los videojuegos y la comida son una constante en tu vida. Empezaste en Atari, que son videojuegos, luego vino Chuck E. Cheese's Pizza, que es comida, y ahora estás combinando ambos conceptos con los U-Wink Bistros, que son comida y videojuegos juntos. ¿Por qué estás tan interesado en juntar comida y videojuegos y qué ha hecho que repitieras la fórmula?

Nolan Bushnell: Siempre he sentido que en lo más profundo de lo que he quería hacer siempre había el hecho de querer hacer una fiesta. ¿Y qué es lo que se da en la mayoría de fiestas? Comida, bebida y diversión. Siempre he sido bueno con los videojuegos, así que si las juntas deberías tener un buen negocio, porque todos queremos ir a una fiesta. Cada vez somos invitados a menos fiestas, y si no estás invitado a una fiesta con esto puedes ir y estar invitado a una fiesta siempre que quieras. ¡Aunque no le caigas bien a nadie! [risas]

GD/EG: Para ti el juego social no está en la casa, sino en un restaurante...

Nolan Bushnell: Sí, no creo que podamos considerar algo social el que puedas sentarte en calzoncillos delante de la pantalla del ordenador, aunque puedas hablar con un millón de personas yo no lo creo. Social es cuando puedes hacer esto [tocar] y puedes invitarle una birra a alguien, y puedes mirar por encima de las mesas y dirigir la mirada a esa mesa con chicas guapas... ¡Eso es social!

GD/EG: Pero ahora, con las webcams en los ordenares...

Nolan Bushnell: Si no puedes acercarte y tocar al otro no es social.

4

GD/EG: Al respecto de los U-Wink Bistro, son muy bonitos, pero quizás tienen un concepto de familia y del entretenimiento social muy norteamericano. ¿Crees que el modelo del U-Wink podría adaptarse al mercado europeo?

Nolan Bushnell: ¡Absolutamente! Entiende que un nuevo concepto no puede convertirse del día a la mañana en un nuevo McDonalds, o BurguerKing, o KFC. Siempre empiezas muy pequeño. Ahora mismo, en una ciudad como Barcelona sólo necesitas que el 0,2% de la gente piense que eso mola y ¡eso ya es negocio! Lo que quieres es que la gente se habitúe a ello. Recordad que le costó casi 20 años a la ATM [NdT: empresa de cajeros automáticos] ser popular. ¡Veinte años es mucho tiempo!, sobre todo para algo que ahora es ubicuo y tan importante para todo el mundo. La realidad de la vida es que no todo el mundo quiere adoptar la tecnología del mismo modo. ¡Yo quiero que el futuro llegué más pronto! Pero esto es lo que pienso yo. Pienso que el mundo no va lo suficientemente rápido, y tal como dijo Alan Kay, si no puedes predecir el futuro invéntatelo. [Risas]

Comentarios (9)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!