Guía The Elder Scrolls V: Skyrim - Conocimiento Antiguo (Segunda Parte)

Di adiós a la Vida Real.

14.1 Guía The Elder Scrolls V: Skyrim - Conocimiento Antiguo (Segunda Parte)

Esta misión es la segunda parte de "Conocimiento Antiguo".

Objetivos

  • Averigua la Ubicación del Pergamino antiguo
  • Recupera el Pergamino antiguo

Una vez dentro sigue adelante y oirás hablar a dos khajiit, puedes espiarlos a través del agujero en la pared. Después llegamos a una habitación en la que hay algunas arañas dwemer, unas están desactivadas pero otras no. Estas arañas son bastante débiles y no deberían causarte problemas en ningún momento. Aprovecha para rellenar tu suministro de gemas. La gran puerta del norte está bloqueada, así que parece que habrá que dar un rodeo.

Ve hacia la izquierda, verás una antorcha en el suelo que puedes coger. Justo después te encontrará con J'darr, uno de los khajiit. Parece que ha matado a su hermano y piensa hacer lo mismo contigo, no se lo permitas.

Ten cuidado con las esferas que encontrarás a continuación, unas bolas que se desplegarán cual Transformer. Por suerte no son muy fuertes, aunque sí muy rápidas. Equipar a tu compañero con un arma de largo alcance o un hechizo resultará tremendamente útil. Ten siempre a punto el escudo para cubrirte y algún hechizo para curarte. Abre las puertas que veas cerradas para llevarte todos los objetos que puedas. Lucharás contra unas cuantas arañas más.

Ve hacia la derecha para llegar al nivel superior, donde debes esquivar unos pistones que se mueven constantemente y que pueden hacerte daño. No es muy complicado y también puedes usarlos a tu favor para acabar con alguna araña. Cuando los mates a todos, sigue adelante para llegar hasta el Animacultorio. Continúa hasta que llegues a una habitación con dos pisos. Si vas por abajo encontrarás el cadáver de Endrast y podrás leer su diario. Después sigue por arriba, verás que el suelo está lleno de aceite. Como habrás adivinado viene que ni pintado para usar tu hechizo de destrucción de fuego.

En la siguiente rampa habrá una trampa que se activará si pisas las baldosas que sobresalen. Camina por los lados para evitarlas y que no te pillen las cuchillas. Sigue adelante, mata a otra araña y avanza por el serpenteante camino hasta llegar al cuerpo de Yag gra-Gortwog. Lo único útil que encontrarás serán unas cuantas flechas y alguna poción. Vigila con la araña enana que se acerca por delante.

Es hora de enfrentarte a los indeseables Falmer, esa especie de elfos con crisis de identidad. Atacan rápido y usan una magia muy potente, además de estar bien defendidos. Es especialmente útil el grito Aliento de Fuego para mantenerlos a raya si vienen todos de vez. Sigue bajando hasta la siguiente zona hasta que encuentres una habitación con un laboratorio de Alquimia, aquí podrás crear las pociones que necesites.

Sigue avanzando y mata a los Falmer que aparezcan hasta que llegeus a la Catedral de Aftland. Sube las escaleras para abrir la entrada y accede.

Pasada la siguiente puerta te enfrentarás a un Centurión Enano, tiene una buena cantidad de salud y sus ataques son muy molestos. Si ves que se pone difícil lo mejor es que uses el Aliento de Fuego y rápidamente te cures antes de que te mate. Cuando vuelvas a tener vida carga y atácale mientras te defiendes con el escudo.

Acaba y te encontrarás con Sila Trebacio y Umana, dos soldados que están discutendo y quieren luchar a muerte, y ahí es donde entras tú. Cuando ambos estén muertos activa el mecanismo en el centro para formar una nueva escalera que te llevará hasta Límite Sombrío. Avanza acabando con los enemigos (intenta eliminarlos uno a uno porque no serán pocos) y llega hasta la Torre de Mzark.

Cuando llegues a la cima pon el Receptáculo del Léxico en su lugar (la columna de la derecha) y luego utiliza el botón de su izquierda una vez, el siguiente cuatro veces y activa los demás cuando el curioso sistema se ponga en marcha. Ahora ya puedes coger el Pergamino antiguo. Sal a Skyrim y vuelve a Alto Hrothgar.

Volver al índice de la guía de The Elder Scrolls V: Skyrim

Comentarios (130)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!